Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Plus
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » La fuente es mejor que la mesa

La fuente es mejor que la mesa

jose-antonio-corderoPor José Antonio Cordero.- Posiblemente el I Día internacional del Yoga fue el más seguido en todo el mundo. Fue una iniciativa del Presidente de India que practica desde hace muchos años yoga y meditación. Modi hizo importante el yoga para el todo el mundo y dijo que el yoga no es realizar ejercicios difíciles, que para eso estaban los circos, es mucho más. Muchas versiones del yoga han crecido por todas partes, sobre sus diferentes versiones y de cómo se enseñan no es ahora de nuestro interés ni responsabilidad. El ejercicio siempre es bueno, el buen médico siempre aconseja realizar ejercicios, sea de yoga o cualquier otro que esté bien guiado y no lesione o extreme desarrollos musculares.

Hay una distinción notable entre el Yoga y otros ejercicios. El principal es cómo se deben realizar y qué debe acompañar a las posturas o asanas.

Maharishi nos aclaró que el Samadhi es el comienzo, no el fin del Yoga. Samadhi es la conciencia pura experimentada al trascender. Desde ese nivel más asentado de la mente surgen los pensamientos más inteligentes, después están los pensamientos que vienen de los torbellinos mentales, el Yoga sirve para apaciguar esos torbellinos. El yoga es para experimentar el estado menos excitado de la consciencia y que se caracteriza por ser el mismo silencio (puro) en dinamismo infinito. Eso es lo primordial, eso es Yoga, que significa ‘unir’ el mundo exterior con el interior, ese es el Samadhi que se alcanza sin necesidad de controlar la mente, ni concentrarla y sin rechazar la actividad mental.

Por hacer un paralelismo, Samadhi sería como estar conectado a Internet para estar conectado con Todo. Con el router nos ponemos en ruta con todo el mundo, se viaja sin viajar, sin movernos del sitio encontramos Todo. Se navega en todas las direcciones y es fuente de una tremenda información. En el Samadhi está concentrada toda la información de la creación, tanto de Uno y como del Todo. Es algo muy simple, sencillo.
El secreto está en saber trascender, que es un sencillo proceso conducido por la dulce guía de la inocencia, pero como esta sencillez se perdió, es imprescindible aprender una técnica como la Meditación Trascendental que hace fácil lo que parece imposible.

Si el mecanismo de trascender ha de ser sencillo, natural e inocente ¿en qué benefician acompañar las asanas con fantasías mentales o imaginar situaciones bellas y amorosas? ¿Para qué hacer dos cosas opuestas? ¿Para qué fantasear con la mente cuando luego debe retomar la inocencia para trascender? Las asanas hechas con sencilla naturalidad benefician al cuerpo y hacen más fácil la eliminación de recientes o arcaicas tensiones acumuladas. Hacer 10 – 15 minutos de asanas antes de la Meditación Trascendental facilitará el proceso de trascender y se lograrán mejores resultados en menor tiempo.
Sin internet no hay conexión con el mundo. Enviar mensajes mentales fuera del Samadhi es como mandar un email sin internet, es un buen gesto, pero se queda en la bandeja de salida y hasta que no haya conexión nada saldrá debidamente. Sin Samadhi no hay conexión, no hay Yoga. Este mismo mensaje lo dio Jesucristo: “primero alcanzad el reino de los cielos (Samadhi) que el resto vendrá por añadidura”

A pesar del evidente despertar social, estamos viendo que una inmensa parte del mundo avanza peligrosamente. Si una pata de la mesa se descuelga puede hacer tumbar todos los manjares que tengamos en ella. Titulares recientes dicen que la bolsa de Shangai cae en picado y el pánico sacude a China, millones de ahorradores tocan hoy la ruina. Japón le sigue los pasos. La mesa mundial se tambalea sin darnos cuenta. Sea por acciones maliciosas o por ‘leches fritas’, sea por avaricia o por ceguera, pero el saco se está rompiendo. Para que no cunda el pánico estas noticias no se destacan, pero están en la actualidad.

A todos los que nos gusta echar el resto para acabar la jornada positivamente, no deberíamos olvidar el primer paso a dar. La ansiedad de poner tantas cosas sobre la mesa y descuidar la base, puede causarnos un shock tremendo y arruinar nuestra economía o salud. La positividad comienza por ‘conectarse’ y no por hablar, pensar o desear. El Samadhi ha de ser lo primero, el resto vendrá por añadidura.

Los costes son insoportables cuando la vida humana está fuera de su sitio. ¿En qué mesa estamos poniendo nuestro futuro? ¿Qué pasará si la tabla se inclina? ¿Tendremos que comer como los perros? No juguemos con nuestras vidas. No estemos pendientes de esos chef de despachos que dicen alimentarnos, porque no saben cocinar ni la salud ni la libertad ya que les falta el guiso del conocimiento completo. ¿Cuántos jefes juraron sus cargos ante la cruz sin saber dónde está el reino de los cielos? Y luego se ríen de que venga por añadidura lo más importante. ¿Qué juran antes Dios si no conocen ni lo más básico?

Los costes aumentan cada día porque no se invierte la forma de vivir.

La vida se desploma de la noche a la mañana, la salud o la economía, da igual, todo aquello que parece sólido puede caer.

¡¡La dependencia no da seguridad, la autosuficiencia sí!!

Coste es tomar aquello que no produces por ti mismo. El endeudamiento viene por insuficiencia en el enriquecimiento interior.

El producto interior “bruto” son los torbellinos mentales, capaces de tornar la pobreza en riqueza y volver a tornar la riqueza en pobreza, esas incertidumbres y estados de riesgos suceden cuando no se reconoce que LA RIQUEZA PERMANENTE ESTÁ EN LA FUENTE Y NO EN LA MESA. Son juegos de palabras, pero menudo juego se está viviendo, ayer el ministro francés de economía alertaba del descalabro total antes de 10 años, si no se actúa rápidamente.

Narramos hoy el abismo que hay entre la sencilla sabiduría del Yoga y la absurda vida que deambula por obstinadas mentes inconscientes, fantasiosas, encadenadas y enfermizas que ignoran el Samadhi.

Este mensaje urgente ha sido enviado por internet para que el navegar personal se realice en cada amanecer y atardecer y no pare ningún día. No lo dejemos para mañana, porque en la trascendencia se encuentra la salida definitiva a todos los problemas.

10 de julio de 2015
JOSE ANTONIO CORDERO
Director
AGRICULTURA VEDICA MAHARISHI

NOTA:
Si deseas aprender a trascender con la sencilla técnica Meditación Trascendental y con un profesor cualificado: escribe a dr.jacordero@gmail.com

También te puede interesar

Sobre la muerte – Una reflexión personal

Por Natalia Silvestrini.- Hace ya mucho tiempo -no sabría decir cuánto- que creo que lo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *