Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Talleres
Talleres
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » José Antonio Cordero » El mirador de la consciencia

El mirador de la consciencia

mirador-conscienciaHay una palabra que desde hace unos años está muy de moda entre aquellos que deseamos humanizar el mundo, y es añadir el término “consciente” a muchas cosas. Por ejemplo, que pases un ‘Feliz fin de semana consciente’ o un ‘nuevo año consciente’.  Son muchas las personas que dicen no entender bien esta expresión y se dice que otras no saben emplearla bien, lo cierto es que estas afirmaciones no implican estados superiores de consciencia. Veamos un poco estas expresiones.

 Desde que nacemos la mente experimenta tres estados diferentes: Vigilia, Dormir y Soñar. En la vigilia somos conscientes de aquello que vemos, al dormir profundamente no somos conscientes del dormir y cuando soñamos se tiene una actividad mental que algunas veces se puede recordar. Son tres estados mentales diferentes y que se corresponden con tres estados fisiológicos diferentes.

 Cuando despertamos y abrimos los ojos se percibe una realidad de la vida y cada uno puede interpretarla a su forma. La cualidad consciente siempre depende del tipo actividad mental que se tenga, una mente alterada puede tener una percepción distorsionada de la realidad. En un estado de ansiedad se puede llegar a tener una visión muy negativa de las cosas. Por eso la realidad es diferente en diferentes estados de la mente. Ser consciente es tan variable como las mareas del mar. El mar tiene estados paralelos a la mente, mucha excitación en la superficie y mucha tranquilidad y orden en la profundidad. No es lo mismo nadar en la superficie que bucear en la profundidad, quien ha experimentado estos dos estadios diferentes conoce realidades diferentes.

 Dicen que usamos un 5% o 10% del potencial mental. Algo así como poder tener una parcela de 100 hectáreas pero solo usamos media. Incluso dentro de esa media hectárea se pueden tener muchas partes llenas de zarzas, de hierbajos, y nada más que una pequeñísima parte cultivada. Es decir, incluso teniendo a nuestro alcance esa media hectárea, resulta que ni siquiera desplegamos esa pequeña parte,  por llevar una vida demasiado enzarzada y llena de pinchos. Eso quiere decir que ni siquiera somos conscientes de esa pequeñita parcela porque estamos más tiempo en la zarza que en la zona cultivable. Pero hay que distinguir una cosa: en una parcelita se puede ser consciente de esa pequeña parte pero no de otra.  El enzarzamiento es obra y gracia del estrés mental, de los traumas, etc. Dentro de una parcelita se podría vivir mejor si no hubiese pinchos dolorosos. El uso del término ‘sé consciente’ sería aplicable únicamente a la parcelita.

 La realidad cambia según la superficie por donde nos movamos. Analizando la sociedad podemos ver que el enzarzamiento existe y se promueve, la zarza busca más zarza para seguir progresando y además trepa, como a los ‘trepas’ les gusta chupar del árbol, como la zarza que trepa por un árbol llega a secarlo completamente. Esa cualidad de ni siquiera saber cultivar lo poquito disponible empobrece cada día. La zarza tiene su particular forma de hacer las cosas, destruye y es autodestructiva, es su oscura realidad.

El mar puede vivir otra realidad diferente y es cuando las olas se aquietan y se zambullen dentro del océano, así no existe diferencia entre la superficie y el fondo, y esa realidad hace ver un mundo superior, porque todo se refleja en ese espejo de la vida, la quietud inmensa refleja la totalidad. Eso es otra realidad muy diferente, eso es ser consciente de la totalidad.

Cuando se dice: ‘alimentación consciente’ a ‘navidad consciente’ no implica un cambio de estado, en todo caso sería como decir ‘ponga más atención en la alimentación o en la navidad’. Una ‘familia consciente’ sería aquella que saca provecho de lo que tiene, pero no de aquello que no dispone. La parcelita es la que es. Se puede ser feliz en la chabola, como infeliz en un chalet. Pero gozar de un Palacio de Paz es una historia absolutamente diferente, la felicidad es tremendamente superior. Estos términos de chabola, chalet o palacio, en lo material cada cosa tiene su coste, pero en lo mental no lo tiene. El potencial mental es un Palacio de Paz, pero se convierte en un trastero cuando estamos por debajo del 5% utilizado. Conformarse con el trabajo y la vivienda es una realidad, no conformarse con tan poco es otra visión muy aceptable, aspirar a más es una tendencia natural de la vida. Cuantas más parcelas tengamos abiertas, más campos de cultivo vamos a tener y eso supone mayor capacidad de gozo y disfrute. Tener todas las parcelas mentales abiertas no implica tener menos tiempo para vivir, es todo lo contrario.

Ser conscientes es disfrutar de aquello que tenemos e implica avanzar hacia la Totalidad. La sencillez ayuda muchísimo a vivir una realidad más consciente y activa los pasos del progreso. La fantasía mental es  irreal, el conflicto mental es una cadena perpetua, y cada una tiene sus llaves si se buscan, porque cualquier ser humano nació para ser libre y disfrutar de salud perfecta. Disfrutar la Totalidad de la vida es  inimaginable para ‘el trepa’ pero tremendamente gozosa cuando se bucea en las profundidades de la vida.

             Un abrazo familiar.

José Antonio Cordero

Director

AGRICULTURA VEDICA MAHARISHI

CITA CON LOS GRANDES

 “A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante”   –   Oscar Wilde.

“Vivir es nacer a cada instante”  –   Erich Fromm

“Si ya sabes lo que tienes que hacer y no lo haces entonces estás peor que antes”   –  Confucio

 * * * * * * * * * *

  ¿Sabías que …?

 La Pasta dental AYURDENT

 Es una pasta no espumosa que está hecha con ingredientes naturales, sin fluoruros ni conservantes. Además de contener la combinación Ayurvédica Triphala, también tiene neem, aceite de clavo y otras 15 plantas con una alta concentración, todas ellas conocidas por sus propiedades para el cuidado dental. La menta y el alcanfor proporcionan un aliento fresco y duradero.

También te puede interesar

Los poderes de la mujer

Por José Antonio Cordero.- La mujer que desaparece en una cultura, realmente es engullida por ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *