Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Llamada entrante

Llamada entrante

Por Maria Ines Arce.- Todo aquel que sienta compasión por los que están sufriendo de alguna manera, todo aquel que sufre de alguna manera física, mental o emocionalmente, todo aquel que rebosa de felicidad y quiere compartirla, están siendo llamados, todos, a expandirse.

Basándonos en que estamos, ya no en la pregunta de dónde venimos sino en la certeza de que estamos, es hora de saber con qué recursos contamos para vivir…Si uno deja de intentar ser algo que no es, para simplemente dejarse ser, sabrá inmediatamente de dónde viene y con qué poder cuenta para ir a dónde va. Claro, para eso es necesario dejar de intentar ser lo que no se es…

Para eso es necesario dejar de temer, dejar de dudar, dejar de odiar, dejar de creerse con la razón…y en ese vaciamiento, surgirá el Ser. No es tan difícil, más bien requiere atención. Estar atento no significa luchar, significa solo estar atento. Si se quiere saber como llegó el mundo a estar como está…pues solo basta pensar que no se puede crear un mundo de paz obrando desde el odio, y aplicando lo mismo que rechazamos en otro. La solución es hacer algo diferente…si se quieren resultados diferentes…

Hay que estar atento a la parte de nuestra mente que se victimiza y crea por fuera al victimario, estar atento a esa parte de nuestra mente que cuenta la historia de manera tal que hay villanos, mártires y héroes. Todo lo que pasó solo debe servir como aprendizaje, pero si la historia vuelve una y otra vez a repetirse, cambiando solo el lugar, los nombres de los personajes, pero en esencia es lo mismo, entonces hay algo que no hemos aprendido. No nos estamos dando cuenta de que tiene que ver con nosotros, por eso vuelve a repetirse. No nos estamos dando cuenta de que hay que dejar de mirar para afuera, de que hay que mirar adentro, si de una vez por todas queremos dejar de llorar gente.

Estamos sacrificándonos solo por no mirar donde hay que mirar. Claro, esa parte de la mente que no quiere morir, que va a luchar por convencerte de que el problema esta afuera, va a hacer todo lo posible para que te sea complicado reemplazarla. Te va a presentar la realidad afuera totalmente de acuerdo con esa manera de ver, la veras coherente y seguirán habiendo víctimas hasta el día en que se pueda entender, que no hay enemigos: solo una enemiga manera de mirar, que genera enemigos y muerte. Pero, trabajando por transformar la mirada, mirando con compasión al supuesto enemigo y tomando el liderazgo que el mundo tanto necesita, crearemos desde nuestro ser el mundo que queremos ver, con solo mirarlo.

Ese que está ahí, con un cargo poderoso, pero que no lo utiliza bien, esta haciendo el trabajo de ponernos entre la espada y la pared. Es hora de trabajar enérgicamente a favor de lo que queremos y dejar de malgastar energías en una lucha por lo que no se quiere. El enemigo no existe, o no es el que creemos que es. El enemigo en todo caso, es esa parte que no actúa desde el ser, esa parte que espera soluciones que vienen desde afuera. Debemos crear lo que necesitamos, debemos dirigir correctamente la energía. Es este el tiempo.

Todo lo que soñamos está ahí..al alcance de la mano. Un mundo de paz, justicia y abundancia para todos, esta al alcance y el precio es dejar de ver que es un sueño, el precio es dejar de ver en blanco y negro, en bueno y malo, en justo e injusto, en victimas y victimarios. Somos lo mismo y lo que estábamos esperando. Lideremos el mundo que queremos ver dejando de esperar, dejemos de ver lo que falta, solo miremos hacia donde vamos sabiendo que debemos construirlo.

Toda la energía que dejes de gastar al dejar de odiar, al dejar de ver tantas diferencias, al comprender que todos somos uno, incluido aquel tan diferente, toda esa energía ira a la construcción y es necesaria desde ayer.

Ahora, una vez con toda esa energía reunida, solo resta irradiar la certeza de lo que se desea. Hay que animarse a vivir esa vida que quiere ser vivida, y solo estar atentos a los pensamientos o sentimientos de miedo. Digo animarse porque en realidad no vivimos la vida hermosa que deseamos porque en nosotros hay miedo. Y ese miedo se ve manifestado, en la forma de un ser, de un gobierno o una empresa que nos roba nuestro sueño. Sin embargo esa es solo una representación de nuestro miedo, miedo que nació el día que dejamos de saber que todo lo que nos rodea somos nosotros mismos.

No culpemos a nadie por esto, eso es lo que tiende hacer esa parte de nuestra mente, y es lo que nos ha perpetuado en no salir de ahí. La gran tarea es dejar de ver la vida en opuestos, de creer que afuera y adentro es algo diferente. Y así recobrar el poder. Si querés conocer ese poder, solo tenes que liberarte de cualquier miedo. Para dejar de temer hay que dejar de ver enemigos que quieren hacerte daño, sean estos de carne y hueso, o un trueno o desgracia que crees que te va a caer. Por qué pensar eso si no es porque creemos que tenemos alguna culpa? He ahí otra razón para estar atentos…No hay culpa alguna porque nadie va a juzgarnos mas que nosotros mismos, y cada uno sabe que si hizo algo porque no sabia, entonces no es culpable de nada. Pero claro, antes de sentirte libre de culpa debes dejar de culpar a otro, y eso es lo que cuesta mas…

Hay que comprender que el que tiene poder y no lo utiliza bien es un ignorante, no un maldito. Y necesita guía. El que ve la falta es el que debe guiarlo, no señalarlo sin más. Debe ser su líder. Claro un líder es alguien que guia porque sale del círculo vicioso de ignorancia y mas ignorancia, y para salir de la ignorancia hay que tratar de conocer la verdad de fondo, no solamente opinar sobre lo mal que otro actúa, sino entender por qué el otro actúa mal y no hacer lo mismo. Ahí ya se produce una guía aun sin quererlo, porque todo aquel que salga del circulo vicioso será como un faro, y todo el que quiera salir seguirá ese camino. Y así uno a uno que vaya saliendo del circulo de ignorancia, dolor, culpa y muerte, será un faro para otro hasta que ya no haga falta.

Lo importante es la energía que se va dejando de mal emplear para ser redirigida hacia alcanzar lo que se quiere…
La gran meta es liberarnos de todo lo que nos hace creer que lo que deseamos esta lejos…en realidad está acá, todo ya está, solo hay que limpiarse los ojos, limpiarse de prejuicios.

Nada esta separado de nada, de la misma manera en que este mensaje es parte del que lo lee y respuesta a preguntas que el se formuló, está en la voluntad de cada uno percibir el conjunto, o percibirse separado. Está en la voluntad de cada uno hacer el trabajo interno necesario para poder ver con claridad la salida. En eso radicará salir antes o después de los conflictos que vemos.

También te puede interesar

Ellos están bien

Por Patricio Cabré.- La pregunta constante que nos hacemos al momento de un ser querido ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *