Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Plus
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » El final de la busqueda

El final de la busqueda

Por Tomas Cuirolo.- La gran mayoría de las personas, nos movemos por la vida intentando llegar a un lugar, que no es el que esta sucediendo. Generalmente o nos escapamos, o vamos en busca de algo, pensando que en el momento que tengamos nuestro objetivo, vamos a ser felices.

No importa hacia donde nos dirijamos o que estemos buscando. Es lo mismo intentar conseguir trabajo, pareja, o la iluminación; ya que lo estamos haciendo desde un espacio de necesidad, de carencia, que todavía no resolvimos en nuestro interior.

El ‘yo’ es el que desea poseer la experiencia, la persona o el objeto que se busca. Si se mira mas profundamente en los deseos, atrás de la superficie de estos, se puede encontrar un miedo en cubierto, del cual nos escapábamos y que por eso buscábamos ese deseo.

De esto se trata la ilusión del ‘yo’, del ego, lo que en el hinduismo se llama la maya. En el momento en que nuestro cerebro comienza a percibir todo separado, y nosotros nos identificamos con nuestro cuerpo y los pensamientos que capta nuestra mente, se genera de forma automática el ‘yo’. Obviamente, al ver que estoy rodeado de peligros y dificultades, el miedo se apodera de uno, y todo lo que llega a nuestra cabeza, va a ser para tratar de sobrevivir.

Este intento de supervivencia se traduce en ansiedad, depresión, estrés, frustración, etc. En el fondo, la raíz de todo este sufrimiento, es el miedo que nos impulsa en cada acto, producido por pensar que somos alguien separado al resto del mundo y el universo.

Todo esto hace, que incluso perseguir el nirvana, (que es cuando se vive desde la unidad y no desde la separación) sea para intentar de escaparnos de esa cárcel psicológica, que nos genera la sensación de cansancio, pesadez y preocupación.

Lo paradójico es que la iluminación, el nirvana, siempre estuvo, esta, y va a estarlo, en el lugar en donde cada uno de nosotros esta parado. Lo que nos completa ya esta con nosotros y siempre lo estuvo.

El problema ocurre, cuando el ego intenta llegar a ese estado. El ‘yo’, como esencialmente es miedo, intenta retenerlo todo. De modo que en el supuesto caso de tener una experiencia de «despertar», el ego va a intentar encontrar nuevamente ese estado en el futuro, teniendo como resultado una nueva frustración.

No hay que hacer nada. Solamente hay que quedarse quieto, observar y distinguir lo que es ilusión, maya o como quieran decirle. Va a llegar un momento en el que solo va a quedar un espacio vació. Esa nada es lo que somos y por lo que todo esta impregnado. Esa nada esta viva y solo se encuentra ahora, atrás de quien pensamos que somos.

Tomas Cuirolo

También te puede interesar

Cómo tener poder sobre uno mismo

Por Francisco de Sales.- En mi opinión, lo que leas a continuación lo recibirás mejor ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *