Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Los alimentos germinados

Los alimentos germinados

Por Paloma Pérez del Pozo.- Los alimentos germinados son los que se obtienen cuando hacemos germinar las semillas. Las semillas contienen el embrión que está rodeado por una película de albumen.

Los alimentos germinan cuando se activan las enzimas de crecimiento que permanecen inactivas que se produce al suministrarles agua, luz, calor y oxígeno dando lugar al desarrollo de una nueva planta.

Para que germinen semillas de frijoles debemos colocar algodón en el fondo del vaso y añadirle agua, lo tenemos a remojo durante varios días bajo la influenciad e la luz solar y vemos brotar hojas verdes del fríjol.

Beneficios de los alimentos germinados:

Los alimentos germinados contienen hasta 100 veces más enzimas que los cereales, frutas o verduras sin germinar. Las enzimas son necesarias para la digestión de las grasas, proteínas e hidratos de carbono que contienen los alimentos. Las enzimas  de los alimentos germinados actúan como catalizadores de diferentes funciones corporales: suministro de energía, neutralización de las toxinas, limpieza y regeneración celular y aumento de energía.

Se indican en personas con problemas de mala digestión o dispepsias, problemas gástricos como gastritis y úlceras y problemas intestinales  porque favorecen la digestión gracias a la acción de sus enzimas.

Rebajan el índice de colesterol.

Tonifican el sistema nervioso.

Ayudan a mejorar la elasticidad de las arterias.

Retrasan el envejecimiento.

Son muy indicados para tratar la anemia porque el proceso de germinación produce brotes verdes que son muy ricos en clorofila, con gran capacidad para regenerar células sanguíneas.

Los alimentos germinados tienen una garantía superior de no estar contaminados.

Normalmente estos alimentos tienen un porcentaje mayor de nutrientes como:

-Aminoácidos los germinados de legumbres proporcionan al organismo proteínas completas que se transforman en sus aminoácidos esenciales que son necesarios para un sinfín de funciones fisiológicas.

– vitamina C, los germinados de trigo, garbanzos, lentejas y alubias son excelentes fuentes de esta vitamina. La soja germinada tiene un 100% más de vitamina C que la normal.

-provitamina A, los germinados de alfalfa tienen más betacarotenos que el tomate, el pimiento verde y muchas frutas o verduras.

– Vitaminas del grupo B: la timina o vitamina B1, la riboflavina o vitamina B2 y la niacina son abundantes en los germinados de girasol, trigo, alfalfa, centeno y sésamo.

– Vitamina E, el trigo germinado tiene 3 veces más vitamina que el resto de los alimentos llegando a ser más antioxidante celular, protector del corazón.

– Vitamina K que se encuentra en abundancia en la alfalfa germinada con propiedades anticoagulantes.

– Aumento de sales minerales:

-el calcio, sobre todo los germinados de sésamo,

– el hierro que lo contienen la alfalfa, el fenogreco, la soja roja y verde,

-el potasio que se encuentra en cantidades superiores a muchas frutas y verduras en los brotes de almendra, sésamo, girasol, soja y judías,

– el manganeso que se encuentra en los germinados de berros.

– el silicio en los germinados de avena.

Ocasionan innumerables beneficios para el organismo como la mejora de las defensas,  mejoran el metabolismo, tienen potentes acciones depurativas desintoxicantes y estimulan el páncreas.

También te puede interesar

La incertidumbre de nuestro camino

Por Francisco Luis Cruz Delgado.- Nos gustaría tener la certeza de qué va a ocurrir ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *