Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Talleres
Talleres
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Despertar nuestra tecnología interna

Despertar nuestra tecnología interna

Por Francisco Menchén Bellón.- Durante la mayor parte del siglo XX, se ha pensado que vivimos encerrados en los patrones fijos de nuestra herencia, pero los nuevos hallazgos cuentan una nueva historia. Las nuevas investigaciones de la epigenética revelan cómo autorregular nuestra expresión genética a voluntad, en función de las elecciones que hacemos con nuestra química, emociones, medio ambiente y nutrición. La ciencia ahora ha demostrado que no dependemos de nuestros genes, sino que podemos modificarlos según nuestro estilo de vida.

Los últimos descubrimientos nos obligan a pensar, sentir y actuar de una forma especial acerca de nosotros mismos y de nuestra relación con el mundo cotidiano. Tenemos que despertar esa tecnología que emana de nuestro propio corazón. Las neuronas del corazón tienen memoria, perciben, aprehenden, recuerdan y responden a la información que le llega del cerebro.

El corazón contiene un sistema nervioso independiente con más de 40.000 neuronas que son responsables de las decisiones que tomamos por intuición. Las emociones del corazón son de dos tipos: cuando la persona es positiva, la frecuencia es armoniosa, de ondas amplias y regulares. Cuando la persona es negativa la frecuencia es desordenada, con ondas incoherentes, y aparece con el miedo, la ira, la desconfianza.

Somos una tecnología “blanda” altamente avanzada y sofisticada que, funciona bajo el sistema operativo de un campo consciente. La vida consciente es verdaderamente un regalo. Cuando vivimos de manera deliberada, armoniosa y creativa, se abre ante nosotros una perspectiva completamente nueva. Nuestra existencia diaria se vuelve más fácil, y podemos comenzar a ver la alegría y la belleza en todo lo que nos rodea. Nuestra vida se transforma y cambia para siempre, es clave para optimizar lo que significa ser humano puro.

Todas las personas llevamos grabado en nuestro ADN la granDIOSidad, origen divino que nos hace únicos. Hay que activar esa información contenida en nuestros genes, que ha sido desfigurada por siglos de miedos y creencias limitantes. Hay que acceder al archivo de todas nuestras experiencias para reconocer capacidades, talentos y dones propios. Cuando reconoces el poder de tu origen puedes transformar tu vida como quieras.

La ciencia es clara. No somos lo que nos han dicho, somos mucho más de lo que imaginamos. A medida que aprehendemos a despertar todo el potencial de nuestra tecnología interna – capacidades biológicas, resiliencia, sistema inmunológico, células madre, intuición y muchas más – descubriremos las facultades extraordinarias que tenemos, así como nuestra capacidad para interactuar con los sistemas naturales de la Tierra.

Nuestra tecnología interior contiene la esencia de lo que está hecha la existencia, una palpitación íntima y constante con el Ser, y una conexión profunda con el Todo. Es un sublime silencio interior, la más alta frecuencia de onda que te hace vibrar, expandiendo cada célula de tu cuerpo en total felicidad, gratitud y dicha. Tenemos que ver la vida a través de estos ingredientes.

Hay que reconocer nuestra capacidad de crear, imaginar e intuir y dejar a un lado la necesidad de competir, juzgar y sufrir. En este caso, experimentaremos la realidad de forma muy diferentes:

  • La Presencia permitirá vivir en el aquí y el ahora.
  • La Sabiduría conectará con nuestro yo superior.
  • El Amor aceptará que todos somos uno.
  • La Compasión posibilitará querer lo mejor para el otro.
  • La Creatividad proporcionará descubrir lo desconocido.

Entonces, comprenderemos la verdad de la existencia misma, la unión con la Naturaleza y el Universo, semejante a una gota en el gran océano. De esta forma, podemos reconocer lo que somos: seres divinos, creativos y poderosos, viviendo una experiencia humana. Nuestro potencial cognitivo, el poder del corazón y nuestra resiliencia nos permite aceptar grandes cambios de manera saludable.

Tenemos que despertar y activar el poder del corazón para fluir y vivir una vida plena, en conexión con el propósito. Este órgano envía información al cerebro a través de diferentes estrategias biológicas de comunicación. La fuerza de la vida está en ese flujo constante, la forma natural de vivir, que está en tu interior, en una fiesta de celebración creativa.

Cuando despertamos esta tecnología “blanda”, ternemos la posibilidad de descubrir la grandeza que hay en nuestro interior, como la armonía en la que vivimos, el amplio flujo de posibilidades y la creatividad inspiradora que nos envuelve. Cuando sientes estos poderes grandiosos, solo fluyes en tu Ser de origen. Ser dueño de tu vida, de tu destino, significa ser capaz de manejar tu tecnología interna, entonces, podrás hacer realidad lo que te propongas. Tu alma se empodera y descubres el Universo que habita en ti.

A pesar de tanta crisis, incertidumbre e inseguridad, nuestro YO INTERIOR todavía vive dentro de nosotros. Si movilizas esta tecnología nueva podemos llegar al yo profundo y verdadero, donde reside todo nuestro potencial. Vivir nuestra propia vida es nuestra mayor expresión creativa. Tú eres la primera persona más importante en tu vida.

Solo eres tú cuando aprehendes a fluir.

Todo fluye cuando te amas.

 

 

También te puede interesar

Amanecer y anochecer, la gran ilusión

Por José Antonio Hoyos Casatañeda.- A nadie se le escapa que el sol sale por ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *