Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Plus
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Karma-Yoga o el Yoga de la acción consciente

Karma-Yoga o el Yoga de la acción consciente

Por Ramiro Calle.- Karma es un término que significa acción y el Karma-yoga es, por tanto, el yoga de la acción o la modalidad yóguica que se sirve de la acción como medio para la autorrealización y la evolución consciente.

Ninguna persona puede dejar de actuar, pero hay muchos modos de hacerlo y la actitud tiene una importancia enorme. Puede ser un acción egocéntrica y egoísta, o una acción más desinteresada y que no retroalimente el ego; puede ser una acción que aliena al persona y estreche su consciencia, o una acción que bien canalizada y que ensanche su consciencia. Voy a sintetizar algunos principios básicos de esta modalidad de yoga que aunque poco apreciada en Occidente es muy importante y sobre todo para las personas que llevan una vida común, con su trabajo, su familia y actividades cotidianas. Tales principios son:

/ Hacer lo mejor que se pueda en todo momento y circunstancia.

/ No encadenarse a los resultados, que si tienen que venir vendrán por añadidura, pero hay variables que no dependen de uno y nadie puede empujar el río. Si uno se obsesiona por los resultados se pierde una preciosa energía que bien puede utilizarse en otras actividades. Obra, pues, por amor a la obra y no solo sus frutos.

/ Actuar conscientemente, sin dejarse atrapar tanto por la acción que pierda uno su propia identidad, se descentre y aliene. Saber hacer y dejar de hacer.

/ Dentro de lo posible estar lúcido, ecuánime y sosegado en la acción, y como diría Vivekananda: «Actúa, actúa, actúa, pero que ni una onda de inquietud alcance tu cerebro».

/ Si se fracasa, aprender del fracaso, sin desesperarse, tomándolo incluso como una oportunidad para corregir, humildarse, y mejorar.

/ No dejarse afectar ni por elogios ni por insultos.

/ Desarrollar el discernimiento para saber cuándo es mejor optar y cuándo es mejor no hacerlo.

/ Conciliar los intereses propios con los de los demás.

/ Conectar con el aquí y ahora, comprendiendo que cada momento y proceso cuenta y no solo llegar a la meta.

/ Saber aprender y desaprender para volver a aprender, estando así en continuado aprendizaje.

/ Seguir los propios dictados internos y no solo los de los demás, evitando ser un simple imitador y confiando en los propios recursos internos.

/ Cualquier trabajo o actividad que no implique violencia o daño a los demás, es igualmente valioso y debe ser respetado, sobe todo si es ejercido con recta intención..

El verdadero karma-yogui es un regalo para esta socieda egoísta y convulsa. Es muy difícil serlo. Hermosas palabras las de Vivekananda en este sentido: » Trabajad por amor al trabajo. Hay en cada país unos pocos seres humanos que son, realmente, la sal de la tierra y trabajan por amor al trabajo, sin preocuparse del renombre ni de la fama, ni siquiera de ir al cielo. Trabajan simplemente porque de ello resulta un bien».

Ramiro Calle

www.ramirocalle.com

También te puede interesar

Conectar con la naturaleza

Por Gabriel Gil.- Es fácil entender que estamos hechos de lo mismo que los animales, ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *