Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Talleres
Talleres
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Noticias » El poder de la bondad une a animales y personas por igual

El poder de la bondad une a animales y personas por igual

regalos-cuervos-Gabi-MannNoticias Mindalia.- Podríamos derramar ríos de tinta relatando historias en las que la conexión entre un ser humano y un animal ha traspasado las barreras de lo común y se ha creado un vínculo entre ellos, digno del cuento infantil más bonito, pero el caso de hoy creemos que merece especial mención por sus protagonistas.

Hay animales como los cuervos que por su aspecto y por ciertos relatos literarios, han estado ligados a lo maligno o lo oscuro. Sin embargo, gracias a la historia de la pequeña Gabi Mann, nos han mostrado su lado más entrañable, digno de esa divinidad o simbología espiritual que le asignaban algunas culturas antiguas de Escandinavia, Siberia o Asia del noroeste.

En 2011, esta niña de ocho años jugaba en un parque de Seattle cuando se le cayó un trozo del bocadillo que estaba tomando para merendar. Rápidamente un cuervo se acercó para comérselo, y seguidamente un grupo de ellos para disfrutar del manjar, algo que despertó la curiosidad de la pequeña.

Con la intención de poder observarlos de cerca, Gabi empezó a dejarles un plato con comida en su jardín a diario, desde frutos secos hasta comida para perros. Según pasaba el tiempo, los animales fueron cogiendo confianza hasta el punto de, según parece, sentirse en deuda con ella.

A partir de ese momento, los cuervos correspondieron a la niña con multitud de ‘regalos’ como pendientes, tornillos, tuercas, clips, bombillas pequeñas, piedras brillantes, o cualquier otro objeto que se encontraban y que consideraban que era adecuado para agradecer a Gabi su bello gesto.

Tal ha sido la relación de amistad creada entre los cuervos y la niña, que continua en la actualidad. ‘Con estos detalles me están demostrando cuánto me quieren, dice contenta la pequeña.

De hecho, su madre sabe que todas las tardes tiene que echar merienda doble porque los alados colegas de su hija, la están esperando con nuevos obsequios y con un poquito de hambre.

También te puede interesar

Mejora el estado de salud de la orca Lolita

Después de que su salud diera motivos de preocupación a principios de este mes, el ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *