Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Plus
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » ¿Haces cosas que sabes que te hacen daño?

¿Haces cosas que sabes que te hacen daño?

Por Nuria Velasco.- A veces nos pasa que hacemos cosas que no queremos hacer, que no podemos evitar hacer o que nos gustaría no seguir haciendo. Hábitos que nos hacen sentir mal, pensamientos que no nos gusta tener, conductas que nos hacen daño, etc. ¿Cómo puede ser que nuestro enemigo seamos nosotros mismos? ¿Qué nos impulsa a hacia el lado contrario al que queremos ir?

La respuesta es los automatismos que hemos instalado en nuestro sistema. Piensa en un ordenador con un sistema operativo al que empezamos a meter programas: un procesador de texto, un juego, un programa de diseño… lo que quieras. El ordenador ejecuta los programas que tiene, no los que no tiene instalados. Nuestro cerebro funciona igual, no puede hacer algo distinto a lo que has grabado en él. Seguramente eso que no te gusta hacer pero haces, llevas haciéndolo mucho tiempo. Hay un camino neuronal físico en tu cerebro, cuesta horrores salirse de él. Y más si no hay ninguna otra posibilidad, ningún otro camino que seguir.

Así que para hacer algo diferente, hay que instalar nuevas rutinas, nuevos programas, nuevas acciones, nuevos pensamientos, nuevas decisiones…. No puedes hacer lo mismo de siempre esperando resultados diferentes. Tampoco funciona lo de “la semana que viene empiezo”, porque nunca se empieza, ¿verdad? Si no hemos hecho algo hoy que nos haga diferentes, la persona de la semana que viene será la misma que hoy ha postergado, con lo que volverá a postergar, no tendrá otra opción.

Date cuenta de qué decisiones mantienes activas en tu vida y qué haces cada día para sostenerlas. Si quieres dejar de fumar y estás ahora fumando, es que sigues decidiendo fumar. Si quieres adelgazar y no cambias la dieta o no haces ejercicio, es que sigues decidiendo no adelgazar. Cuando no sabes qué decisión estás manteniendo, fíjate en tus acciones. Ellas te dirán a qué estás siendo fiel. Al margen de lo que quieras que pase en tu vida, tus acciones están diciendo lo que estás decidiendo en realidad.

Haz una lista de las cosas que no te gusta hacer pero haces, las que te gustaría hacer y no haces, las que te gustaría cambiar…. Ahora date cuenta de qué haces habitualmente para mantener ese hábito y piensa en una cosa que podrías hacer diferente a partir de ahora. Empieza por lo que puedas hacer nuevo fácilmente. Una sola cosa. Seguro que hay algo que hoy puedas hacer para generar un nuevo camino en tu cerebro. Algo que suponga una diferencia, algo que apunte a otra decisión, que te lleve dentro de un tiempo a haber conseguido lo que querías. También sé consciente de todas las demás cosas que haces que no te gustan o te hacen daño. Sobre todo sé consciente de quién las hace, de a quién están haciendo daño, de a quién perjudican, de a quién están alejando de donde le gustaría estar…. Sé consciente de la energía que gastas cada día en culparte, sentirte mal o castigarte. Sé consciente de cómo te sientes y qué cosas te dices a ti mismo. Y ahora sé consciente de que el esfuerzo que puedes hacer en hacerlo diferente es posible que sea menor, porque te vas a sentir mejor inmediatamente. Desgasta más sentirse mal con uno mismo constantemente.

Según vayas introduciendo nuevas rutinas, te será más fácil hacer más cambios o cambios mayores. Cuanto más uses las nuevas, más profundo será el camino neuronal que estás creando y más fácil seguir haciéndolo. Cuanto más hagas lo que quieres hacer, más lo vas a hacer, ¿lo ves?

¿Qué hábitos estás repitiendo cada día que mantienen una decisión que no te hace feliz?

¿Qué nuevos hábitos tendrías que instalar para hacerlo diferente?

Tú ya sabes qué quieres para tu vida. Empieza con algo fácil y ¡hazlo!.

Nuria Velasco

www.tulibrodelavida.com

 

 

 

También te puede interesar

El arte de perder

Por Magnolia Fabre.- El arte de perder nos cuesta tanto. Muchas de las cosas que ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *