Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Plus
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » 21 días para cambiar la calidad de vida

21 días para cambiar la calidad de vida

Por Carla Daniela Kacic.- ¿Cuántas veces hubiésemos querido silenciar la cabeza al menos un segundo? ¿Nos sentimos “presos” de una mente veloz y sedienta de respuestas? ¿Parece que cuanto más pensamos sobre un asunto, más confundidos quedamos? Ante múltiples situaciones vivimos “preocupados”… terminamos agotados, y muchas veces no lo resolvemos.

Mejor ocuparse. Era una persona que solía decir “NO TENGO TIEMPO” para “esas” cosas. ¡Hay temas más importantes de los que ocuparse antes! Vaya que estaba equivocada… menos de dedicar 1 MINUTO de mi día, ¡cambio mi vida!

EL ACCIONAR DE LA MENTE DETERMINA LA CALIDAD DE VIDA.

Todo aquello que se sostiene y se practica por 21 días o más: constituye un HÁBITO. Queda grabado en el cerebro y luego se procede a su repetición en forma natural, y espontánea.

Claramente cada vez que vamos a abrir la puerta de casa, no pensamos: “ahora busco la llave, la pongo en el picaporte, la giro dos vueltas a la derecha, tomo el picaporte… presiono hacia abajo, etc.” No. De hacerlo tantas veces, la mente generó un hábito y solo da la orden de “abrir la puerta” de un modo más automático, que incluye, todas esas instrucciones en forma implícita.

Esto, que parece un dato menor, es la base para lo que les propongo: 21 días para generar hábitos positivos que nos cambien la vida. Modificarnos la existencia SOLO… cambiando nuestra forma de pensar.

La mente es como un imán, y atrae la misma vibración que emite. Estamos repletos de hábitos, muchos de ellos negativos, que solo atraen más de lo mismo.

El ejercicio consiste concretamente en “comenzar y terminar el día con un pensamiento positivo durante 21 días de corrido” SOLO ESO (RECORDEMOS EL HÁBITO).

No es lo mismo comenzar el día con quejas y malhumor (dispuestos a atraer ya desde temprano una catarata de negatividades) que empezarlo agradeciendo por el maravilloso día que voy a tener, pues estoy seguro que así será y me lo auto-decreto.

Tampoco da igual irme a acostar pensando en cuan malo ha sido mi día, en todo aquello que debo resolver, con miedo a que mañana sea peor, etc… No solo que no descansamos adecuadamente, sino que ¡lo estamos atrayendo! En cambio, si logro al acostarme, agradecer por algo bueno que haya tenido mi día, por más mínimo que sea, estoy exponenciando mis vibraciones positivas desde el agradecimiento. Conectarnos con lo lindo y bello que tuvo nuestro día y agradecerlo, nos garantiza un mañana mejor.

RECORDEMOS: lo positivo atrae lo positivo, igual que la negatividad hace lo propio. Dejemos de pensar en lo que nos “falta”, en lo que queremos y no se dio. ¡Probemos! “Lo que se agradece se multiplica y lo que no, se pierde.” Mejor agradecer lo que tenemos para atraer más cosas positivas que nos ayuden a resolver lo pendiente.

Comencemos y terminemos nuestros días pensando en positivo. Si es agradeciendo, ¡mucho mejor! Hagámoslo por 21 días de corrido. Tras generar el hábito, la mente se acostumbrará a pensar así automáticamente y nos garantizamos atraer vibraciones positivas. Cuesta lo mismo pensar bien que pensar mal, con lo cual… solo nos resta probar cuanto puede cambiar nuestra vida solo con estas pequeñas modificaciones al pensar. La invitación comienza hoy mismo. ¿Quién se suma?

También te puede interesar

Cómo tener poder sobre uno mismo

Por Francisco de Sales.- En mi opinión, lo que leas a continuación lo recibirás mejor ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *