Últimas Noticias
Home » Artículos » A mi manera

A mi manera

Por José Antonio Cordero.- Tras muchas décadas escuchando esta bonita canción de Sinatra, la atención fue esta vez al contenido, y al comprender el mensaje tan bello como honesto, lleno de sinceridad y apertura aprecias que el contenido es aún más bello que la música y la bella voz.

Muchas décadas sin apreciar el contenido que encierra algo bello por fuera, pero que es aún más bello por dentro. Muchas oportunidades perdidas de apreciar un bello mensaje que no es para declararlo como algo sublime, pero resaltamos el hecho de que la falta de apreciación del contenido esencial es un pérdida considerable. Dejarse llevar por la música que mueve el corazón, aumentada por una voz extraordinaria dan como resultado que las emociones se disparan. Después la mente danza y se registran recuerdos que marcarán mucho a la persona.

El punto a destacar en este comentario es ver cómo realizamos nuestra vida y cómo la interpretamos, los movimientos que hacemos a nuestra manera, con el sentido que cada uno se plantea y con el destino que cada uno desea alcanzar. Los errores o los aciertos son parte del libre albedrío y asumir las consecuencias de realizar las acciones a nuestra manera.

El conocimiento es esencial para alcanzar las metas planteadas. Ir a San Sebastián desde Málaga a través de Valencia indica desconocimiento, o ir por Lisboa aún más. Los trazos que nos marcamos en la vida pueden ser directos o retorcidos, la vida que nos trazamos son formas de hacer y en la manera que cada uno tiene. Cuanto más retorcido sea al camino más costará y más sufrimiento llevará.

El conocimiento completo es esencial. Conocer la superficie de las cosas no es suficiente, eso sería dejarnos llevar por los ritmos folklóricos de la vida. Todo tiene una parte material o externa y una interna e invisible, y esta parte invisible se hace visible solamente a través del ojo del conocimiento interno, con la luz interior como son los ojos del corazón. Difícil de entender cuando los ojos que utilizamos son los que tenemos en la cara.

El descubrimiento de la realidad interior es tan bello que la belleza externa queda muy por debajo.

Pasar tantos años bailando al son de la música que otros emiten y nosotros dejándonos llevar por las emociones de los sentidos. Al bailar con una bella pareja las emociones se disparan y la ceguera se apodera de nosotros. Una ceguera bonita que hacemos a nuestra manera. Pero hay más vida de la que estamos disfrutando en cada uno de esos momentos y otros que llegaron y otros que aún quedan por venir. Si todo sigue igual las emociones seguirán dominando y el folklore de la vida seguirá marcando el ritmo. Y la realidad del contenido esencial quedó, queda y quedará sin ser apreciado si no existe un momento para detenerse y apreciar el contenido esencial.

La vida pasa sin ser apreciada en su totalidad, es una auténtica lástima perder tantas oportunidades, porque vamos a un ritmo marcado por otros o por senderos retorcidos. Si un corazón tiene bondad, es honesto y sincero podrá hacer las cosas a su manera, pero las buenas cualidades personales y que busquen un bien personal, familiar y social tienden a encontrar pronto los momentos dulces, aparecerá la señal adecuada por dónde se trafica mejor, y el maestro de los caminos aparecerá.

Ir demasiado rápido por la vida, con la ansiedad de llegar a alguna parte puede hacer que la señal indicadora no sea vista o pase desapercibida, y el maestro de los caminos aguardará sentado tranquilamente hasta que se produzca el cambio de sentido y se pase otra vez por el mismo lugar que no será reconocido por la rapidez y la ansiedad sufrida. El estrés no recuerda o no querrá reconocer aquello que dejó atrás.

El conocimiento nos hará libres, nos libera de ataduras, de baches que se pudieron evitar.

La música de la vida es mucho más bella cuando se escucha desde el silencio del corazón. La vida es mucho más bella cuando se comprende su magnitud, desde el punto más pequeño que lo más diminuto hasta la enorme montaña.

El silencio del corazón está libre de pensamientos, incluso de nociones de ausencia de ruidos. La concentración o ensimismamiento paciente para encontrar el silencio es adentrarnos en otra dimensión que nada tiene que ver con la realidad de apreciar el mundo invisible y los espejismos aparecen, aunque sean bonitos tal como se hicieron a la manera de cada cual. No hay que dejarse engañar ni dejarse llevar por sistemas emocionales porque eso es una letra que está “hecha a su manera”.

La capacidad de llevar la atención al mundo interior no es una habilidad de hacer las cosas a nuestra manera, porque hay mucho folklore mental que nos engaña continuamente. El arte de trascender no está hecho a la manera humana, es el arte de aprender cómo funciona la naturaleza y seguir los pasos adecuados para que la mente tome el ritmo a la manera de la Ley Natural.

Tener maestría en los caminos facilita mucho el sendero de la humanidad. Es mucho el sufrimiento que se evita. La Ley Natural siempre toma el camino más corto, la mente cuando aprende este sendero colapsa en el silencio bellamente y sin darse cuenta comienza a disfrutar de la visión interior.

A mi manera, es el mensaje callado de la Ley Natural. A mi otra manera es el mensaje de la mente tozuda que pasará por delante del cruce y tendrá que volver a hacer el cambio de sentido.

Estar décadas sin apreciar el contenido esencial es una lástima, y peor es estar siglos con nuestra alma haciendo cambios de sentido.

Detenerse un momento para ver dónde está el contenido esencial de la vida es un enorme paso en nuestra evolución.

Sin desesperarse y el momento llegará, sobre todo para aquellos nobles de corazón, seres sencillos y honestos que hacen todo a su manera, que sabiendo disculparse, y tragarse sus errores y no escupiendoa nadie sus propios fallos. Tal magnitud de persona encontrará la ayuda de la naturaleza y aparecerá lo mejor.

El conocimiento y los medios aparecen cuando la apertura es grande. Una vez llegue el momento no hay que perder la oportunidad y seguir esperando a que otros vengan a remolcarnos.

En un momento corto de la vida aparece la eternidad, y en los momentos largos la desesperanza dominará.

Encuentra el momento más corto y verás la intensidad de la belleza y felicidad. Afortunado serás por haber alcanzado la Libertad.

 

También te puede interesar

Tips para no excederse en las fiestas

Por Patricia Gabriela Robiano.- Siendo que en toda fiesta la comida ocupa un lugar protagónico, ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Twitter

Google Plus

YouTube

Google Plus

Follow Me on Pinterest