Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Los ismos que alejan y dividen

Los ismos que alejan y dividen

Por José Antonio Cordero.- Hay catástrofes más grandes que los seísmos, las peores son las que dividen a las familias y crean luchas sociales. La tierra da sacudidas y el hombre sufre esas consecuencias. En unos sitios como en India habituados a las catástrofes naturales la gente lo toma con cierta calma y naturalidad, se sobreponen a las adversidades y vuelven a recomponer sus casas, tierras y vuelven a trabajar. Las pérdidas humanas en las catástrofes son dolorosas para todos. Pero los dramas que se viven en nuestra cultura occidental son mayores ante las catástrofes, además se exige indemnizaciones a los gobiernos. Según las culturas las respuestas a las adversidades son diferentes.

Ante las catástrofes naturales nos sobreponemos al cabo de unos años, pero hay unos Ismos que nos castigan mucho más y que duran cientos o miles de años. Son los Ismos que nos alejan de la realidad, los que nos hacen perder la unidad con la vida y todo por haber perdido la Unión con uno mismo. El desconocimiento personal es la gran causa del sufrimiento, es la catástrofe que revive cada mañana y que va dedicada a la pérdida del tiempo, aunque se trabaje dentro o fuera de casa, los días pasan y la evolución humana no encuentra su lugar, su Reino personal.

La gran catástrofe en la vida humana es el Egoísmo y como interactuamos y abundan los egoísmos la vida social es verdaderamente catastrófica.

Se ha considerado que el Ego es el gran enemigo, y eso no es cierto. El Ego es lo que da sentido a la vida personal, es el punto de distinción entre las personas, si todos fuésemos iguales el mundo sería tremendamente aburrido. Las diferencias personales, los egos diferentes, son los que dan colorido a este inmenso y precioso mosaico de diferencias. Vivimos en un mundo de tantos colores diferentes como personas existen. Tantos egos diferentes enriquecen la vida. Pero por un tremendo error educativo hemos creído que el Ego es el problema, y no es así, el problema es el Egoísmo.
Para entender la diferencia usaremos un juego de palabras, usadas para definir el resultado final. El Egoísmo podría decirse que es como una sacudida interna, donde el hombre se desprende de su Ser interno y sobresale con sacudidas egoístas que le llevan a situaciones catastróficas. Son como Seísmos que sacuden al Ser y lo parte en mil pedazos para que luego el hombre se encuentre perdido y no haga más que llevar una vida pensada en recibir, ganar y traer cosas para su propio interés, para engordar su ego de bienes materiales con el fin de satisfacer su vacío interior. Es el vacío que sucede cuando el ego se desprende de su propio Ser. El Ego no se llena de bienes materiales, es más lo confunde más todavía, el Ego se llena solamente de su propia Existencia Pura.

Para intentar llenar los vacíos se crean los otros Ismos, como son los capitalismos, comunismos, socialismos, fascismos, y de ahí por la ansiedad de poseer se lucha por un territorio propio se salta al nacionalismo. Triste lucha que podría terminar en la siguiente vida viviendo en el bando contrario. El sentido de propiedad es propio del Egoísmo. Otro salto más grande que llena la mente de ilusiones son las religiones creadas y que llevan sus consiguientes ismos: cristianismos, budismos, islamismos, etc. En cientos o miles de años ninguna de estos Ismos ha conseguido crear una Sociedad Ideal, ni una vida plena en abundancia. Tal vida sería no conocer el sufrimiento ni la enfermedad, y a esto se le ha llamado Idealismo.

El problema es añadir el Ismo como elemento separador del Ser. Cualquier sistema que una realmente a la persona con su propio Ser sería perfecto, pero la realidad es que los Ismos llenan la cabeza de ideas, de teorías, de ciencias modernas y de historias que no consiguen retornar al Egoísmo hacia la pureza del Ego. Ahora nos falta definir que el estado puro del Ego es simplemente el momento de conexión con el inmenso océano de la totalidad, del Ser que habita en nuestro interior. El Ego no hay que machacarlo para experimentar la Unidad entre lo personal y la Totalidad de la vida la vida cósmica, esto es algo que el intelecto es incapaz de oler, por una sencilla razón, para llegar a ese nivel de Unidad el intelecto que está en un nivel más alto que el ego, es más superficial, y necesita callarse o quedarse quietecito para que el Ego se zambulla en la preciosa existencia del Ser. En instante en el que el Ego se zambulle en su propia Existencia Pura, esa experiencia es conocida como Ananda o Felicidad Pura, y mejor podría definirse como Sat Chit Ananda o estado de Bienaventuranza, Felicidad pura, que al estar impregnada de Conciencia en su estado más puro encuentra el Conocimiento puro, por eso quienes alcanzan ese estado lo mencionan como “el único que expresa la Verdad”, el único estado donde se encuentra la Verdad, ese es el estado que se definió hace siglos como: “el Reino de los Cielos dentro de uno mismo” pero que los Ismo lo han llevado a términos filosóficos, la degradación de las enseñanzas antiguas han venido por los Egoísmos que toman y dejan en manos de los antojos personales.

La falsa espiritualidad es el mayor plagio. El Master de nuestra vida queda ridiculizado por su falsedad. Aquello que se imagina, aquello que se añora o se desea nada tiene que ver con aquello que se debería experimentar realmente.

Del dicho al hecho hay mucho trecho, los Ismo no hacen más que crear trechos, caminos largos y llenos de palabrerías, que dividen a las familias y a los pueblos.

La vida del Egoísmo es una vida de falsedad auténtica, se persiguen sombras creyendo que eso es vida, y la vida se pierde, y cuando se pierde cosas importantes es cuando llegamos a cuestionar nuestra propia vida. Y si no se sabe salir del egoísmo iluso se vuelve a caer en cualquiera de las muchas trampas que los Ismos generan, que son los que nosotros generamos con tanto intelecto alejado de la inteligencia pura.

Por tanto no hay que matar el Ego, hay que llevarlo a conocer su propia fuente, es así de simple. El Ego no es la causa de nuestros problemas, la causa es la catástrofe creada por la explosiva salida de nuestro Ser. El Ser-Ismo es como un Seísmo. El ego es nuestra seña de identidad que nos hace ser un diamante único. Nada más bonito que el propio ego conozca a su propia Madre, el Ser o Existencia Pura.

No hay que luchar contra el ego, ni siquiera contra el egoísmo, porque ya somos demasiado diestros en luchar contra otros por nuestro propio egoísmo. La vida social se ha vuelto un corral de disparates llenos de egoísmos, unos peleando contra otros es una verdadera catástrofe.

¿Te gusta pegar a tu bebé para enseñarle a vivir? ¿Disfrutas luchando? Nuestro Ego es nuestro más tierno bebé, que no merece ningún descrédito, ni insultos, porque es lo más íntimo y a través de él conoceremos la auténtica Sabiduría.
No hay que pelear contra uno mismo para que el egoísmo desaparezca.

¿CÓMO DESAPARECE EL EGOÍSMO?

La vida nos enseña que para conseguir grandes logros debemos usar el inmenso potencial de inteligencia que llevamos dentro. Existe una técnica mental que usa el poder de la Inteligencia Pura, la misma que gobierna todas las galaxias, la que gobierna la vida allí dónde ni siquiera podemos imaginar que hay una mejor vida, y que es la misma que existe en nuestro nivel de Sat Chit Ananda.

Los métodos basados en prácticas mentales con tintes de control, concentración, contemplación autoimpuesta o bien con meditaciones guiadas son prácticas basadas en Ismos, dedicación a los Idealismos religiosos o de contenidos espirituales, que aunque sean bonitos y llenos de fantasías dulces y divinas no dejan de ser Ismos que nos alejan de la realidad.

El egoísmo es tremendamente torpe, y por mucha buena imaginación que se ponga en la dispersión que parece controlarse vuelve a aparecer una y otra vez.

La tecnología para conectar el Ego con la Existencia Pura se basa en los principios de la Inteligencia Pura que gobierna Todo, esto quiere decir la propia técnica usa los principios de la Inteligencia Pura y nos los caprichos e ideales creados por el intelecto egoísta.

El mecanismo es simplemente trascender, y la técnica es tan simple como inocente. Esa técnica de la Inocencia se llama MEDITACIÓN TRASCENDENTAL, donde nada se controla, ni se imagina, ni se anticipan acontecimientos mentales, ni se proyectan situaciones y mucho menos utilizamos el abandono para dejarnos ir, porque ahí la mente se mueve en callados momentos que mecen la mente en placeres internos pero que distan mucho de la experiencia de trascender donde el Ego contacta con la Conciencia Pura.

También te puede interesar

Vivir con calidad

Por Isa Campillos.- Todas las personas pasan por situaciones difíciles, todas. Este es el motivo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *