Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Plus
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Gemas y astrología

Gemas y astrología

gemasLa combinación de gemas/minerales junto con la Astrología proporciona herramientas de trabajo para facilitar la actualización de aquellos aspectos personales que generan malestar: angustia, ansiedad, miedo, rechazo, sensación de incapacidad, etc… que ya aparecen marcados como elementos de nuestro carácter desde el nacimiento.

Veamos el por qué de la conveniencia de interactuar con ambas: gemas y Astrología. Por un lado, con la Astrología obtenemos información esencial sobre cómo somos y actuamos. Los planetas situados en determinados signos zodiacales y casas, además de la relación establecida entre ellos (conocida como “aspectos”), en el momento de nuestro nacimiento, van a determinar nuestra esencia y, en consecuencia, nuestras tendencias de acción en el día a día. Tener un conocimiento de la Carta Natal nos permitirá entender nuestras reacciones e inclinaciones. Este conocimiento nos aportará la posibilidad de modificarlo.

Por otro lado, las gemas y minerales por su composición, formas de cristalización y color aportan una frecuencia de vibración que incide sobre el ser humano. El determinar qué tipo de gema/mineral es adecuado para cada persona se alcanza con la unión de ambos conocimientos. Dicho más claro, sabiendo la dificultad de una persona para expresarse en algún área de su vida, podremos “utilizar” una gema/mineral para que incida con frecuencia vibracional y facilite la expresión de aquello que se encontraba obstaculizado.

La relación de las gemas con los cuerpos celestes aparece reflejado en las tradiciones más antiguas y más concretamente en nuestra cultura, en el conocido Lapidario de Alfonso X el Sabio. En este lapidario se establece un vínculo entre las gemas y las estrellas (así, por ejemplo, se dirá que la “turmalina” se corresponde con la estrella “Epsilon Au” en el grado 18º de Géminis”). Buscar una relación entre una gema con algún planeta “dañado” en nuestro tema natal, liberará dicho planeta modificando nuestra tendencia. Veámoslo de otra manera.

Nuestra Carta natal (entendámosla como una fotografía de la situación planetaria en el momento de nacer) viene a ser como una ruta o guía del desarrollo de la vida. En la Carta podemos determinar las fortalezas y también las debilidades. Lo que nos va a resultar sencillo y lo complicado. Lo que nos gusta y lo que rechazamos. Los anhelos, las ilusiones, las esperanzas….. Visto así podemos deducir que estamos abocados al determinismo: sólo podemos actuar conforme al tipo de diseño impreso en el momento de nacer. Estaríamos hablando de un encarcelamiento planificado. Nos veríamos obligados a decir adiós a la libertad y la esperanza.

Con la aplicación astrológica de las gemas, sin embargo, abrimos la puerta a un nuevo camino. La posibilidad de cambiar aquello que nos parecía inviable o imposible. Las gemas van a funcionar como elementos correctores (del mismo modo que un microscopio nos permite ver aquello que a simple vista resulta imposible).

El ser humano es y emite vibración, campos energéticos que hacen que influyamos los unos en los otros viéndonos modificados y alterados: positiva o negativamente. Pensemos en determinadas personas hostiles que son capaces de generar “mal ambiente” y ponernos de “mal humor”. A su vez, las gemas /minerales emiten su vibración que al igual que en el ser humano interactúa. Si acercamos una gema de determinada frecuencia a nuestro cuerpo, su proximidad vibracional incidirá sobre nuestro campo energético, produciéndose una variación en nuestros campos de energía e incidiendo al final no sólo en nuestros comportamientos (sensaciones y formas de pensar) sino incluso en el orden físico.

Bastará establecer conforme a cálculos sencillos las gemas/minerales necesarios a aplicar y conseguir de ese modo:

  • aligerar planetas que estén mal aspectados en la Carta natal
  • liberar planetas en signos interceptados
  • activar casas o signos que no tengan planetas (con nuestra supuesta incapacidad para vivenciar lo que esa casa o signo representa)
  • y un largo etcétera.

En definitiva, la Naturaleza ha facilitado unos elementos maravillosos (las gemas/minerales) para utilizar en nuestro beneficio. Gemas que son el reflejo de las estrellas (“así en el Cielo como en la Tierra”) y que junto al conocimiento astrológico permite al ser humano reactivar todo el potencial que, hasta ahora, estaba adormecido.

Enrique Rodríguez Mirón

También te puede interesar

Sobre la muerte – Una reflexión personal

Por Natalia Silvestrini.- Hace ya mucho tiempo -no sabría decir cuánto- que creo que lo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *