Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Plus
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Destacados » Los milagros, ¿más probables de lo que pensamos?

Los milagros, ¿más probables de lo que pensamos?

Noticias Mindalia.- A pesar de que el milagro lo entendemos como un suceso ligado a una intervención divina o un evento muy poco probable, por no decir casi imposible, el matemático inglés John Edensor Littlewood realizó un estudio al respecto en los años 80 en el que descubrió que este tipo de fenómenos debían ocurrir ‘poco más de una vez al mes’.

El humano siempre ha tratado de medir lo intangible, algo que consiguió este investigador que cambió las bases de lo que tenemos como improbable para convertirlo en algo casi cotidiano si le ocurrieran a toda persona al menos de manera mensual.

Mathematician’s Miscellany es el título del estudio del británico en 1986 que recorría la ciencia, la metafísica, el rumor, la credibilidad, etc., y terminó definiendo que el milagro ‘es un evento que tiene la oportunidad en 1 millón de suceder’ lo que significa que si cada segundo ocurriera un milagro, en un millón de segundos, que se traduciría en 35 días de ocho horas,  sería lo que nos costaría toparnos con él.

Si partimos de afirmaciones de otros autores como Proust que aseguran que ‘la creación sucede todos los días’ o el padre Brown Chesterton que difunde que ‘la vida es un milagro’, quizás no sea tan disparatada la afirmación de John Ederson y los milagros sean más posibles de lo que nos imaginamos.

También te puede interesar

Conviértete en semilla de la Nueva Humanidad con Emilio Carrillo

El día 06 de Marzo de 2021, tendrá lugar, de forma online y en directo, ...

2 comentarios

  1. Estoy de acuerdo que los milagros existen a cada instante

  2. Respeto totalmente la opinión de quien hace esta investigación científica, pero creo que tiene un riesgo: la posibilidad de iniciar en las personas un proceso hacia el descreimiento.

    No creo que ocurra así, sino sería imposible que ocurran milagros todo el tiempo como el hecho de que el sol vuelve a salir todos los días, que los prados reverdezcan, que la lluvia y el rocío humedezcan la tierra, que todo el tiempo esté naciendo un niño, un conejo, un ave, entre tantos milagros dados en modo continuo. Pero acá viene lo que la gente busca además de lo citado y que ocurren todo el tiempo: remisiones espontáneas de enfermedades, gente que se libera sus sillas de ruedas, andadores y muletas, liberación de personas esquizofrénicas curadas, sanadas y liberadas a través de la oración y del pensamiento positivo, personas que se libran de vicios de tabaco, drogas, estupefacientes, personas encerradas en sus odios, rencores, comienzan a perdonar y desterrar el pasado de sus vidas, procesos de injusticia que se revierten a procesos justos, personas que caen por accidente desde alturas y terminan sin rasguños o daños graves y con vida, el hecho de no tener nunca un accidente de cualquier tipo, tantos milagros!!!.

    Nos han enseñado que un milagro tiene que ser estridente, luminoso, explosivo en luces, colores, pero un milagro puede ser así, pero por lo general es imperceptible: puede pasar tan desapercibido que ni nos dimos cuenta que pasó, puede ser una simple brisa, una flor, un perfume, una nube, una persona angelical que se nos presenta por unos días, horas, segundos y no la vemos nunca más, un abrazo de alguien enviado a sanar emocionalmente, algo que creíamos que era seguro o estaba bien antes nuestro ego, y se interrumpe abruptamente, ¡¡¡tantas formas de manifestación de milagros y que nunca agradecemos!!!

    Y los milagros le ocurren al que cree, al que no cree. El sol sale sobre la cabeza de todos, justos, no tanto e injustos.

    Más allá que se pueda comprobar científicamente, y encerrar un milagro entre los corchetes y paréntesis de una formula matemática-científica, los milagros ocurren permanentemente y espontáneamente, sean solicitados o no.

    Dios nos da El Milagro todo el tiempo, nosotros debemos dar el agradecimiento todo el tiempo (y por lo general no lo hacemos y nos quejamos).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *