Home » Artículos » Del amor posesivo y dominante al amor consciente y generoso

Del amor posesivo y dominante al amor consciente y generoso

Por Ramiro Calle.- Hay un sufrimiento totalmente inútil y máxime cuando la vida nos enfrenta a situaciones tan difíciles y que engendran tanto dolor. Me refiero al sufrimiento que viene dado por el denominado mal de amores, empeñándose la persona  incluso en estar con quien no quiere estar con ella. Pero debido al ego, a las carencias emocionales , a la incapacidad para aceptar que alguien quiera desasirse de nosotros y a otros factores muy diversos, la mayoría de las persona sufren inmensamente cuando otra que se relacionaba con ella ya no quiere perpetuar la relación y decide desvincularse. Entonces sobreviene la angustia causada por lo que se ha denominado psicoanalíticamente “el objeto amoroso en huida” o el alejamiento del “fetiche erótico”.

Asistiendo tantos practicantes a mi centro de yoga, con frecuencia me encuentro con alumnos que me hacen sus confidencias y me dan a conocer  hasta qué punto se están desgarrando por una ruptura amorosa; entonces me permito hacerles ver:

– Si dejas ahora esta relación que tanto te obsesiona, pero que es causa de sufrimiento, vivirás un infierno, pero un infierno que tiene fin, y de la otra manera será un infierno sin final.

– No te resistas al sufrimiento. Tienes que vivir el duelo tras la ruptura, pero no te compadezcas, no añadas sufrimiento al sufrimiento, no elucubres, no te preguntes obsesivamente por qué ha sido así, acepta conscientemente el hecho y aprende a soltar.

– Practica el amor consciente: si quieres de verdad a una persona, deséale que sea feliz incluso aunque se aparte de ti.

– No alimentes sentimiento de culpa ni culpabilices.

– Si te hiere el seguir tratando a esa persona al  margen de la relación sentimental,  pon durante un tiempo necesario “distancia terapéutica”..

– Reflexiona en que otra persona puede complementarte, pero nunca completarte, que es una labor que te incumbe solo a ti.

– No presiones, no trates de manipular. En todo caso deja claro que si la persona un día quiere retornar la relación y tu estás en disponibilidad, lo sopesareis.  Mientras tanto, halla refugio en ti mismo y medita para aprender a vivir la soledad, pero sin exacerbado sentimiento de soledad.

Algunos requisitos o claves que pueden cooperar en el buen desarrollo de la relación sentimental son:

– Respeta los tres espacios: el tuyo, el suyo y el vuestro.

– No te sientas frustrado ni resentido porque no cumplan tus expectativas, si ni siquiera cada uno de nosotros cumplimos las nuestras propias y menos las de los demás.

– Estate vigilante para evitar reproches, rencor, reyerta de egos, hacer cargos, exigir, manipular aunque sea muy sutilmente, presionar, alegar que el otro te es imprescindible o tu debes serlo, echar en cara o utilizar palabras causticas.

– No imponer que te quieran como tu quieres que te quieran y quieres que te lo demuestren.

– Liberar la relación de celos, afán de posesividad, necesidad de que el otro encaje en el guión que queremos hacerle de su vida o de que sea a nuestra imagen y semejanza; respetar sus inclinaciones, intereses vitales y sueños, que no tienen por qué coincidir con los nuestros.

– Superar carencias emocionales, fisuras o agujeros psíquicos, dependencias o afán de dominio, para encontrarse bien con uno mismo y poder compartir ese bienestar con los demás.

– No dejarse atrapar por el patrón de que nos tienen que atender, comprender, ser más indulgentes o generosos de lo que nosotros estamos siendo, tratando de despertar compasión o de embaucar a la otra persona para que nos atienda en detrimento de ella.

– Aceptar  conscientemente a la otra persona y tomar la opción  madura de seguir con ella o desvincularse, pero sin hacerla  responsable de nuestros problemas, ansiedad o tristeza, soledad o amargura, limitaciones o desencanto.

De cualquier modo, cada relación sentimental es única, pero si uno está interiormente más armonizado, será capaz de relacionarse más fructíferamente.  Y en cualquier caso, nunca vivir a la sombra del miedo en una relación,  porque de éste no puede florecer nada hermoso y una relación debe basarse en el genuino amor  y no en el neurótico sentido del deber.

El amor consciente, que sabe asir y soltar, que desea realmente la dicha de la otra persona, es el verdadero antídoto contra el amor posesivo y dominante; pero es tan poco usual que un antiguo adagio reza. “Los dioses aman conscientemente y el que ama conscientemente se convierte en un dios”. Pero este tipo de amor tan elevado exige un noble aprendizaje, pero por largo y arduo que sea bien merece la pena, porque el verdadero amor quiere decir SIN MUERTE.

Ramiro Calle

www.ramirocalle.com

También te puede interesar

¿Amas lo que haces?

Por Carina Povarchik.- Si te ha tocado como a mí, inmigrar a otro país, lejos ...

Un comentario

  1. Gracias por existir aprendo mucho de usted maestro me sentia muy perdida pero estoy aprendiendo a conocerme gracias maestro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Twitter

Google Plus

YouTube

Google Plus

Follow Me on Pinterest
  • Montañas y cimas... Muy cierto!!!

    Pinned: 26 Jul 2015
  • La vida no se mide por las veces que respiras sino por los momentos que te dejan sin aliento #frases #robertoyelva

    Pinned: 26 Jul 2015
  • Todo lo demás es secundario... Regularmente a lo que dedicamos la mayor parte de nuestro tiempo no es el motivo principal por el que estamos aquí... Te has puesto a pensarlo?

    Pinned: 26 Jul 2015
  • pensamientos positivos - Google Search

    Pinned: 12 Jul 2015
  • Pinned: 9 Jun 2015
  • Pinned: 9 Jun 2015
  • Pinned: 9 Jun 2015
  • Pinned: 9 Jun 2015
  • Pinned: 9 Jun 2015
  • Pinned: 9 Jun 2015