Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Estos dias de reclusión me estan obligando a reflexionar

Estos dias de reclusión me estan obligando a reflexionar

Por Francisco de Sales.- En mi opinión, a cuenta de la reclusión a la que nos vemos forzados se me han despertado unos conflictos interiores serios. Ya estaban ahí, pero los iba aplazando y acallando porque no me resulta agradable enfrentarme seriamente a mí mismo y a las cosas incómodas y fastidiosas que arrastro.

Hago todo lo que puedo por mantener una vida con los mínimos conflictos posibles y procuro mantener a la vista la mejor imagen que tengo de mí. Es mejor que la real.

Esta reclusión obligatoria me está empujando a hacer cosas que no hago habitualmente y, tal vez por eso, parece que algunos asuntos que tenía pendientes de revisar aprovechan para asomarse y ahora me quedo sin el argumento habitual de “no tengo tiempo, lo miraré más adelante”. Tengo la mente desocupada de otros asuntos urgentes, y los que estaban pendientes toman protagonismo.

¿Y con qué me encuentro? con un montón de asuntos pendientes de resolver, con otro montón de cosas necesitadas de una revisión porque no son de mi agrado pero a pesar de ello se mantienen ahí por la costumbre, con goteras en mi vida y desconchones en el corazón, con unas insatisfacciones reales un poco desconsoladas, con una sensación doliente de que no estoy atendiendo a mi vida como quisiera hacerlo, y con unos agujeros grandes en el alma que he tratado de tapar con regalos y con mentiras.

El paisaje es desolador. La verdad no es nada respetuosa y no colabora con los auto-engaños. La realidad, cuando se mira frente a frente, sin maquillaje ni disimulos, a veces es muy dura.

Porque todos arrastramos cosas que sabemos que tenemos que afrontar pero que aplazamos comportándonos irresponsablemente. Esperamos un imposible milagro. No resulta nada agradable remover la mierda y cometemos el error de dedicarnos a olvidar o tapar los asuntos desagradables en vez de dedicar ese mismo tiempo a resolverlos. Porque nadie lo va a hacer por nosotros. Y olvidar –que nunca se llega a olvidar del todo ya que sigue haciendo efecto- no es resolver.

Resolver es afrontar. Ponerse cara a cara frente a los asuntos, mirarlos, desmenuzarlos, comprenderlos, aceptarlos, y resolverlos.

La solución no es ocultarlos ni negarlos ni infravalorarlos. Y esto me lo digo a mí también. Sé que me afectan, sé que mi autoestima se siente lastimada, sé que mi Amor Propio no está contento con mi actitud y he oído a mi dignidad quejarse más de una vez.

Los miedos. Los miedos siempre están presentes cuando se trata de afrontar esas cosas menos placenteras. Miedo a que aparezca algo aún peor de lo que parece ser –tal vez sea mejor no tocarlo, piensa uno-. Miedo a no poder con eso que aparezca y al final quedarse peor al quedar innegablemente a la vista la realidad. Miedo a que la imagen más o menos agradable que uno ha construido de sí mismo se vea afectada y destruida por eso que aparezca.

Esta ocasión excepcional debería aprovecharse. Esta oportunidad de tener tiempo “libre” podría ser una buena ocasión para interiorizar y descubrir, para conocerse mejor y confraternizar consigo mismo. Para resolver asuntos internos pendientes. Para preparar el terreno y poder salir de nuevo a la calle -cuando se pueda- resucitado, renovado; salir mejor que cuando se entró.

Esta parada obligatoria es una buena invitación de la vida para que tasemos correctamente el valor que le damos a cada una de las cosas y a nosotros mismos.

Hazte un favor y aprovecha esta oportunidad.

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales

 

También te puede interesar

Perdonar y perdonarse

Por Ramiro Calle.- Este es un tema muy manido, pero a menudo abordado de una ...

2 comentarios

  1. Maria C Beltrán

    Querida comunidad, cuanto apoyo y cuanto que se guardo en el tintero sale ahora, lo mejor de todo tomar consciencia y a eso ayudan ustedes, gracias, gracias, gracias, espero salir de este aprendizaje siendo un mejor SER.

  2. FULGENCIO GIMÉNEZ PALMA

    Excelente texto que explica de una manera sencilla, asuntos de nuestra vida interior. Analiza en profundidad nuestro mundo psicológico, del que huimose muchas veces por no afrontar la cruda realidad de los hechos. Una invitación para ir hacia nuestro interior sin conceptos, miedos o engaños.
    Para saber realmente quienes somos y hacia donde vamos.
    Un fraternal saludo
    Fulgencio Giménez Palma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *