Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Plus
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Cómo tener poder sobre uno mismo

Cómo tener poder sobre uno mismo

Por Francisco de Sales.- En mi opinión, lo que leas a continuación lo recibirás mejor si colaboras siguiendo ese juego que hacemos habitualmente de creer que somos diferentes personajes reunidos dentro de un mismo cuerpo.

Ya sabemos que esto es solamente una fórmula que usamos para entendernos mejor. Sólo somos uno. En realidad, somos la más consciente de todas esas partes en que nos dividimos, la que se da cuenta de que existen “las otras”, la que tiene la capacidad de obrar con objetividad y consciencia, la que es capaz de pararse, observar y después reflexionar.

Esa parte a la que me refiero es la que tiene que tomar el mando sobre todas las otras, porque las otras tenderán a dispersarse, a distraerse, a entrar en juegos inútiles, aliarse con el ego o permanecer en el error.

Hay “alguien” –que eres tú mismo realmente- que es quien tiene que decir “¡basta ya!” a los insurgentes y a los boicoteadores interiores, el que tiene que llamar al orden a los que obstaculizan y a los que no colaboran, el que tiene que diseñar y desarrollar un buen Plan de Vida, marcar unas normas que luego ha de vigilar para que sean cumplidas, y ser siempre el director firme y consciente que se da cuenta.

“Darse cuenta” es algo que hay que tener activado siempre. Siempre atento y consciente. El Yo Observador siempre alerta, siempre vigilante.

El auto-control da poder. Controlar los impulsos y reacciones nos va a ser muy útil. Controlar la desgana temporal y los desvíos del proyecto personal es algo muy necesario.

Ese dominio necesario requiere de una firmeza personal y de una voluntad que venza a cualquier desánimo o cualquier chantaje en forma de excusa.

Fortalecer el poder implica tomar el mando férreamente, decidir y ejecutar esas decisiones después, y dejar claro que no se toleran las dispersiones ni las insurrecciones.

Hay que tener un propósito hacia el que encaminarse y no permitir que nada ni nadie lo obstaculicen, que nada ni nadie pretenda manipularnos o imponernos lo que no deseamos. Para estos casos es mejor tener oídos sordos a lo ajeno y una determinación personal que no tambalee.

Las decisiones bien tomadas tienen que ser respetadas, empezando por uno mismo.

Se requiere firmeza para imponer unas condiciones que han de ser respetadas por los otros y por uno mismo. Eso es el poder.

La asertividad es una excelente aliada para estos casos.

La perseverancia es imprescindible.

El deseo se tiene que mantener firme y no tambalear ante las posibles adversidades.

Los problemas forman parte de cualquier proceso y hay que contar con ellos para saber evitarlos o afrontarlos.

La pasión en lo que se desea colaborará para que se lleve a buen término. Hay que apasionarse con lo que se vaya a hacer.

La fe, la autoestima, y el convencimiento en que uno merece lograr lo que se proponga, son aliados necesarios

Pero todo lo anterior son solamente los acompañantes que pueden ayudar a la realización. Por encima y delante de todos ellos están la facultad de decidir libremente, la disposición para sacar adelante el proyecto a cualquier precio y con cualquier esfuerzo, el convencimiento de querer hacerlo –siendo muy conscientes de los beneficios que eso nos va a producir-, y la seguridad en el poder personal de ejercer un control mental sobre las decisiones y los actos.

EN MI VIDA MANDO YO. Esta es una frase categórica, firme, que no deja opción a la no realización y deja claro a los posibles boicots que no son bien recibidos. Integrarla en uno mismo, de forma que sea una afirmación rotunda e incuestionable, ayudará a ir cambiando ese pensamiento inconsciente de que uno siempre depende del destino, del azar, o de los otros, y que no puede imponer con firmeza sus propios deseos.

Es muy interesante conocer la mente, para saber cómo nos puede ayudar y cómo podemos evitar que nos domine. Controlar la mente es interesante porque así descubriremos nuestras propias trampas.

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales

También te puede interesar

Cuando nadie me ve

Por Yashira.- Buenos días/tardes/noches según la hora que estéis leyendo esto. ¿os recuerda algo la ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *