Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Plus
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » El poder de la palabra

El poder de la palabra

Por Juanma Ferro.- “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el verbo era Dios. Juan I:I

Revelador texto que nos cuenta el evangelista Juan en el Nuevo Testamento. La palabra “Verbo” proviene del termino latino verbum que significa palabra. Por lo tanto el evangelista Juan, nos dice que:

“En el principio existía la palabra, y la palabra estaba con Dios, y la palabra era Dios”

Si nos transportamos al origen de la creación, el libro del Génesis 1:3 nos dice:

Dios dijo: «Que haya luz», y hubo luz.”

Dios no crea la luz sin más, crea la luz utilizando la herramienta más poderosa de todo el universo “LA PALABRA”

¿Pero podemos nosotros utilizar la palabra de una forma creadora? ¿Es la palabra en nosotros una herramienta eficaz que nos permite crear nuestro futuro? ó ¿Simplemente se nos dio como un medio para comunicarnos?

Todas estas cuestiones tienen una sencilla  y obvia respuesta que darían muchas personas; “Nosotros no tenemos el poder de crear, no somos Dios…”

…O sí, si continuamos leyendo el libro del Génesis encontramos la siguiente afirmación en el versículo 27.

Así que Dios creó al ser humano a su imagen y semejanza, creó al varón y a la mujer.”

Estamos creados a imagen y semejanza de Dios y por lo tanto tenemos las capacidades ocultas que nos permiten lograr prodigios que a nuestros ojos llamamos milagros.

La palabra, en todas sus formas, pensada, escrita o pronunciada, alberga un poder inimaginable y nos fue otorgada por el Creador, no lo olvidemos.

Cuando estudiamos un milagro todos tienen un denominador común, en todos encontramos a una persona que ora que pide. “Una persona que utiliza la palabra”

¿Pero por que cuando yo pido no obtengo resultado?

La palabra nos fue otorgada como herramienta y como tal, se nos entrego su “Libro de instrucciones” para saber como utilizarla. Pero esta enseñanza se ha perdido u ocultado de forma premeditada por unos pocos. En todas las religiones, filosofías y antiguas civilizaciones nos dicen lo mismo, que nosotros podemos crear una nueva realidad donde poder cambiar los hechos que nos afligen. Muchas de las tribus americanas practicaban y practican en la actualidad la llamada “Danza de la lluvia” que no es otra cosa que un tipo de rezo, de plegaria. En esta danza aunaban un factor primordial para la ecuación, esa enseñanza olvidada que nos impide utilizar la palabra de una forma creadora, mágica y no es otra cosa que “el sentimiento” la emoción o como otros autores lo llaman, “la vibración”. Al bailar, cantar y al estar todos reunidos enfocados en un único fin, se consigue aumentar nuestra vibración.

¿Pero como tiene que ser esta emoción o vibración? Para conseguir los resultados deseados, tenemos que pronunciar, pedir o imaginar con dicha en el corazón, alegría de ver realizado nuestro sueño o anhelo. Si nos encontramos sumidos en la desesperación, la fatiga o la tristeza, nuestro rezo no llegara al puerto que necesitamos. Por lo que antes de comenzar debemos acallar nuestra alma inquieta y llenarla de alegría y gozo. Cuando uno tiene problemas y lucha por salir de circunstancias dolorosas, es innegable que no podemos estar felices ni contentos, pero es completamente necesario conectar con la fuente que es capaz de cambiar nuestro sufrimiento y la forma de lograrlo es a trabes del “pensamiento positivo”

Y ahora, el último paso de la ecuación.

Nuestro rezo debe de hacerse en presente y en positivo, ¿que quiere decir esto? Si nosotros por ejemplo decimos: “Quiero tener dinero”, (o cualquier otra cosa que necesitemos o queramos). Ese “quiero” lo estoy formulando en el futuro, en un futuro que nunca llegaremos a tocar puesto que nosotros vivimos en el presente.

¿Como utilizar el poder de la palabra?

Resumo a continuación los pasos necesarios con la mayor simpleza posible.

Primero busca un lugar apacible que te encuentres bien, a gusto. Puede ser una iglesia, un parque o jardín, cerca del rumor del agua, por ejemplo una fuente, rió o playa. Ahora viene la parte más importante, relaja tu mente, respira profundo y llenarte de alegría, a continuación puedes comenzar tu oración, rezo o petición con un simple “Gracias” y continuar con aquello que necesites conseguir o cambiar de tu vida, por ejemplo, el dinero.

“Gracias por el dinero que día tras día llega a mí y cada vez es más abundante”

Llénate de felicidad y alegría mientras que dices, piensas o escribes estas palabras e imagina que todo ese dinero que necesitas llega a ti.

Una parte MUY importante es no decir, pensar o escribir aquello de lo que estáis huyendo, por ejemplo:

“Gracias por que ha desaparecido la pobreza de mi casa”

(Esta afirmación esta mal, reafirma lo que no quieres)

Bajo ninguna circunstancia, nombre, pienses o escribas aquello que te causa dolor o malestar, o de lo que quieres escapar o alejarte.

“El universo no entiende el significado del NO

No quiero esto, pues te lo da… no entiende que le has dicho NO. Si por ejemplo estas enfermo, nunca menciones la enfermedad en tus rezos, ni siquiera hables de ella a tus amigos y familiares. Si estos te preguntan, di: “Cada día estoy mejor, me encuentro con mucha salud” “Estoy muy bien gracias” “Hoy me he levantado estupendamente” y si quiere pedir por tu salud o de alguna otra persona, hazlo de la misma forma:

Pensamientos positivos + oración en presente

“Gracias porque estoy lleno de salud y cada día que pasa tengo más salud”

Confío que este texto te va a ayudar en lograr tus metas, gracias por haber leído este texto. Un fuerte abrazo y que el poder de la palabra este contigo.

Con todo mi cariño

Juanma Ferro

 

También te puede interesar

Tu voz

Por Luis Aparicio Hernández Sánchez.- Tu voz es caricia de fuego lento que enciende el ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *