Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Plus
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Noticias » Cómo empezar a quitar azúcar de tu dieta

Cómo empezar a quitar azúcar de tu dieta

Muchos médicos han llegado a considerar el azúcar como la nueva adicción del siglo XXI, por la facilidad con la que se consume y por los perjuicios que genera. Está en casi todos los alimentos, por eso es recomendable aprender a evitarlo.

El primer paso para empezar a quitar azúcar a tu dieta pasa por mirar muy bien las etiquetas de los alimentos y su aporte nutricional. Solo así sabrás qué productos se ajustan a tu objetivo y cuáles es mejor abandonar.

Tienes que aprender a buscar en las etiquetas, pues no sólo basta con encontrar la palabra «azúcares» en ella. Si los productos contienen jarabes, melaza o sacarosa también estaremos hablando de lo mismo.

Aunque a veces esto no sea del todo cierto, los productos «sin azúcares añadidos» son tus mejores aliados para combatir el exceso de dulce en tu dieta.

Intenta reducir la cantidad de azúcar que utilizas de manera progresiva. Si normalmente le echas dos sobres al café, intenta que sea uno; si te tomas tres galletas, intenta que sean dos. Los cambios drásticos no suelen ser los mejores.

Tomar la cantidad idónea de proteínas y de grasas te ayudará, al menos, a retrasar la liberación de azúcares en la sangre. La dieta en general es importante y no conseguirás tus objetivos si no la adaptas correctamente.

Ten cuidado con los productos «light» y especiales para dieta, pues, al no contener los azúcares que tu cuerpo esperaría, harán que los tomes en mayor medida e incluso ganes algo de peso.

Si lo que quieres es añadir sabor a determinados productos, como por ejemplo al amargo café, lo mejor será que utilices productos más naturales, como extracto de vainilla, canela, cáscaras de cítricos, etc.

Intenta reducir el consumo de refrescos, pues solo una lata puede llegar a contener más azúcar que el recomendado para tu ingesta diaria.

No es cuestión de que dejes de tomar postre siempre. Lo recomendable es que lo hagas solo en circunstancia especiales, para no abusar de él; por ejemplo: pídete un trocito de tarta los fines de semana.

Por último, no desesperes si ves que te resulta complicado. Hay que esperar a que se adapten tus papilas gustativas y, cuando lo hayan hecho, aquellos productos que antes te encantaban te empezarán a parecer empalagosos.

También te puede interesar

Día Internacional contra el Cambio Climático

El pasado 24 de octubre fue el Día Internacional contra el Cambio Climático. Jane Goodall, ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *