Home » Artículos » Existir

Existir

Por Alejandra Loya.- El hecho es, que el estar vivo ya es existir, pero en realidad no solo lo es por ese corto tiempo, por ese instante al que le llamamos vida, pues déjame decirte que  existimos desde antes,  desde siempre, porque somos eternos;  te preguntaras, cómo, y porque?, pues porque tu origen es divino, has de saber que eres una manifestación de amor de Dios, y cuán grande es su amor que hoy por hoy estas aquí, con libre albedrio y con todos los recursos visibles e invisibles para hacer de la vida una obra maestra.

Hoy, en este tiempo, en este espacio que es la tierra, con ese cuerpo con el cual te identificas, y con ese nombre que te dieron desde que llegaste a este planeta (plano), tu ser verdadero ya existía desde del principio del tiempo, has sido manifestado aquí y ahora para ser feliz, experimentarte y recordar tu naturaleza de amor y de luz. Si de Amor y de luz y siendo todo en medida perfecta para ti, recuerda que Dios no se equivoca, entonces como no aceptar lo maravillosos y hermosos que somos con el simple hecho de saber que venimos del Todo poderoso?.

Y si soy hermoso, porque no lo veo y no lo percibo?, bueno déjame explicarte que si no lo ves o no lo sientes no significa que no sea así, porque esa es tu naturaleza nada ni nadie te puede despojar de ello, lo que pasa es que no lo recuerdas; tal vez en tu casa o en la escuela,  y en el proceso de tu crecimiento te hicieron ver lo contrario, con adjetivos y enseñanzas erróneas del sistema (la sociedad). Y que pasa? Pues pasa que todo lo que te dicen los mayores cuando eres niño se convierte en ley, sobre todo lo que te digan tus padres o bien las personas que te cuidaron durante tu niñez; para una mente en blanco y en total inocencia como la de un niño se va grabando todo lo que le enseñen sea bueno o sea malo, a medida que vas creciendo todo eso que en un momento no sabias y aprendiste, para ti como adulto seguirá siendo ley y vivirás conforme a su dictadura e influencia.

Antes de seguir me gustaría hacer un paréntesis y explicar un poquito como es que funciona el ser humano, primero que nada tenemos un espíritu que como ya te decía es eterno, no muere, sigue siendo; poseemos un cuerpo que es el que porta nuestro espíritu y como dicen las sagradas escrituras, es nuestro templo, y una mente la cual es parte fundamental de nuestra esencia humana, es con la que razonamos y una excelente herramienta si sabemos utilizarla a nuestro favor; partiendo de esto, podemos describir al Ego como el papel que representamos en esta vida el cual se va desarrollando conforme vamos creciendo, este se alimenta del sistema y sus creencias, ahora bien si colocamos todo esto sobre la mesa podremos decir que estamos luchando contra el Ego día a día, ya que es El, el causante de los problemas existenciales que tenemos como seres humanos porque habitualmente pide más y te esclaviza con ideas y situaciones existentes o bien inexistentes; a través de él podemos percibir la ambición, la envidia, el engaño, la falta de amor, paz, etc., cuándo nos compara con otras personas, y enjuicia nuestra vida. Es por el que a veces no sabemos ni quienes somos y nos identificamos con toda la palabrería que aparece en nuestra mente y es cuando viene el sufrimiento y la decepción; la mayoría de nosotros hemos tenido pensamientos de reproche hacia la vida porque nos ha ido mal, porque estamos atravesando por momentos difíciles o simplemente porque no tenemos el cuerpo que deseamos, la casa de ensueño, o el coche último modelo, a veces entramos en una enorme crisis con nosotros mismos, inclusive pueden presentarse enfermedades como la ansiedad y depresión además de manifestar múltiples padecimientos solo por el hecho de creer la historia que el ego nos cuenta.

Siguiendo con el tema principal de la lectura que es la existencia; continuare diciéndote lo maravilloso que eres como creación divina, si te lo vuelvo a repetir porque es absolutamente verdad, y lo más increíble de todo es que toda creatura creada en el planeta tierra es única; no hay nadie pero nadie igual a ti, así tengas un gemelo, obviamente las similitudes físicas son visiblemente iguales pero no lo son, ósea que no se tiene competencia de ningún tipo como individuo como se cree, nadie podrá poseer el mismo cuerpo, la misma forma de ser, la misma manera de pensar o actuar que tú, y es ahí donde ocurre la magia, hay infinidad de posibilidades de ser «tu«, de vivirte, de aceptarte, de amarte tal y como eres y de experimentarte plenamente, claro que todos por proceder del Creador (Dios) tenemos similitudes como humanidad,  el tener las mismas capacidades, el evolucionar, de crear posibilidades, esa necesidad de amar y de ser amados, por supuesto que nos parecemos, venimos de la misma fuente pero quiero que entiendas que no necesitas mas para ya ser suficiente, para ser amado y merecer todo lo mejor, lo eres por el solo hecho de haber nacido y si tu lo aceptas y te lo propones podrás lograr grandes cosas así como todo lo que vemos en la tv, en las revistas, internet y a lo largo de la historia con tantos héroes, pensadores y científicos, no son de otro mundo, fueron hechos vividos aquí en este mismo planeta que tu pisas, que también tuvieron un cuerpo mortal y necesidades básicas que cubrir, esas mismas posibilidades las tienes tu, lo que pasa es que nos hacemos chiquitos ante las circunstancias que nuestro ego nos describe como imposibles o increíbles, le creemos cada vez que nos dice que no valemos, que somos tontos, mediocres, incluso feos y gordos, que no merecemos cosas buenas, que no nacimos para ser felices y que la vida no es fácil.

La realidad es qué podemos ser lo que queramos ser, solo necesitas: reconocerte con esa luz y potencial que todos llevamos dentro y empezar a vivir la vida que quieres vivir, no te voy a mentir, no es un camino fácil porque como te lo explique, de niños aprendemos a negar nuestra naturaleza y de adultos lo reafirmamos con lo que vivimos y con lo que aparentemente ven nuestros ojos, pero eres mas que lo que tu mente te dice, no eres esas etiquetas que la gente o que tu mismo te has impuesto, libérate, comienza con hacer cambios de conciencia, llénate de fe y de seguridad en Dios, porque El jamás falla, no abandona, y no suelta de la mano a nadie, solo comienza por dejar de castigarte, inicia con un dialogo respetuoso hacia contigo mismo, descubre cada parte de tu ser, conócete, abrázate, y si te caes levántate cuantas veces sea necesario, no permitas que nada te turbe, y existe… pero existe desde la plena conciencia de lo que eres.

También te puede interesar

Para un día de enojo «Reciclarnos es una alternativa de amor»

Por Laura Dissa.- En el trabajo se pueden presentar situaciones que logran sacudirnos a todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Twitter

Google Plus

YouTube

Google Plus

Follow Me on Pinterest