Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Talleres
Talleres
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Noticias Positivas » Los nuevos escenarios de la comunicación ambiental II

Los nuevos escenarios de la comunicación ambiental II

Tras el primer artículo publicado el pasado lunes, aquí tenemos la segunda y última entrega de nuestra serie sobre “Los nuevos escenarios de la comunicación ambiental”, curso de verano organizado por la Cátedra Ecoembes de Medio Ambiente de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) en El Centro de Congresos y Convenciones de Segovia. Si en el primer artículo contábamos lo ocurrido durante la primera jornada del miércoles 9 de julio, en este narramos lo que aconteció en la segunda y definitiva, que se desarrolló el jueves 10 de julio.

Laura Carrau, videoperiodista y directora de Lau Cau Productions, fue la encargada de abrir la jornada con su charla “La mediamorfosis en el proceso de la comunicación ambiental”. Carrau señaló que la irrupción de la nueva era digital de la información ha sucedido hace tan solo 20 años, un espacio de tiempo ínfimo si tenemos en cuenta todo lo que lleva la especie humana sobre la tierra. Sin embargo, la era digital nos obliga a adaptarnos muy rápidamente a los cambios que trae consigo. “Avanzamos de una forma tan rápida que ni las leyes naturales nos consiguen coger”, resaltó Carrau.

Un ejemplo de que esta adaptación que ya se está produciendo es la llamada “Generación C”, a la que pertenecen los nacidos a partir de la década de los ochenta, y que se caracterizan por estar las 24 horas del día conectados. Los miembros de esta generación necesitan compartir y generar contenidos, lo que les convierte en parte activa de la evolución digital. Una evolución digital donde además tiene una gran importancia el componente audiovisual. “En 2015, el 65% del uso de internet que hagamos será de vídeo” destacó la videoperiodista.

En conclusión todos estos componentes: la conectividad, la necesidad de compartir información, la presencia de lo audiovisual, etc., están presentes en las nuevas plataformas, herramientas y prácticas relacionadas con la comunicación que ya están surgiendo y seguirán surgiendo en el futuro.

Posteriormente fue el turno de Rafa Ruiz, coordinador de El Asombrario.com, medio digital integrado dentro de Eldiario.es. El periodista impartió la charla “Emprendedores ambientales en los nuevos medios de comunicación”, donde expuso a los presentes su teoría de los dinosaurios y las ardillas.

Según las teorías más extendidas, los dinosaurios desaparecieron por un enorme y rápido cambio climático provocado por un cataclismo natural. Tras este cambio climático, los dinosaurios resultaron ser unos seres muy pocos adaptados al nuevo medio, ya que necesitaban ingerir enormes cantidades de comida para sobrevivir debido a su enorme gasto energético. En cambio, los mamíferos, como las ardillas, al ser mucho más pequeños, requerían menos cantidades de comida y de energía, por lo que se encontraban en una mejor posición en el nuevo contexto. El resultado, como ya sabemos, fue la desaparición de los dinosaurios mientras que los mamíferos continuaron extendiéndose.

Ruiz hace un paralelismo entre este fenómeno natural y la crisis de los grandes medios de comunicación, a los que calificó de “medios de comunicación de la casta”. Mientras dichos medios pasan, a su juicio, por cada vez mayores dificultades, están apareciendo nuevos y pequeños medios, principalmente digitales, como el propio El Asombrario, Materia, El Correo del Sol, Eldiario.es, Infolibre, etc., pero también en papel, como Mongolia y Ballena Blanca, entre otros ejemplos.

“En los últimos seis años, el observatorio de la crisis de la FAPE ha contabilizado 11.145 puestos de trabajo perdidos. En ese mismo periodo, la APM ha censado además los medios de comunicación puestos en marcha y son casi 300 nuevos medios”, destacó Ruiz para apoyar su tesis.

Ruiz también lamento que después de los primeros años del nuevo milenio, en los que comenzaron a asumirse los argumentos de los periodistas verdes, la crisis haya ido en detrimento de esta conciencia ambiental, al centrarse todo mucho más en los factores económicos. Por otro lado, también recomendó a las personas interesadas en emprender dentro del ámbito de los medios ecológicos que se asocien a otros medios más consolidados –por ejemplo, El Asombrario está dentro de Eldiario.es –. Esta misma filosofía de asociarse ha dado lugar a una nueva cultura más colaborativa que huye de estructuras jerárquicas para apostar por una sociedad de redes.

Precisamente, las redes sociales, entendidas como soporte para comunicar medio ambiente, fueron las protagonistas de la siguiente conferencia, a cargo de Clemente Álvarez, editor de la revista Ballena Blanca y director de Comunicación de CONAMA 2014. Álvarez explicó que en este célebre congreso sobre medio ambiente han apostado por retransmitir sus diferentes actividades a través de las redes sociales. Mediante las mismas pusieron en marcha una campaña colaborativa en la que todo el que lo desee puede participar y sentirse parte de la iniciativa, que se ha consolidado como una herramienta esencial para la comunicación del evento.

El periodista también afirmó que la red social es un filón como fuente. Él mismo lo pudo comprobar cuando cubrió la cumbre de clima que tuvo lugar en Copenhague en 2009. Para dicha misión, Twitter resultó esencial. En una cumbre de este tipo, la información es muy compleja porque “pasan muchas cosas a la vez”, apuntó Álvarez. Una red social te permite acceder y compartir la información generada por todo lo que está sucediendo al mismo tiempo. “Las redes te dejan estar en varios puntos a la vez”, señaló. Y además son una eficaz vía para contactar con los propios protagonistas de las noticias que se están generando.

Todas estas ventajas no eximen al periodista de su proverbial labor de contrastar cualquier información. ”Podemos tener mucha tecnología y redes sociales a nuestro servicio, pero si queremos hacer periodismo de verdad, es importante volver al periodismo clásico y buscar la información y contrastarla con rigor”, advirtió Álvarez, que añadió que “en redes sociales el periodista es uno más, no es más que nadie, pero estamos obligados a seguir siendo periodistas”

El profesional de la comunicación también resaltó las prestaciones de las redes sociales para la campaña de lanzamiento de la revista impresa Ballena Blanca, medio de comunicación especializado en medio ambiente del que es editor. Esta iniciativa surge además para ser algo más que un medio convencional. Su filosofía es servir de plataforma para financiar a periodistas con informaciones interesantes que contar. “Se trata de financiar buen periodismo de investigación dentro de la información ambiental”, concluyó.

Tras dar una serie de consejos sobre cómo usar las redes sociales y responder a varias preguntas del público asistente, Álvarez terminó su intervención y dio paso a Nieves Rey, gerente de Comunicación Corporativa de Ecoembes, que protagonizó la charla “El otro lado de la comunicación ambiental”. Rey puso el énfasis en el creciente papel de la comunicación dentro de las empresas y organizaciones. “Hemos pasado de ser los de prensa, a ser algo estratégico, un departamento estratégico”, afirmó.

También destacó la importancia, dentro del ámbito de la comunicación ambiental, de llegar al corazón con dicha comunicación, en lugar de centrarse en la frialdad de los datos. Debe ser una comunicación enfocada a la sensibilización de la sociedad, que cuenta historias y que vaya mucho más allá de las notas de prensa, apoyándose en la creación de eventos de interés no solo para la propia entidad sino para toda la sociedad. Igualmente es importante “comunicar hacia dentro”, es decir, a los propios compañeros, para que se sientan cómodos.

Tras la intervención de Rey y el descanso para la comida, tuvo lugar la mesa redonda final del curso, dedicada a debatir y analizar los principales asuntos abordados durante el mismo. La mesa estuvo presidida por José Vicente López Álvarez, director del curso; Antonio Barrón, director de Comunicación Corporativa y Marketing de Ecoembes y Sergio Fernández, jefe del Gabinete de Comunicación de la Fundación Biodiversidad.

Barrón señaló que “la preocupación medioambiental ha llegado para quedarse impulsada por la comunicación ambiental”. “En el futuro –añadió – el ciudadano demandará a las entidades y agentes que le rodean que sean responsables sobre el terreno y avancen de verdad”. Por su parte, López Álvarez no fue tan optimista y señaló que la sensibilidad ambiental está estancada y con tendencia a la baja, debido a la crisis. También pidió a los periodistas una mayor relación con la universidad. “Los periodistas saben dónde están las fuentes, tienen que venir a pedírselas a los profesores e indagar en dichas fuentes, y no solo en las redes sociales”, dijo el también director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes.

Por su parte, Fernández afirmó que “lo que tenemos ganado es que las generaciones posteriores tienen más interiorizado que las anteriores a nosotros la importancia de cuidar el medio ambiente”. En este logro tiene y tendrá en el futuro un papel crucial la información ambiental y los periodistas ambientales, concluyeron tanto los conferenciantes como el resto de presentes en la sala.

DATOS DE CONTACTO:

http://www.ecoembes.com

http://www.upm.es/institucional

Imagen: Extraída durante el curso por Noticias Positivas.

También te puede interesar

La generación del comercio justo

Los jóvenes británicos que han crecido en la era del mercado de un floreciente comercio ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *