Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » La escuela galáctica (segunda parte)

La escuela galáctica (segunda parte)

Por Francisco Menchén Bellón.- “Internet hace ahora posible el surgimiento de una civilización planetaria que conecta todos los continentes y a todos los pueblos del mundo. El siguiente paso de gigante, sería el de una brain-net planetaria, en la que se intercambiaría a escala global todo el espectro de sentidos, emociones, recuerdos y pensamientos” – MICHIO KAKU (2014)

¿Sabes que el sistema educativo actual no desarrolla al ser humano en su plenitud?

Nos encontramos ante un cambio de paradigma, que significa un cambio de mentalidad, lo que supone modificar completamente nuestra forma de pensar, sentir y actuar, es decir, nuestro estado del Ser. Tarde o temprano, tendremos que abandonar muchos de nuestros antiguos hábitos y adoptar otros nuevos. Vivimos momentos sociales de grandes cambios y grandes transformaciones; es el mejor momento para que la Escuela Galáctica, la Escuela Creativa Transformadora, florezca y así recuperar pronto la creatividad, el amor y la alegría de vivir.

Los grandes períodos del crecimiento humano se han caracterizado por descubrir ideas nuevas y revolucionarias que han hecho avanzar las percepciones de la época. Véase el caso de científicos como Galileo y Newton, pintores como Picasso y Warhol, o músicos como Ekvis Presley y Bod Dylan. Todos ellos se hicieron una pregunta atrevida que sirvió para crear un paradigma nuevo.

Aprender ya no es sinónimo de apropiación pasiva de “verdades” inmutables de la escuela tradicional, sino una actividad poiética, es decir productiva, creativa y transformadora, en la que estamos involucrados tanto los maestros e instituciones educativas, como las familias, las empresas, las autoridades y la sociedad en general. Todos ellos están en interacción con un medio ambiente en permanente transformación.

Transformar significa cambiar, en términos de modificar para mejorar, progresar y evolucionar. Este camino de transformación implica cambios estructurales que permita alcanzar la dimensión creativa y espiritual del ser humano, quien fue creado para dar y recibir amor y vivir en armonía. La creatividad individual está constituida por una energía tan poderosa que revierte al creativo y lo regenera. “… liberar la imaginación de los impedimentos o las trabas que pueden poner a veces las palabras, las categorías o las etiquetas (Bachrach, 2013).

El proceso de transformación creativa es el proceso de superar el miedo.  Alonso Puig (2012), médico, especialista en liderazgo y creatividad, explicaba en una conferencia: “Nos da mucho miedo cambiar porque sabemos lo que perdemos, lo que no sabemos es lo que podemos ganar. Y, cuando se alza la barrera del miedo, tendría también que alzarse ese caudal de energías dormidas, de potencial oculto”.  Hay que reconocer que el miedo es la creencia que no podemos crear, y que esa creencia es una ilusión.

¿Sabes que el aprendizaje auténtico lleva consigo cambios significativos en la actitud?

Hoy más que nunca se hace necesario la presencia de la Escuela Galáctica, con maestros galácticos, provistos de una nueva mirada, evolucionada, que conecte con la naturaleza, con la energía del cosmos, con el alma, y la espiritualidad, capaz de inspirar a sus alumnos un nuevo despertar a la esencia de la vida, descubriendo el valor del poder interior. Hemos perdido el contacto con la naturaleza, lo que significa perder el contacto con nosotros mismos, porque somos parte de ella.

La Escuela Galáctica impulsa el auténtico aprendizaje, que consiste no solo en aprender a sobrevivir, sino en aprehender a capturar, vivenciar y atrapar las ideas con el objeto de alcanzar la magia de la vida. Es un aprendizaje que parte del corazón porque el alumno siente el deseo de aprehender y aspira a relacionarse con el mundo para descubrirlo con las mejores herramientas que le proporciona este muevo paradigma.

La topografía de la Escuela Galáctica responde al modelo 7 / 24, donde toda la sociedad debe estar implicada en la educación de los alumnos, las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana. Será necesario toda la tribu, pero especialmente la competencia de los maestros que se entusiasmen con su trabajo, pues ellos serán el baluarte más significativo para mirar el futuro.

No habrá educación creativa si no pensamos que el alumno es creativo y necesita liberar su creatividad. La creatividad no es patrimonio de unos pocos sino una característica central del ser humano que debe estar presente en todos nuestros actos y pensamientos para dar continuidad a la vida.

Para que la Escuela Galáctica sea una realidad es necesario contar con una mutación espectacular, en las que estructuras enteras se pierdan y sean sustituidas por otras. O como diría Richard Dawkins (2002) o Ken Wilber (2011) que en las nuevas generaciones se activen ciertos memes y se desactiven vías enteras de desarrollo, es decir una metamorfosis. Los memes se definen como “unidades de herencia cultural”, comparable a los genes de la biología; son ideas que se contagian de manera vertiginosa de unos seres humanos a otros. “Los memes… se transmiten de cerebro en cerebro a través de un proceso que, en un sentido amplio, puede llamarse imitación… Los memes deberían considerarse estructuras vivas” (citado por Sheldrake, 2006).

La Escuela Galáctica se sitúa en contra de la educación transmisiva y conservadora, manteniendo una fuerte conexión entre la acción educativa y la acción social, a través del diálogo, considerado como un encuentro pedagógico esencial. La creatividad no puede ir en línea recta, está en un continuo vaivén que va del inconsciente al consciente, mientras el sujeto percibe como uno alimenta al otro.

¿Sabes que el miedo paraliza a los docentes implicarse en el futuro, y prefieren continuar en la zona de confort?

Nuestra sociedad está viviendo una acelerada mutación, pero los docentes no están preparados para alcanzar este nivel de evolución. Lo único que nos impide dar este salto cualitativo es nuestro propio miedo, como ya hemos señalado, por lo que hay que aprender a dominar el miedo y hacernos creativos y confiar en nuestras posibilidades, utilizando la totalidad del cerebro, responsables de las ideas novedosas y originales; tendrán que surfear entre las dificultades, emociones, miedos…y aprender a fluir entre ellos.

El miedo nos hace creer que no somos capaces de crear y ello nos obliga a continuar en nuestra zona de confort. El miedo inhibe la autoestima y la confianza, paraliza la creatividad, e impide emprender e implicarse en el futuro. Los especialistas en psicoespiritualidad dicen que el único antídoto para el miedo es el amor, no el que recibimos, sino el que damos. Los grandes científicos como Newton, Einstein, y Schröedinger, entre otros, eran sumamente místicos y aprendieron a dominar sus miedos. Hay que cambiar el enfoque educativo: dominar el miedo y maximizar la creatividad propia y la de los demás; es una referencia a la autopoiesis de los biólogos chilenos Varela y Maturana.

En nuestro interior hay mucho ruido que nos impide conectar con espacios de silencio, momentos de relajación, tranquilidad y calma, de tal forma que nos permita recuperar nuestra energía creativa y reflexionar sobre nuestro propósito de vida. El poder de nuestro diálogo interior es infinito y tiene la capacidad de sentir la energía que genera los pensamientos. En la Escuela Galáctica se aprende a ser creativo, pues el alumno está continuamente creciendo como persona y viviendo en una actitud creativa, donde lo íntimo, lo universal, el todo y lo particular están fundidos.

Francisco Menchén Bellón

También te puede interesar

¿Qué es escuchar para tí?

Por Sandra Cano.- Escuchar es aceptar lo que el otro nos comunica sin juzgarlo, sabiendo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *