Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Talleres
Talleres
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Buscando tu lugar

Buscando tu lugar

mindalia-dudasPor Montserrat Alemany Lamana.- Ocupar tu lugar en este mundo no es tan fácil, aceptar quien eres es muy importante. Cuando definimos quienes somos y para que hemos venido a la tierra todo comienza a fluir, simplemente estamos en el lugar que nos corresponde.

La vida diaria nos absorbe, las prisas, el trabajo, el dinero, los hijos, las parejas, las familias. El tiempo se nos hace corto porque queremos llegar a todo y a todos. Nos exigimos cada vez más, hasta que llega un punto en que nos olvidamos de nosotros mismos.

Casi siempre “queremos” y eso es tan solo un juego de la mente, nuestro ego nos empuja a querer ser, en lugar de simplemente SER. Sentirnos a nosotros mismos, saber escuchar nuestro corazón , nuestra alma y todo nuestro cuerpo, nos ayuda a encontrarnos, a sabernos.

A menudo hacemos trabajos que no nos satisfacen y callamos porque hay que pagar las facturas a fin de mes, también callamos muchas cosas que desearíamos decir a familiares y amigos porque no es “políticamente correcto”. Callamos, nos resignamos, nos enfadamos, pero seguimos haciendo cada día lo mismo, hasta que llega un punto en el que algún resorte salta en nuestro interior y nuestro cuerpo se revela con dolores o enfermedades, aún así seguimos haciendo lo mismo, pensando lo mismo y callando.

Un día alguien nos dice algo o leemos algo en algún lugar que nos hace pensar en quien somos o qué somos, entonces nos paramos por un momento y la respuesta, es que no lo sabemos, hemos olvidado que y quien somos. Nos decimos soy ingeniero, madre, padre, hijo/a, minero, trabajador en una fábrica o cualquier otro adjetivo que defina qué hacemos. ¿ Pero quién somos en realidad?.

La vida fluye y nos va derivando a caminos que no hemos elegido, por lo menos muchas de las veces, pero nos olvidamos de nosotros mismos.

Todo ser humano tiene su lugar y es tan importante como cualquier otro, no estoy hablando de ser el líder de la manada, aunque algunos estén llamados a ello, pero un líder sin nadie más a su alrededor no sirve para nada porque no es necesario.

Si tenemos suerte y el valor de hacer una introspección para saber qué queremos, en realidad nos daremos cuenta de que ese no es el lugar que nos corresponde y entonces nos acechan las dudas, la culpabilidad, los reproches a nosotros mismos.

En realidad no hay que sentirse mal por ser quien eres porque todos tenemos esa luz interior que se manifiesta queramos o no, esa luz que nos muestra nuestro lugar en este mundo.

Somos seres completos y tenemos derecho a manifestarnos tal como somos, los demás nos aceptarán o no según su grado de consciencia o grado evolutivo, ese grado que les permite haber llegado a su propio autoconocimiento.

La verdad, nuestra verdad, la podemos, mejor dicho la debemos, manifestar porque nuestro lugar es único no hay dos seres iguales por lo que cada uno debe ocupar su lugar. Es como un gran rompecabezas donde todo encaja. Si para encajar debes dejar un trabajo, cambiar de residencia, decirle a tu pareja lo que piensas o poner freno a tus hijos en sus demandas, no lo dudes, habla, manifiéstate tal como eres, habla y actúa desde el corazón y no temas porque en cuanto tu pieza ocupe su lugar todas las demás encajarán a la perfección y además de ayudarte a ti misma/o ayudaras a que todos a tu alrededor comprendan también y se resitúen.

En cuanto tu sepas quien eres, y no solo a que te dedicas, cuando comprendas que eres un Ser de luz con los mismos derechos y deberes que todos los demás, porque tú eres lo más valioso en tu vida, fíjate en ti como si fueras un gran diamante con todos los colores en su interior que brillan como un gran arco iris, porque en cuanto te des cuenta, en cuanto sepas que en tu interior existe una alma inmortal llena de amor, que sabe de dónde procede y qué desea realmente. Tu camino se allanará y sabrás que tu lugar es ese y no otro, porque no hay un lugar mejor o peor simplemente es tu lugar.

Tu vida es tuya y has venido aquí a la tierra, para hacer aquello que has elegido en este viaje, no es necesario tener grandes títulos, ni dedicarte a ayudar a nadie, lo primero y mas importante, tu principal tarea, es ocuparte de ti mismo, de llegar a esa alma que clama en tu interior lo que necesita lo que anhela y cuando te conozcas realmente, podrás ayudar a los demás o no, según creas conveniente o esté en tu camino.

Saberse y amarse como es/somos es aceptar que estamos preparados para hacer y sentir todo aquello para lo que nos hemos estado preparando durante todas esas vidas y es maravilloso saber que y quien somos, nuestra luz brilla con más intensidad y atraemos hacia nosotros todo lo que necesitamos sin esfuerzo. Para ocupar nuestro lugar, ese lugar tan valioso y lleno de luz, que es único e irrepetible.

También te puede interesar

¿Qué podría estar indicando tu sobrepeso?

Por Allison Fife.- En el momento que hablamos de sobrepeso, se nos viene a la ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *