Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Talleres
Talleres
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Memoria obsoleta

Memoria obsoleta

Por Montserrat González Martin.- Con cuanta fuerza nos aferramos al pasado, a lo que fue, a que pudo ser, a aquellas pequeñas cosas que nos dieron un instante de felicidad que la pátina del tiempo, y nuestra necesidad de supervivencia convierten en Felicidad y nos llevan a recrear en nuestra imaginación –que no en nuestra memoria- a extraños seres más mitológicos que humanos, pues ningún humano es tan perfecto.

pantalla en color sepia; una pelota botando sobre los húmedos adoquines,  una niña afirma que  es de cuero y tiene color rojo gastado de tanto jugar, mientras el niño  enfrente  la recuerda nítidamente azul y roja, con un escudo de un equipo de fútbol  grabado; se la regaló su abuelo, la trajo de un viaje de Barcelona,  jamás te la  hubiera prestado, niña.

¿Tanto miente la gente a nuestro alrededor, que somos incapaces de hallar una verdad coherente? ¿O simplemente el recuerdo está amasado con nuestras necesidades y cocido en el horno de nuestros sueños?

Recuerdo la primera vez que me enamoré de verdad. Él era alto, moreno, guapo. Tan seguro de sí mismo como aseado y elegante. Me contaba historias sobre sus sueños, y yo soñaba que se convirtieran en realidad. Le he visto recientemente, pelo grasiento que yo creía gomina, ojos desquiciados donde creía búsqueda.  Le he escuchado, y no me ha parecido inteligente. Le he leído, y me ha parecido uno más.

Me engañaba mi memoria. Mi memoria idealizaba como, a decir de la neurociencia,  hace constantemente. Mi memoria… tremendo monstruo imperfecto, falso amigo  que me arrastra a escenas imaginarias de mi mundo inexistente.

NO voy a llamarlo pánico, pero desde luego una neurosis potente me arrastra a revisar textos de mis profesores, de mis maestros .¿ Y si los he configurado a mi antojo? ¿Y si leía lo que necesitaba interpretar? -folio tras folio, apuntes, grabaciones…

“No hay mayor lucidez que buscar la propia locura”. Así que me busco, y no hallo locura, pero sí mucho, mucho autoengaño. ¿Artista? No quiero ser artista al uso. El arte es sólo una herramienta para ayudar a crecer.

No, no soy chamán, ni gurú ni facilito talleres de autoayuda que creen una dependencia programada. ¿Obsolescencia programada del espíritu? No, gracias.

Mas creo que mis escasos, (espero sean abundantes o llegar a la constancia), momentos de Lucidez, de Luz, debo compartirlos por facilitar tal vez el camino a alguien que lea, o por dar paz al alma de algún desahuciado por locura. Importa lo que hagas hoy… sólo importa el momento presente… hoy…

Ayer es algo imposible de mesurar, porque es diferente para cada uno de los seres vivos que lo habitaron. Solo algo consensuado puede ser veraz. Y sólo parcialmente veraz.

Si no puedo confiar en mi memoria, si esta cambia de escribir recién pasado el hecho a años más tarde. Si quien me  parecía un héroe ahora semeja un mendigo que se cree dadivoso porque es incapaz de desprenderse de su orgullo. Si un caballero de brillante armadura no ha sido capaz de comprender, y de dar, lo que un humilde zapatero regala cada día dando gracias porque su regalo es dar…

Elijo creer en papá Noel y los reyes magos. En Peter pan, en Moisés y en Buda. Elijo creer, pues parece que de eso se trata, en la mejor parte de mí, sin olvidarme de la sombra  que me acompaña.

Bendita sombra que creas claroscuros en  los que jugar, penumbras en las que guarecerse y una nada en la que dormir, y descansar.

Cuando quieras un abrazo, aquí siempre estoy, siempre estoy y estuve y estaré…

Montserrat González Martin

También te puede interesar

Optimismo: ¿misión imposible?

Por Marcia Lagasse.- Espionaje político, guerra en Ucrania, violencia de género, corrupción, inflación, cambio climático, ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *