Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Plus
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » La importancia de los espejos

La importancia de los espejos

Por Adriana Sosa.- Cuando vemos la luz del atardecer entrando en la casa del frente agradecemos porque dentro de nuestra casa no seria tan fácil contemplar ese atardecer ya que nuestro techo no lo permitiría;  así mismo sucede con las personas que son espejos de nuestra realidad. Ver nuestra luz u oscuridad cuando esta dentro no es tan sencillo, pero si la vemos reflejada en  los que están al frente se aclara un poco la visión.

Cuando empezamos a comprender la temática de los espejos y como se aplica a nuestra vida, el concepto no es sencillo de entender, es más, probablemente automáticamente lo rechazamos, nos cuestionamos  como podemos reflejarnos en las personas que nos sacan de nuestro centro, que nos generan rabia, odio, desprecio o molestias;  más cuando creemos que somos  todo lo contrario a esas emociones negativas, bueno precisamente ahí está el desafío.

Tal vez una forma de empezar sea aceptar y comprender que todas las personas con las que compartimos son maestros es decir que vienen a darnos una enseñanza, teniendo presente que podemos aprender desde el dolor o desde el bienestar, esto explica también porque tenemos espejos que reflejan nuestra luz y otros que reflejan nuestra oscuridad.

Podemos iniciar con algunos ejercicios sencillos, tomemos primero los espejos de luz, estos son las personas con las que nos agrada compartir, amigos, familia, hijos y tratemos de identificar que parte de nosotros vemos reflejada en cada uno de ellos. Luego tomemos los espejos de oscuridad, tal vez nuestro jefe, nuestros padres, nuestra pareja, en general personas que evitamos, que nos sacan de casillas, que tratamos por compromiso, si nos generan alguna sensación negativa, aprovechemos esta oportunidad de sanación que nos da la vida a través de ese maestro, porque seguramente ahí algo que aprender y que tal vez no es tan fácil de identificar. En ese momento preguntémonos que es lo que nos molesta, tomemos un momento para respirar y sentirlo desde nuestro corazón. Inicialmente podemos realizar este ejercicio de forma privada, ojalá en un momento de tranquilidad, porque al inicio puede que no tengamos desarrollada la capacidad de sentir y podemos estropear o tergiversar la situación.

En el momento que nos damos la oportunidad de sentir y escucharnos a nosotros mismos en referencia con esa persona seguro empezaran a salir las emociones negativas, pueden ser varias pero podemos concentrarnos en lo primero que sentimos,  en lo posible escribamos o grabemos nuestra voz expresando todo lo que viene en ese momento, sin juicios, ni criticas, ni culpas, dejemos fluir las energías y agradezcamos en amor el habernos permitido escuchar la voz de nuestra alma.

Después, en otro momento, tal vez otro día, en otro lugar, pongamos en nuestra intención ver lo que esta detrás de estas emociones o de estas personas y con calma y amor retomemos nuestros escritos o grabaciones, allí tal vez empezaremos a entender la ley de los espejos y veremos aprendizajes para nuestro bienestar mayor que no eran tan fáciles de ver, como no era fácil contemplar el atardecer dentro de nuestra casa pero si verlo reflejado en la casa del frente.

También te puede interesar

Sobre la muerte – Una reflexión personal

Por Natalia Silvestrini.- Hace ya mucho tiempo -no sabría decir cuánto- que creo que lo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *