Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Plus
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Noticias » El GPS desactiva regiones cerebrales

El GPS desactiva regiones cerebrales

El uso de un GPS para llegar a un destino «apaga» partes del cerebro que de otra manera serían usadas para simular diferentes rutas, revela una nueva investigación de la UCL.

El estudio, involucró a 24 voluntarios que circulaban por calles de un barrio de Londres en una simulación informática, mientras se sometían a exploraciones cerebrales.

Los investigadores analizaron la actividad generada en el hipocampo, una región del cerebro involucrada en la memoria y la navegación, y la corteza prefrontal que participa en la planificación y la toma de decisiones. También observaron el laberinto de las calles de Londres para entender cómo estas regiones del cerebro reaccionaban ante la confluencia de tantas calles.

Descubrieron que, cuando los voluntarios navegaban sin apoyo del GPS, su hipocampo y la corteza prefrontal tenían picos de actividad en el momento en que accedían a nuevas calles. Esta actividad cerebral fue mayor cuando aumentó el número de opciones a elegir, pero no se detectó actividad cerebral adicional cuando las personas siguieron las instrucciones del GPS.

«Nuestros resultados encajan con modelos en los que el hipocampo simula viajes en futuros caminos posibles, mientras que la corteza prefrontal nos ayuda a planificar cuáles nos llevarán a nuestro destino. Sin embargo, cuando la tecnología que nos dice a dónde ir, estas partes del cerebro simplemente no responden ante la red de calles. En ese sentido, nuestro cerebro ha desconectado su interés por las calles que le rodean», añaden.

Investigaciones anteriores de la UCL han demostrado que el hipocampo de los taxistas londinenses se expande a medida que memorizan las calles y monumentos del centro de Londres. El último estudio sugiere que los conductores que siguen las indicaciones del GPS no activan  su hipocampo, probablemente limitando cualquier aprendizaje de la red de calles de la ciudad.

El equipo también ha analizado las redes de calles de las principales ciudades de todo el mundo para visualizar lo fácil que pueden ser para circular. Con su compleja red de pequeñas calles, Londres parece ser especialmente exigente para el hipocampo. Por el contrario, se requiere mucho menos esfuerzo mental para circular por Manhattan en Nueva York, por su estructura de calles rectas

También te puede interesar

“Espiritualidad y autoayuda” el nuevo congreso de Mindalia.com

Este miércoles, día 25 de noviembre, comienza “ESPIRITUALIDAD Y AUTOAYUDA”, el nuevo congreso de Mindalia.com. ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *