Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Talleres
Talleres
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Hacia el buen estrés

Hacia el buen estrés

Por Nuria Velasco.- Como siempre, te invito a reflexionar sobre conceptos conocidos, para revisarlos y que no sean ideas prestadas.

El estrés según El Consejo General de la Psicología de España es “el proceso que se pone en marcha cuando una persona percibe una situación o acontecimiento como amenazante o desbordante de sus recursos.

Es cierto que lo que cada uno siente como “amenazante” es muy personal. Un trabajo rutinario puede ser muy estresante para algunas personas pero otras pueden verlo de manera opuesta. La situación en realidad no es la que determina el nivel de estrés que causa, sino que depende de la percepción de quien la vive. Y las percepciones no son universales, cada uno tiene un mapa mental diferente del mismo territorio, como se dice en PNL.

El problema radica por lo tanto, no en la “amenaza” sino en creernos escasos de recursos y que las demandas son superiores a nuestras capacidades para afrontarlo. Eso se llama distrés y es el estrés negativo. Pero existe uno positivo: el eustrés. El estrés puede representar una oportunidad para poner en marcha recursos y salir fortalecido de la experiencia. Y todo por hacer un cambio de enfoque. Verás, cuando estés en una situación que empiezas a percibir como estresora, seguramente notarás cambios físicos: el corazón empieza a latir más deprisa, la respiración se hace más rápida, etc. ¿Si? Pero ¿sabías que lo que en realidad te puede hundir es lo que piensas sobre lo que te está pasando, no las señales físicas? Es fascinante, porque según algunos estudios, lo que realmente te puede matar es lo que piensas sobre el estrés y no el estrés mismo. ¿No es increíble? Te invito a que veas esta Charla TED de la psicóloga Kelly McGonigal para que puedas profundizar sobre este punto.

Realmente es un cambio radical de visión sobre la reacción de nuestro cuerpo ante una situación de presión.

La próxima vez que una situación te provoque esas señales físicas, en vez de preocuparte y ponerte más nervioso por lo que tu cuerpo está haciendo, ¡agradéceselo! Te está llevando más aire al cerebro para que puedas pensar mejor, tu corazón está más activo para llevarte a la acción, tu cuerpo te está preparando para que puedas superar el desafío, llenándote de energía y recursos. Lo que opines sobre lo que te está pasando, no sólo cambia tu respuesta física, sino que te coloca en una posición de fortaleza o fracaso y esa es la clave del resultado.

El eustrés nos ayuda a enfrentarnos a los problemas, nos pone en alerta, nos hace creativos y productivos, no daña nuestra salud y refuerza nuestra autoestima.

Es importante que si ya te sientes estresado o sabes que sostienes un estado de estrés continuado, que seas honesto con la situación, la reconozcas, busques las vías de canalizarlo y ayuda especializada. Seguro que crees que puedes seguir mucho tiempo bajo presión y seguramente así sea, pero tu cuerpo no. El deporte, el descanso, el Yoga, pasear, hablar sobre ello, la meditación, etc., pueden ayudarte pero es importante que identifiques el origen, que aceptes lo que no puedes cambiar, que cambies lo que sí puedes cambiar y que empieces a pensar en positivo con respecto a tu estrés para convertirlo en eustrés.

Sé consciente de que todo tu cuerpo te puede ayudar para que puedas superar la situación. Piénsate bien.

¿Qué situaciones te estresan?
¿Qué piensas sobre ti en esas situaciones?
¿Cuánto te preocupa tu estrés?
¿En qué te ayuda?
¿Cómo lo estás aprovechando?
Tu estrés ¿te conecta a tus recursos o te anula?
¿Qué pensamientos te ayudarán a convertirlo en eustrés la próxima vez que lo sientas?

Nuria Velasco

www.tulibrodelavida.com

 

 

También te puede interesar

¿Qué podría estar indicando tu sobrepeso?

Por Allison Fife.- En el momento que hablamos de sobrepeso, se nos viene a la ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *