Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Generosidad antídoto contra el apego

Generosidad antídoto contra el apego

Por Pilar.- Ayer Teresa me preguntó si eramos novios- Me espetó Miguel, mientras sentados en un tronco mirábamos a los patos nadar en el lago en medio del bosque- No me gusta que piensen que somos pareja- dijo, volví mi cabeza hacia él, mientras un escalofrío me hizo acomodar mi espalda para no sentir el dolor que me estaba produciendo escuchar esas palabras. Al fin y al cabo tu podrías ser mi madre… Tu madre con 14 años de diferencia? dije yo con una voz sorprendida y quebrada. – si, en algunas países y tribus las niñas tienen hijos a esa edad.

Intuía que mi experiencia en el centro de Meditación Transcendental en Holanda, iba a ser brutal en cuanto a mi conocimiento interior , el cual admito era un gran misterio para la que escribe.. El Universo, la vida, llámalo como prefieras, siempre vuelve con las lecciones pendientes para que al fin podamos liberarnos de ellas . Aquí  llegaron en varias formas. Una de ellas fue “Miguel”, mi amante durante un poco más de dos meses. Miguel me iba a mostrar como funcionaba un ser humano llamado Pilar en las relaciones sentimentales, una de las mayores fuentes de sufrimiento de mi vida. Sólo dependía de mi aprovechar esa nueva oportunidad de conocerme . Por supuesto dije SI AL RETO. 🙂

Cuando conocí a Miguel, me pareció un hombre simplemente hermoso. Nacido en Alemania, ornitólogo ,llevaba en el centro toda su vida. Hablando cuatro idiomas, uno de ellos español y bastante bien- Me pidió que le dedicará un tiempo al día para tener unas lecciones de castellano. Yo estaba encantada de poder hablar con alguien en mi lengua, además Miguel y yo conectamos enseguida era un placer estar juntos.

Y así comenzamos nuestras clases de español. Creamos un ambiente de confianza, respeto e intimidad muy intenso. Éramos inseparables en nuestro tiempo libre. Al poco, nos hicimos amantes y ahí empezaron mis clases de amor, apego y desapego.

ALGUNA VEZ HAS VISTO EN TU PAREJA EL “OBJETO IDEAL” QUE TE VA A DAR EL VALOR QUE POR TI MISMA “NO TIENES” ?. YO SI :).
Miguel tenía 42 años y yo 56, catorce años de diferencia, que me pesaban como una losa.
Mi mente ya había creado una imagen de “ la cosa” digo de Miguel como un hombre bello, fuerte, inteligente y respetado en el centro, cariñoso, tierno, respetuoso, dulce, espiritual ,un poco raro, aunque eso todavía, le daba más valor ante mis ojos. Esa era la imagen que yo había construido de él, la que yo quería, la que me estaba haciendo feliz .
Miguel y yo vivíamos una relación de pareja casi invisible, mayormente en nuestras habitaciones de la residencia. Yo preparaba comida extra para llevarla por la noche y cenar juntos, aunque eso me ocasionaba más trabajo, luego salíamos a dar una vuelta por el bosque, y regresábamos. Pasamos unas pocas semanas disfrutando de nuestra intimidad, conversaciones, cenas, paseos.

Cada vez nos veía más gente juntos y por supuesto empezaron a comentar y preguntarse si había algo entre nosotros.. Esto molestó a Miguel, yo no entendía porque, a mi me gustaba que me relacionaran con él. Un día mientras que paseábamos, nos encontramos con unos compañeros del centro, de repente vi a Miguel que literalmente pego un salto y se alejo unos metros de mi. Esto se repitió en similares ocasiones. Nunca le pregunté por qué hacía eso, creo que me daba miedo escuchar la respuesta.

A las tres semanas más o menos de empezar nuestra relación llegó el día del cumpleaños de Miguel. Yo ilusionada le propuse tomarme ese día libre y hacer algo juntos, a lo que él me miró con poco entusiasmo y dijo, “no, no es necesario, voy a ir a pasarlo con mis padres”. Por la noche podemos vernos. Preparé una tarta para el acontecimiento que compartió con padres y amigos que el quería que estuvieran en la celebración. Yo me fui a trabajar, con una mezcla entre enfado y tristeza. Al fin y al cabo yo había preparado la tarta que ahora se comerían otros. Moví la cabeza, esto no debería ser así me dije, y marché con un nudo en la garganta, el nudo de no decir lo que sentía de no querer preguntar, pero por qué?

¿SI ETIQUETAS A LA PERSONA QUE TIENES ENFRENTE, QUE POSIBILIDADES HAY DE VERLA DE UNA FORMA HOLÍSTICA, DE VER SU ESENCIA?
A partir de ese momento todas las etiquetas que había puesto a Miguel empezaron a caerse, el hacía cosas que no estaban en “ el guión”. Aquí pone que tu cumpleaños lo pasaremos juntos, no lo ves!
No era justo, YO ya no estaba recibiendo lo que merecía, YO, que preparaba comida extra para los dos, YO que le escuchaba como nadie cuando me contaba sus conflictos con otros ornitólogos, YO que recogía toda clase de plumas e incluso hice una colección, porque sabia que a el le iba a gustar tanto que participara de su profesión-hobby. Cómo no podía darse cuenta de lo cojonuda que era y de lo que le convenía estar conmigo. Porque no me lo valoraba? ¿ por qué no me daba de vuelta lo que recibía de mi?

YO QUIERO QUE ME DES TU ATENCIÓN, TU APROBACIÓN, TU TIEMPO, TU PASIÓN, TU IMPORTANCIA , TÚ ERES EL RESPONSABLE DE MI BIENESTAR Y SI YO NO ME SIENTO FELIZ ES POR TI..
Por otro lado yo empecé a cansarme de las charlas sobre pájaros a todas horas, de recoger plumas, de escuchar grabaciones con los cantos.. Al principio era algo nuevo, tenía curiosidad sobre ello y además a Miguel le encantaba que yo mostrara ese interés, nos conectaba mucho. El tema llego al sufrimiento cuando nuestros encuentros sexuales también se espaciaron, Miguel prefería estar trabajando escaneando plumas para un trabajo nuevo, que hacer cualquier otra cosa r juntos.

YO QUIERO QUE TU SEAS LO QUE YO VI EN TI! SI TU CAMBIARAS TODO ESTARÍA BIEN,SERÍAMOS FELICES.
Un día nos fuimos en bicicleta a dar un paseo, llegamos a un lago precioso escondido en un lugar del bosque. Allí nos sentamos en un tronco. Estábamos callados, yo me sentía tan triste, ahí estaba en ese paraíso de arboles, nenúfares y cantos de pájaros como no 🙂 Peroooo mi foco estaba en que aquel hombre no me prestaba ninguna atención, por lo menos la que yo quería, después de todas las cosas que yo hacia por él! Entonces sucedió, el habló en un tono bajito pero firme:
Ayer Teresa me preguntó si eramos novios- Me espetó Miguel, yo seguía mirando al lago – No me gusta que piensen que somos pareja, entonces le mire, al mismo tiempo un escalofrío me hizo acomodar mi espalda para no sentir el dolor que me producía escuchar esas palabras, me da vergüenza , al fin y al cabo tu podrías ser mi madre , continuo, tu madre con 14 años de diferencia? dije yo con una voz entre sorprendida y quebrada. – si, en algunas países y tribus las niñas tienen hijos a esa edad.

Me quedé por unos segundos completamente bloqueada, mis miedos se habían hecho realidad, ahí estaba él mostrándomelos.¿ Te da vergüenza que te vean conmigo? Pregunté y las lágrimas empezaron a brotar en mis ojos, él me miró y extendió una mano hacía mi pelo que yo rechacé con rabia, y ahí salió todo lo que no había dicho en dos meses y medio y me quemaba en la garganta. Reproches, acusaciones, ( apego e ira van juntos) le solté todo lo que me había aburrido escuchándole , ¿ cómo crees que vas a tener una novia si eres un tío tan soso, todo el santo día hablando de pájaros?, eres un monotema, yo lloraba, él me miraba compungido. Me tapé la cara con las manos y estuve así unos segundos, note la mano de Miguel en mi cabeza y su palabras sonaron, “ perdoname me dijo, yo creía que te gustaba hablar de pájaros”,

Ay Dios! Pues no me gusta! Dije yo, lo estaba fingiendo para que me dieras tu atención! Qué dolor sentí cuando me escuché a mi misma decir eso. Le miré a los ojos y me pregunté en silencio ¿ En qué momento, cuándo me he distraído tanto en está relación que he llegado a esto?. La respuesta vendría unos días más tarde. Ahí dejé a Miguel en el lago sentado, cogí mi bicicleta y llorando recorrí los 13km hasta la residencia en Sint Odilienberg.

GRANDES EXPECTATIVAS + BAJOS ESTÁNDARES = SUFRIMIENTO SEGURO
Un gran dolor de espalda y los llantos me acompañaron durante varios días, en los cuales no pare de ver vídeos sobre crecimiento personal, charlas de gurus que enseñan a vivir en el presente, de coaching…
Recordé cuando Miguel y yo nos conocimos, cuando hablábamos con total honestidad, y no esperaba nada de él. Entonces solo quería que Miguel floreciera, que fuera feliz, quería su bienestar personal y profesional. Algo brotaba de mi interior que me hacía sentir plena, me expandía y me llenaba de gozo sólo porque si.

Interiorizando en silencio, al fin pude ser honesta conmigo y dejar de culpar a Miguel, a Ricardo, a Kenny y varios más porque no me dieron, porque no hicieron… Me di cuenta de que el amor surge de nuestro corazón ,es un estado mental donde estamos enfocados en otra persona, en su bienestar y felicidad, nosotros lo producimos desde dentro , no es producto de algo exterior.

Miguel fue la “pieza” que me mostró como había funcionado en pareja toda mi vida, lo que estaba buscando, que era validación, aceptación, importancia, una necesidad enorme de que me lo mostrarán cada cinco minutos, nuca era suficiente.

El apego es algo agotador, UNA EMOCIÓN QUE NOS ABRUMA Y SUPERA es algo insaciable, siempre quieres que te den mas, si logramos tener esta persona, satisfacemos este deseo , pero inmediatamente surge miedo a perderle – No hay PAZ.

SI TIENES DUDA DE TU VALOR NINGUNA VALIDACIÓN, Y ACEPTACIÓN EXTERNA PODRÁ LLENAR ESE VACÍO INTERIOR.¿ QUE FORMA TIENE TU VACÍO ? DE ROPA, DE UN COCHE, NUEVO MÓVIL, NUEVO NOVIO, ?

También te puede interesar

Diversidad y valores: una mirada desde la infancia

Por Susana Merino Lorente.- Es fundamental inculcar grandes valores desde la infancia (justicia, libertad y ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *