Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Plus
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Apps
Apps
Mindalia Red de Ayuda
Red de Ayuda
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Noticias » Historia de una pequeña nota escrita…

Historia de una pequeña nota escrita…

Para comenzar este año, os voy a contar una historia que comienza con una nota escrita. Esta misma que podéis ver en la imagen y que nos fue dejada en el cristal del auto de trabajo de Mindaliatelevisión.com, reconocible porque tiene dibujado en la chapa nuestro nombre.

Algún desconocido o desconocida quiso que supiéramos, una vez más, que todos estamos aquí por algo importante. Más allá de las estadísticas y de las audiencias de cualquier medio de comunicación, como Mindalia Televisión, están las personas, como la que  escribió esta pequeña nota de agradecimiento. Este es el verdadero tesoro de Mindalia: cada una de las personas que están recorriendo su camino más conscientemente, para beneficio de sí mismos y de todo el mundo.

Más allá de los países, de las fronteras, de las razas o creencias, nuestros mensajes se dirigen a millones de personas unidas en el camino del amor a la humanidad. Por eso, en 2020, que seguramente será un año exigente, en Mindalia.com deseamos que no dejéis de miraros y que os améis como sois, pero sin quedaros ahí, para que sigamos evolucionando en todos los sentidos de manera viva y apasionada.

Que en 2020 tengamos el suficiente amor propio para afrontar las batallas y la serenidad para saber que todo pasa, todo cambia y todo llega. Sólo es cuestión de persistir y no desfallecer, esperar y no perder el enfoque. Que no nos permitamos los «no puedo» y que elijamos mejor los “quiero”. Que escuchemos nuestra verdad, pero también la de los demás y que les dejemos decirla con libertad.

Que nos expongamos a lo que tememos, porque es la única manera de vencer el miedo y perdonar el de los demás. Que aprendamos a amar incondicionalmente y no sólo a soportar las imperfecciones del otro, porque donde hay luz, también hay sombra. Que no nos condenemos por equivocarnos, pero que no seamos conformistas tampoco. Que crezcamos juntos hasta donde y cuando queramos y que podamos crear nuestro mundo en común, un mundo sin quejas y sin rencores.

La felicidad no es una meta, sino una práctica diaria y un camino. Este camino que muchos hemos decidido crear juntos con pequeñas y grandes historias, como la de esta nota escrita en un papel y que nos invita a todos a seguir dando cada día PAZ y AMOR para el camino.

También te puede interesar

Durante el confinamiento humano, la naturaleza se abre paso.

El guepardo del Sahara (de pelo corto y casi blanco, con pocas manchas en la ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *