Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Talleres
Talleres
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » La impernancia y los ciclos de la vida

La impernancia y los ciclos de la vida

Por Pauline Blanc.- Cuando aceptamos que nuestra experiencia humana se compone de ciclos, los cuales tienen el propósito de enseñarnos lecciones y aprendizajes, entonces estamos listo para entender el concepto de la impermanencia. La impermanencia nos enseña que ninguna situación es dura, y que lo único que podemos hacer es estar presente y dispuesto a disfrutar del momento.

Que todo pueda cambiar en cualquier momento nos trae incertidumbre y resistencia. Y es esta misma resistencia la que intensifican nuestros apegos.

Ya se trate de amigos, familia o trabajo, estamos obligados al hecho de que, inevitablemente, Un día estaremos separados del objeto de nuestro apego.

El apego es poner tu felicidad en manos de otra persona, un objeto o una situación externa. Nos hace dependientes y nos roba nuestra libertad.

Damos y esperamos una vuelta, proyectamos nuestras creencias y conceptos erróneos en los demás, solo para terminar decepcionados y frustrados porque nuestras expectativas no se han cumplido como esperábamos.

Desapegarse emocionalmente es dejar de hacer proyecciones y aceptar lo que es, sin esperar nada a cambio. Es tener la fuerza de ser uno mismo y amarse, de vivir desarrollando su experiencia humana, y dejarse guiar por los ciclos de la vida.

Como dice perfectamente Anthony De Mello

“Comprendí lo que significaba estar solo, sin un lugar donde recostar la cabeza, con la necesidad de liberarte y dejar que los demás fueran libres, sin querer a nadie y amando a todos. Parece que esto es amor”

Frases para repetir:

Soy responsable de mis pensamientos, mis palabras y mis acciones

Me reconozco, me elijo, me respeto y me amo

Estoy desapegado y separado de mis programas y falsas creencias

No tengo expectativas y soy responsable de mi felicidad y mi libertad.

También te puede interesar

La Ley de la Atracción ¿Por qué no funciona como debería?

Por Abel S. Amor.- La Ley de la Atracción, ¿cómo era? Ah si: «Atraes lo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *