Últimas Noticias
Home » Artículos » Menopausia, consciencia del SER

Menopausia, consciencia del SER

Por Blanca Nieves.- Con 50 años me encontre con que mi vida dio un giro inesperado. De repente casi, en un plazo de unos pocos meses, lo que hasta entonces había sido uno de los centros de atención a lo largo de toda mi vida adulta, dejó de tenir importancia: el sexo. Inaudito!

Por tanto, tampoco el deseo, el flirteo, la preocupación excesiva por mi propia imagen y la energía invertida en todo ello estaban en mi mente, en mis emociones, en mis sensaciones, en mi cuerpo. No sabía qué hacer, todo era tan raro! Estoy enferma? Qué me pasa? Hay un gran vacío en mi interior… cómo voy a llenarlo ahora? Qué puedo hacer? Dónde acudir para que todo vuelva a la “normalidad”?

En algún momento recordé las palabras que una buena amiga, unos años mayor que yo, me había dicho: “Qué pereza me daría ahora afrontar un coito!”. Exacto!! La palabra era “pereza”. Pero fui un poquito más allà: pereza… por qué? Pues por total desinterés. Porque si algo no me interesa en absoluto, hacerlo me va a dar, por lo menos, pereza, comprendéis? Yo lo compendi rápido: “Esas hormonas – me dije- me han estado teledirigiendo demasiados años!!!”

De todos modos me seguía sorprendiendo y pareciendo absolutamente irreal que yo, una mujer realmente apasionada desde la adolescencia, siempre seductora y gran amante de mis amantes, pudiera dejar de tener interés en el sexo. En el sexo, pero no en los hombres. Porque los hombres no han dejado de interesarme en absoluto, ahora me interesan tanto como las mujeres, es decir, me interesa todo el mundo como personas que son, que somos, como seres conscientes, pero ahora los hombres ya no los percibo en ningún momento como posibles amantes. No penséis ahora que los percibía A TODOS como posibles amantes. No, para nada, eran solo unos pocos, pero ahora ni esos!

De todos modos los miro y los veo guapos, atractivos y sexies, por supuesto. Estoy menopáusica pero no ciega! Y los miro y los admiro, y si alguno todavía me mira, me alegra y me río, sobre todo si son jóvenes. Pienso que aún soy atractiva (cosa que ya sé, aunque siempre es de agradecer que lo adviertan otros) y me hace gracia pensar que quizá ese chico tan mono que me miraba con ojos de deseo esta tarde en el metro podría ser mi hijo! También me hace gracia pensar que hace 4 o 5 años me habría vuelto loca y le hubiera dado conversación o -como ya hice una vez- le hubiera dado mi número de móvil, y en cambio es algo que ahora no haría para nada!

Bien, qué pasa realmente? Pues eso: la menopausia. Bendita menopausia. Adiós hormonas, adiós regla, adiós necesidad de procrear de mi organismo. Adiós a Blanca la super seductora! Hola a Blanca la apacible!

Después de 4 años desde que este extraño evento aconteció en mi vida, puedo decir esto de “bendita”. Y por qué? Pues porque no sabéis la cantidad de tiempo que tengo ahora y que uso en cosas realmente importantes! Importantes? Acaso no era importante aparejarse, disfrutar de las relacions sexuales, tener intimidad con alguien? Pues claro, lo era y lo es todavía, pero ahora ya NO ES NECESARIO. Ahora yo escojo cuando y cómo, sin presión, sin esa punzada de deseo urgente que a veces me empujaba a hacer tonterías. Ahora es sólo por el placer de gozar de una preciosa intimidad con la persona amada, con ese hombre que sabe respetar mis tempos, que sabe que mi placer es distinto ahora, que sabe que no hay prisa, que no hay meta, que no hay presión ni condición ninguna. Solo me interesa estar con ese tipo de hombre ahora.

Y entonces, en qué cosas realmente importantes invierto más tiempo? Pues en estudiar, leer, descansar, meditar, escuchar vídeos interesantes de Mindalia, por ejemplo, en hacer un voluntariado… En definitiva, en centrarme en mi benestar, en mi salud, en mi crecimiento personal, en la búsqueda de la sabiduría y del sentido de mi vida, y en mi aumento de vibración.

Bienvenida a esta bella etapa de tu vida, bella mujer, si estás pasando por el climaterio!

Bienvenida al momento de máximo esplendor de tu ser, de tu ser real, no de tu parte meramente material, sinó de TI.

Con mucho amor -que eso sí que va en aumento día a día- para todas las mujeres que están, o en algun momento llegarán a estar en este punto, y para todos los hombres que las acompañen con suficiente sensibilidad, respeto y sabiduría.

También te puede interesar

Tips para no excederse en las fiestas

Por Patricia Gabriela Robiano.- Siendo que en toda fiesta la comida ocupa un lugar protagónico, ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Twitter

Google Plus

YouTube

Google Plus

Follow Me on Pinterest