Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Plus
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Red de Ayuda
Red de Ayuda
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Cambia tu vida con tu Energía Espiritual

Cambia tu vida con tu Energía Espiritual

Saludos a todos(as) hoy vengo con una breve, pero importante reflexión. Les comparto que en días atrás he recapacitado sobre lo que he hecho en los últimos años. Al parecer no son muchos logros que compartir si lo veo desde un punto de vista de mi estado perfeccionador.

En fin, recuerdo algunas de tantas anécdotas sobre mis aciertos y mis mega fallas (ha ha eso parece muy dramático) las cuales como en todo, son las que más sobreviven en mi mente y en la mente de los demás. Dicen que las malas noticias llegan mucho más rápido que las buenas, y a las buenas acciones pronto se las lleva el viento – sin embargo, las malas perduran.

Es verdad que los responsables de almacenar o desechar esos pensamientos, somos nosotros únicamente. Entonces si esto es así, con la infinidad de ideas que recorren nuestro cerebro diariamente. No me imagino cuántos de ellos serán positivos y viceversa.

El asunto es que, al menos yo les puedo compartir que a menudo en mi pequeña mentecilla, circulan muchos pensamientos que son negativos. Quizá algunos o muchos son del pasado. Miles sobre lo que me depara el futuro y algunos pocos sobre los problemas en temas que no me interesan del todo.

Pues entonces, creo estar consciente de algunos de ellos. Me he percatado que en esos momentos mi mente viaja a distintos puntos, los puedo llamar “Pasado, presente y futuro.

Del pasado aprendí que tengo que valorar mis decisiones del diario vivir. No podemos vivir en el pasado, pues ya no lo podemos cambiar eso es obvio. Pero sabemos que, de esas experiencias, podemos pulir un poco esa piedra en bruto que existe dentro de nosotros y que probablemente en un futuro se convierta en un diamante.

El presente, hermoso regalo que la vida nos da, sé que sonará lago trillado – pero vivamos el presente como si fuese el último instante de nuestra existencia. Anteriormente en mi artículo titulado “La teoría de los ciclos” hablé sobre cómo estos se abren y se cierran. Además de darnos la oportunidad de disfrutarlos y aprender de ellos.

Del futuro mejor ni hablamos, sabemos que tenemos expectativas y sueños. Esos planes que no está demás realizar y alcanzar. Pero siendo honestos, mucho de estos depende de cómo organizamos nuestros pensamientos.

No hablo de una charla de motivación o de un curso de liderazgo. Claro, la motivación es muy importante en el proceso. Todos los que estamos interesados en los temas espirituales y de consciencia – regularmente conocemos algunos principios transformadores de vida. Sin embargo, cuando en ellos no vemos resultados, es muy probable que dejemos de utilizarlos.

Muchos de nosotros hemos aprendido o estudiado sobre las leyes universales, el KYBALION, la ley de atracción o hemos tomado cursos de milagros sin que estos reflejen algún resultado en nuestra vida.

Quizá incomode lo que te voy a decir, pero si las técnicas o rituales que aprendiste en el pasado no funcionan – es simplemente porque no estás seguro de que funcionen. Diría mi madre: ¡No tienes fe!

Y te preguntaras: ¿Entonces qué tengo que hacer para que esto funcione?

Pues primero que nada y antes que todo, deberías conocerte a ti mismo. ¿Cuáles son esas virtudes que tienes? Si bien, sabes de antemano eres una persona que te comprometes y después dejas de hacer las cosas, es necesario imprimir una mayor energía y concentración para lograr concretar tus compromisos.

Si conocemos por ejemplo la ley de la atracción, pero “no creemos” pues entonces no debemos pretender que funcionará. Si no crees en ti y en lo que el Universo (Dios o causa primera) te puede dar, por más cursos que tomes no te ayudarán en lo absoluto.

Y es entonces donde debemos preguntarnos si deseamos que la magia entre en nuestras vidas. Sabemos que este plano se encuentra constituido por energía, somos energía –  nuestros pensamientos son energía. De ello habla la ley de la atracción y vemos como se disipan al universo nuestros pensamientos para atraer lo que deseamos.

Ahora que estamos conscientes de que podemos obtener o crear nuestro mundo a nuestro antojo –  existen algunas recomendaciones que creo, te ayudarán mucho.

En días pasados (hace 60 días aproximadamente) me encontraba un poco desesperado. Tenía algunos proyectos encima y las cosas no me iban como esperaba. Fue entonces durante un compromiso familiar que me paso algo muy extraño.

Asistimos a una plaza comercial, de aquellas que cuentan con infinidad de servicios, desde restaurante hasta librería. Así que mientras llevaba de la mano a mi pequeño sobrino Emilio, pensaba la forma en cómo podría cambiar mi vida.

Durante el juego y demás, Emilio me condujo por uno de los pasillos de la librería, para comenzar, él fue quien me llevó. Creo que la mercadotecnia hizo lo suyo, pero agradezco lo sucedido pues ese día encontré un libro que cambio mi vida.

Cabe aclarar que no lo hago con intención de promocionar o que recibiré alguna remuneración por este artículo. Incluso no haré mención del mismo, me pueden escribir y con gusto les paso el título del libro.

Lo que sí haré es incluir algunas ideas generales de las cuales he puesto en práctica y que he sido testigo de que practicando se puede generar grandes cambios.

  1. No hay nada que temer. Debemos ingresar en nuestra mente esa seguridad de que no existe nada de lo que tengamos que tener y saber que todo puede estar bien.
  2. La vida emana de mí. Debemos estar conscientes de que somos creadores de nuestra propia realidad.
  3. Sin este entrenamiento, la felicidad es mi estado natural. Aceptarnos tal y quien somos – ser felices de nuestro ser.
  4. Dios es un estado del ser, una energía amorosa que fluye a través de mí, que me sostiene y que me rodea de luz.
  5. Mi obligación es crear, no criticar. Enfocarnos en nosotros mismos y no en los demás.
  6. En su mayoría lo que pienso es irrelevante. Tenemos miles de pensamientos diariamente, muchos de ellos no son importantes o no debemos darle la importancia para no darles poder.
  7. No hay ninguna razón para luchar. El universo, causa primera o Dios nos provee de bendiciones. Cuando nos abandonamos al flujo universal, las cosas comienzan a cambiar.
  8. Ya tengo todo lo que pudiera querer o necesitar alguna vez en la vida. Ser agradecidos con lo que ya tenemos.
  9. El universo cuida de mí y constantemente me envía bendiciones, señales y guía.
  10. Lo único que tengo que hacer es lo que me da alegría. Ama lo que haces hoy.
  11. En cualquier momento puedo cambiar lo que creo. Cambia por ejemplo el sentimiento de fracaso por el de éxito.
  12. Mi valía no está en duda. Ten la seguridad de quien eres y lo que vales para ti mismo.

El secreto de estas recomendaciones es que estemos conscientes que podemos cambiar nuestros paradigmas. Por algunos días te recomendaría leer los puntos anteriores.

Cuando estés seguro de que tienes esa fe, o crees en lo que estás haciendo. Haz un pequeño experimento pidiendo al universo, causa primera o Dios, algo que haga falta en tu vida.

¡Lo siento, amigo, pero tengo magia!

¡La poesía me sale por la punta de los dedos! – CHARLIE SHEEN
Juan Recio Martínez
¡Enfoca tus pensamientos con esa seguridad de que ya está hecho!

¡Abracadabra!

¡Gracias por leer!

Twitter: @juanreciomtz

También te puede interesar

¿Crees en los Ángeles?

Por Jorge Bechara.- Los ángeles son seres o espíritus puros creados por el Universo para ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *