Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Plus
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Red de Ayuda
Red de Ayuda
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » El mundo de Nirvan

El mundo de Nirvan

Por José Antnio Cordero.- Habitó un tiempo por la esfera del Nirvana y volvió a la Tierra para lograr su propósito: alcanzar la meta de la perfección humana, el estado de pureza y servir a la voluntad de Creador.

Al pisar el bellísimo planeta Tierra observó que los objetivos de los ya nacidos son distintos al propósito de la creación.
Encontró grandes mansiones y grandísimos núcleos de pobreza y miseria. Y tanto ricos como pobres anhelan salud y felicidad.

Nirvana es la Unidad y las criaturas que de allí vienen desean que como mínimo la vida aquí sea un paraíso, el cielo en la tierra.

La decepción es grande cuando las formas de organizar la vida en vez de integrar desintegran. La sorpresa de Nirvan es que en todos los continentes consideran que el Nirvana-Social es la Democracia, por eso es la palabra más venerada. Se dice que un país democrático es el no-va-más que tiene la excelencia de gobernar. Y Nirvan se ríe, porque es lo contrario al Nirvana, que es Unidad, al ver democracia ve desunión, división y si es antigua más voces disonantes tienen.

En el paraíso del Nirvana la gente no se levanta escuchando a los políticos desde la mañana hasta la noche. La vida está enfocada en disfrutar, en las cosas que nos unen, como son la familia, los amigos y el mundo que pisamos. El lenguaje se dignifica cuando eleva la vida y genera felicidad. El lenguaje es la vibración del corazón, de hecho la cuerdas vocales y tejidos del corazón son similares.

El lenguaje que domina la sociedad es el de la división, basándose en el imperante sentido democrático para decir todo cuanto a uno le viene en gana.

Nirvan que nació de cabeza se pregunta si la mayoría nacieron de nalgas, porque hay que ver la retorcida visión de vida y las formas de vivir tan auto-dañinas que se tienen en este planeta. Pero su corazón entiende que las desgracias que cada uno acarrea vienen por falta de previsión causada por pensamientos impulsivos y agresivos. Sabe que el estrés es el enemigo del corazón y que el lenguaje sin corazón es una pesadilla auténtica.

Si toda la población está continuamente hablando de política es porque llevan una vida vergonzosa. Venir al mundo para esto que vemos es un auténtico despropósito.

Entendemos que hay garrapatas, chinches y mosquitos que vienen a comer de la sangre de otros, pero el enfoque hay que cambiarlo urgentemente porque los días pasan velozmente y la vida también.

Quién se atreve a decir que la autopista que se ha creado y por la que todos avanzan rápidamente no tiene salida al Nirvana sino al Niagara. Quién se atreve a decir que la democracia es un fraude, que es una auténtica lacra, pero como no hay otra autopista, pues nada todos al Niagara.

En el corazón de Nirvan hay personas como el presidente de Canadá, que se ha ganado a su pueblo por su saber y buen corazón. Sabe que hay una docena más de buenos presidentes pero que los partidos anti-presidentes amargan y envenenan al pueblo. El partido que gana intenta hacer y los que han perdido intentan deshacer y desacreditar para ganar en las próximas elecciones.

Parece que no hay forma de conseguir un buen director de orquesta, un buen gobernante que lleve a todos al mejor ritmo y armonía. Hay tanto estrés que tantos partidos creados tantas particiones existen.

El corazón de Nirvan desea que cuando termine su juventud vea un mundo que salta de la cama sin pensar en política, que apenas existan políticos, que no sean necesarias tan leyes y sí más corazón, porque el corazón dicta la conducta real y adecuada que cada uno debe vivir.

Este mundo se enorgullece de sus autopistas, de tantas señales, controles, maravillosos carros, de poder vivir aquí y allí y cuando uno se da cuenta ya está en la caída del Niagara: la gran cascada donde todos cascan.

Qué difícil es hacer ver que sus carriles están mal transitados, tantas líneas diferentes: izquierda, derecha, centro, semi-centro, semi-izquierda y el semi-hecho. Se asegura que lo contrario a democracia es la dictadura y ahí nadie quiere volver.

El Nirvana es la vía de la Unidad, por donde no caben ruedas, tanques ni zapatones, es la fibra ancha que utiliza el corazón y que es capaz de conectarse con cualquiera y en cualquier parte.

La democracia basa su fuerza en el vocerío (balbuceo=Babel). El Nirvana basa su fuerza en el poder organizador que tiene el Silencio. Democracia es cascada asegurada desde su inicio, aunque sus argumentos sean tan bonitos como la mejor autopista, pero por ahí todos cascan.

¿De qué sirven las constituciones? ¿Cuántos han jurado sobre ellas y cuántos la han incumplido? Corrupción, abusos de poder, etc.

La letra no falla, falla la interpretación y cuando el intérprete es muy bueno la letra no hace falta.

Las escrituras son útiles cuando satisfacen, pero las constituciones no-satisfacen a quienes mal-interpretan o ambicionan otras. El imperio de la Ley gana cuando una multitud la sigue, pero ningún imperio fue invencible porque las sociedades que no crecen hacia la Unidad se dispersan.

La democracia es bonita en su concepto pero fallan los intérpretes que para avanzar dividen, y aunque no lo hagan en términos de nación lo hacen dentro de ella. Democracia ya es sinónimo de división.

Cuando hay tanta obcecación en el camino intentar cambiarlo es perder el tiempo. Hasta que no se vislumbre el precipicio la rigidez mental seguirá, así que ahí va el Niagara que también refresca

Los buenos intérpretes tienen el concepto universal en su conciencia, son los que pueden hacer a las naciones Invencibles.

La Constitución del Universo no se verá en libros. Gobierna con un orden perfecto y su punto de encuentro es el Nirvana.

También te puede interesar

¿Crees en los Ángeles?

Por Jorge Bechara.- Los ángeles son seres o espíritus puros creados por el Universo para ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *