Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Plus
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Lo Invisible en lo Visible

Lo Invisible en lo Visible

Por Guillem.- Vivimos en un mundo donde priman las apariencias y las causas inmediatas.
¿Qué se esconde, sin embargo, tras algunas acciones socialmente inaceptables?

Todos conocemos la frase.La escuchamos decenas de veces en el telediario.
«Era tan buen chico, no entiendo como pudo hacer tal cosa» nos dice la ya arquetípica vecina de la arquetípica localidad donde se ha cometido un delito cualquiera.

Y parece que, cada vez con más asiduidad – y por parte de los individuos, televisados ​​o cercanos, que uno menos espera – asistimos a una explosión de emociones o acciones incontroladas, que generan desde conductas sociales inaceptables hasta varios actos delictivos que requieren de una intervención.

¿Por qué sucede esto?

Según J.Galtung, esto es la causa directa, la manifestación visible, de una violencia más sutil, escondida, aceptada e incluso validada por las estructuras de poder.
Una violencia estructural de la que todos somos cómplices.

Flectere si nequeo superos, acheronta movebo decía Freud citando a Virgilio, en referencia al gran poder que el inconsciente ejercía en nuestras vidas.
«No es saludable estar bien adapatar a una sociedad profundamente enferma», nos advertía Krishnamurti.
«Cuando el vaso ya derrama», dice el refrán popular.

En una sociedad basada no en la comprensión, sino en la simple y conductista represión de nuestros instintos más primarios, sólo hay espacio para la actuación cuando la violencia es visible, pero se mantiene latente esta violencia estructural, de fondo, de la que la que se presenta ante nuestros ojos es sólo la punta del iceberg.
¿Como podemos, a la luz de este conocimiento, juzgar con un mínimo de ecuanimidad el próximo?

Y es que en la violencia, como en tantas otras cosas … aquello Visible tiene su causa en aquello Invisible.

También te puede interesar

Cuando un monstruo viene a verme

Por Mª José Boix.- Hay días que brillan, qué todo está claro, qué SIENTES lo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *