Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Talleres
Talleres
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » José Antonio Cordero » Amar no es reflexivo

Amar no es reflexivo

AMARPor José Antonio Cordero.- Se usa mucho la expresión “Amate a ti mismo” o “Ahora me quiero, me amo, y antes no lo hacía”. Decía Oscar Wilde que “Amarse a uno mismo es el comienzo de una aventura que dura toda la vida”, y tanto que es una aventura, pero de esas que no tienen fin, porque el sendero de ‘amarse’ es inapropiado.

Deberíamos distinguir bien entre ‘querer’, ‘amar’ o ‘cuidar’. Es muy recomendable cuidarse, pero ‘amarse’ es inadecuado para la naturaleza del amor. Los padres pueden recomendar a los hijos que ‘se amen’, pero como el amor no es impositivo quedaría como deseo o voluntad paternal. Se puede comprar o exigir que te cuiden, o que cuides de alguien, pero no se puede comprar o exigir que te amen.

La voluntad de otros NO estimula el amor, ni siquiera con el tesón propio de amar se descubre la esencia del amor.

Conviene proteger que la luz de la vela no la golpee el viento o la inunde el agua, conviene proteger y cuidar el cuerpo y la mente porque desde allí brota el amor. Podemos hacer que la mecha y la cera sean grandes para que ilumine más, pero una vez encendida dará de acuerdo a su forma. La iluminación de una bombilla depende de su capacidad (watios) y de la fuerza que la nutra (voltios). El amor funciona exactamente igual, la capacidad está en la apertura, y la fuerza dependerá de la conexión con el Ser interior. El Ser es la energía interior que da vida al cuerpo, si el Ser se separa, el cuerpo muere; la tenacidad por querer vivir, poco puede hacer cuando la energía se agota. La tenacidad por amar, poco puede hacer cuando falta conexión con el Ser, por esta razón la intencionalidad de amarse es inapropiada. La conexión con el Ser hace que la luz del amor salga sola, lo primero que inunda es el corazón que ama, lo llena de gozo, y luego brota hacia fuera sin ningún esfuerzo. Amar y amarse son dos vectores diferentes, amar es expandir y amarse en comprimir. La intencionalidad de amarse es un sendero inútil.

Cuidarnos sería como mejorar los watios. Cuidar el cuerpo es fundamental, como cuidar la salud mental: no meterse en continuos líos, engaños y adicciones. Los watios sin voltios no iluminan nada. ¡¡Muchos watios y pocos voltios oscuridad segura!! El funcionamiento de la luz es similar al amor, ¡¡¡mucha estructura física (watios) y poca energía del Ser, oscuridad segura!!!

El Amor no se puede parodiar ni imitar. Los antojos no traen luz. Cuando la luz aparece, ilumina su pequeño espacio y en su cercanía no existe un gramo de oscuridad, pero la naturaleza de la luz es iluminar, dar. La naturaleza del Amor es dar, no es para darse así mismo, eso es ridículo.

Es mejor quitarse de la cabeza el concepto de amarse así mismo, porque ese deseo, sin darnos cuenta, nos hará egocéntricos y narcisistas. Es una vanagloria personal que luego necesitará retroalimentarse de simpatías y seguidores para engordar el ego ‘amoroso’. El deseo de amarse busca la gracia personal hasta en los espejos, juega con el Photoshop, como anhela los vítores y aplausos. El cuenco amoroso se llena con ‘gracias’ y se vacía con las ‘desgracias íntimas’ que representan el vacío interior de la irrealidad.

De amar a amarse uno mismo hay tanta diferencia como de besar a besarse uno mismo, o de abrazar a abrazarse uno mismo. Poner mal la atención y nos saldrá el tiro por la culata.

¿Por qué amar no es reflexivo? ¿Por qué es incorrecto decir que hay que amarse? Porque toda energía que brota desde dentro no se alimenta desde fuera.

La autoestima puede poner flores en uno mismo, llenarnos de pensamientos lindos y floridos, pero el cuenco se vuelca por desequilibrio, y al final vendrán llantos de desolación.

La única energía permanente es la auténtica, carente de florituras mentales. La energía que brota del Ser es puro amor, pura Inteligencia, es una fuerza incontenible.

Aquello que vive dentro, que se desarrolla desde dentro, no puede adornarse ni alimentarse desde fuera. Amarse sería como maquillarse el corazón. El nivel del pensamiento es muy superficial comparado con el nivel donde reside el amor.

“La blanca Palomica al arca con el ramo se ha tornado…” (S. Juan de la Cruz). Blancas y luminosas alas bien extendidas permiten al más pesado cuerpo elevarse por encima de las nubes, más allá de las oscuras tormentas sociales. Crece desde dentro, y desde allí escondido, en lo más profundo de ti, actuarás mejor!!! y “Volarás ligero, como ave que no falta pluma”

La intencionalidad de amar es mental, pero es el corazón el que puede sentir que “El Mundo sea mi Familia”. La mente no llega donde llega el corazón. De buenas intenciones no se vive, hace más falta la Realidad.

Menos pensar, más experiencia del Ser, y el prisma cambia totalmente.

El cuerpo es incapaz de contener o atrapar la cantidad de energía que procede del Ser.

Un abrazo familiar.

9 de abril de 2016
José Antonio Cordero
Director – AGRICULTURA VEDICA MAHARISHI
Profesor Titulado MEDITACIÓN TRASCENDENTAL Universidad MERU, Suiza, 1979

************ CITA CON LOS GRANDES ******************

“El Amor es el significado ultimado de todo lo que nos rodea. No es un simple sentimiento, es la verdad, es la alegría que está en el origen de toda creación.” – Rabindranath Tagore.”

“El verdadero amor es como los espíritus: todos hablan de ellos, pero pocos los han visto.” – François de La Rochefoucauld

“La gente se arregla todos los días el cabello. ¿Por qué no el corazón?”

– Proverbio chino

“La mayor declaración de amor es la que no se hace; el hombre que siente mucho, habla poco.” – Platón

***********************************************

También te puede interesar

Los poderes de la mujer

Por José Antonio Cordero.- La mujer que desaparece en una cultura, realmente es engullida por ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *