Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Plus
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Cómo conseguir nuestros deseos

Cómo conseguir nuestros deseos

Por Adolfo Pérez Agustí.- No todo depende del cristal con que se mira, sino del observador que lleva ese cristal. El cuerpo mental y el cuerpo emocional hablan diferentes idiomas. Pensamos de acuerdo a lo que sentimos. Desarrollar la mente racional para controlar nuestras sensaciones, no es a menudo una habilidad fiable.

Si somos capaces de generarnos una enfermedad solamente por un pensamiento hostil y desacertado ¿por qué no vamos a ser capaces de atraer la fortuna por una serie de pensamientos positivos?

Si constantemente y conscientemente piensa en algo el tiempo suficiente y tiene una verdadera pasión por el tema o el deseo, entonces su mente subconsciente entra en acción con el fin de ayudar a que esto ocurra.

En la Ley de la atracción, se recomienda que utilicemos herramientas como imágenes, sueños lúcidos y la creación de películas de nuestra vida.

Ho’oponopono está más centrado en la gratitud por el momento presente como la mejor herramienta para crear los deseos, aunque reconoce el esfuerzo como impulsor.

La energía cuántica desarrollada en cada pensamiento posee una información que se extiende a todo nuestro entorno y de manera especial hacia los objetos, personas o situaciones que componen ese pensamiento. De este modo, nuestros deseos se convierten en paquetes de energía que viajan en pos de un receptor, justo aquel que tenemos en nuestra mente. Así que lo que llamamos casualidad no es más que la suma de unos acontecimientos anteriores, y nunca una cuestión del azar.

Nuestra vida también está plagada de pequeñas y significativas coincidencias que nos deberían llevar de modo sincronizado a la consecución de una nueva acción, en este caso de suma importancia.

Los hechos trascendentes de nuestra vida solamente son factibles mediante la suma de pequeños detalles, siendo esta la razón por la cual no todas las personas consiguen importantes cambios en su vida. Cuando nuestra existencia se convierte en una rutina, sin nuevos alicientes y estímulos, sin que deseemos un gran cambio o mejora, no hay posibilidad de que nada extraordinario suceda en nuestras vidas. No podemos atraer y ni siquiera formar, lo que no ambicionamos.

No hay seres más predestinados que otros, sino personas que necesitan efectuar grandes logros. Pero el ser humano es una especie única en muchos aspectos, especialmente porque tiene la facultad de alterar su destino al tener libre albedrío para hacerlo. José Ortega y Gasset lo explicó cuando dijo: No somos disparados a la existencia como una bala de fusil cuya trayectoria está absolutamente determinada. Es falso decir que lo que nos determina son las circunstancias. Al contrario, las circunstancias son el dilema ante el cual tenemos que decidirnos. Pero el que decide es nuestro carácter”.

En busca de la realización de nuestros deseos primero elaboramos nuestros pensamientos y posteriormente desarrollamos la intención de llevarlos a cabo, por lo que cualquier cosa que deseemos desencadenará una larga serie de acontecimientos que pueden dar lugar a la consecución del deseo Así que le pedimos que no sueñe por la realización de sus deseos: piense en ellos estando muy despierto.

El futuro siempre se crea en el presente.   Es importante eliminar de nuestro pensamiento los obstáculos que nos parecen insalvables, pues actúan como un pensamiento más y el mecanismo que desencadena los acontecimientos no diferencia entre el deseo y el obstáculo.

Hacer lo correcto nos exige que consideremos los sentimientos de otras personas en lugar de meramente los nuestros. El orden hay que invertirlo: primero el otro, luego yo. Este cambio de perspectiva suele ocasionar que destaquen aún más nuestros propios deseos, pues nutren el conocimiento de la propia conciencia.

IMPORTANTE 

  1. Concretar el deseo.
  2. Cómo influye en los demás.
  3. Cómo lo recibirán los demás.
  4. Para qué se hace.

¿Por qué no se cumplen los deseos inmediatamente?

  1. Los deseos se cumplirán antes si son pocos en número y solamente se harán realidad si la persona se une con la divinidad o con universo –usted pone el nombre-. Y puesto que no estamos solos, la comunicación es posible.
  2. Es muy probable que los deseos varíen en fuerza y en términos de dificultad para conseguirlos. Esto debe ser entendido: los deseos se materializan por nuestro esfuerzo y buen hacer; nadie nos lo traerá a nuestras vidas como si se tratase de un mensajero de correos.
  3. Todos tenemos un espíritu o un ángel que se ocupa de nosotros, pero debemos creer en él para que nos ayude. ¿Cómo podríamos sintonizar una emisora si ni siquiera encendemos la radio?

SINCRONÍA DE LOS ACONTECIMIENTOS

Una vez que hemos especificado nuestro sueño, el destino empezará entonces la serie de acontecimientos que deberán ir sincronizados para que se pueda lograr. En la medida en que esa serie de acontecimientos se vayan dando, así de cercano estará nuestro deseado final. Algunos hechos se repetirán machaconamente, lo que indica que las circunstancias deberán consolidarse para poder seguir adelante.

Es necesario ser ambiciosos y dejar que el destino nos marque nuestra senda por la cual debemos ir. Pero, aunque el destino esté en nuestra contra podemos modificarlo, del mismo modo que el agricultor lucha contra las heladas y las plagas.

No hay que resistirse, pero ello no significa no hacer nada. La pasividad nunca lleva al cambio. Hay que permitir que el destino teja su madeja, que sincronice los acontecimientos en nuestras vidas, estar alerta a todo ello y actuar favoreciendo todo.

Usted debe saber que la felicidad requiere un esfuerzo.

¿POR QUÉ FALLAN LOS DESEOS?

  1. No tener clara la razón de la petición
  2. No establezca conflictos entre sus creencias y lo que quiere. Acepte sus limitaciones y muévase dentro de ellas, no las exagere. A todos nos pueden poner un 10 en alguna faceta de nuestra personalidad.
  3. No se haga la víctima. El problema es que hablando y pensando en penurias o injusticias, lo que está haciendo es una declaración equivocada para el universo. No está demostrando agradecimiento por lo que tiene en su vida. No cambie bruscamente su rutina de vida
  4. Hay que definir cómo vivirá cuando tenga lo que desea
  5. Su foco no debe ser exclusivo. Si usted está centrado en sí mismo, las Leyes universales no trabajarán a su favor. Somos un conjunto de millones de personas, no lo olvide.
  6. No oculte sus deseos a las personas
  7. No espere los resultados demasiado rápido. Recuerde, hay un tiempo para sembrar y un tiempo para cosechar y ambos no se producen al mismo tiempo.
  8. No se obsesione con aquello que necesita y pide. No hay bello amanecer si antes no ha habido una noche tormentosa.
  9. Asuma sus riesgos. América no se hubiera descubierto si alguien no hubiera tenido un pensamiento osado.
  10. En ocasiones, el viaje es más importante que el destino
  11. No limite su ambición de mejora
  12. Estar confuso
  13. Tenga fe

No juegue a la lotería y verá como no le toca nunca

También te puede interesar

Conectar con la naturaleza

Por Gabriel Gil.- Es fácil entender que estamos hechos de lo mismo que los animales, ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *