Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Plus
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Ni si ni no (para los que puedan abstraerse)

Ni si ni no (para los que puedan abstraerse)

Por Javier G. Delgado.- Por supuesto, hay otros colores que nunca tocamos para explicar algo que necesita estabilidad. Pero observa cómo he empezado: con un supuesto. O sea, te queremos decir que el sí o el no, son tan válidos como el no sé, o el qué dirán incluso. ¿Por qué no?  ¿Por qué sí? También te queremos decir que lo que importa es el lugar donde te encuentres. Encuentres viene de encuentro. ¿Sí? ¿No? Tal vez ¿? ¿¿¿ ??? ¿Se va entendiendo algo este lenguaje que ahora utilizamos? Y si hablamos aquí de encuentro, hablamos de tu encuentro.

Dicho de otra forma, lo que importa es tu encuentro contigo mismo/a y es precisamente lo que a ti te importa. Pues bien, nosotros, lo que queremos, si queremos algo, es que te siga importando. Y también queremos que te dejes llevar por todo lo que sigue. ¡Inténtalo! ¿Acaso pretendemos bloquear tu mente? Imagina que ya puedes tener la mente apagada por el tiempo que decidas, y sigues estando, seguir vas a seguir siendo. Sigue imaginando, lo ves todo sin pensamientos, hay como un vacío, un lleno al mismo tiempo, una ingravidez se acerca, cada vez está más cerca tuya y…, y puede que ocurra algo. Y lo que ocurra no va a ser un sí ni un no, simplemente te puede ocurrir la Vida. ¿Qué harías tras el bloqueo mental? Tras el bloqueo sabrías que puedes utilizar la mente de nuevo cuando quieras, pero…, sencillamente ahora no quieres porque te encuentras (otra vez la palabrita…) libre de los pensamientos ruidosos, fuera ya de esa cárcel.

Y ahora decides seguir sin pensar y, para ello, desaparece la utilización del sí y del no. Y no quieres pensar porque sabes que te encuentras, de nuevo, mucho mejor sin pensamientos, sin tengo que hacer esto tras aquello, tengo que levantarme o acostarme, o tengo que ver a alguien que no quiero ver… Tenías que pensar en tantas cosas… Nada de eso ya existe, y sin embargo, sientes que la vida ahora es como si fuera más intensa, todo se ha vuelto en un instante más vivo. Imagina ahora un sí y un no fundido en uno solo. ¿Puedes ver esta imagen? Haz un esfuerzo. ¿Qué cosa puede nacer de UN SI Y UN NO FUNDIDOS? Ahora te vuelves a plantear si serías feliz sin pensar siempre las mismas cosas. Y la forma de planteártelo es como si hubiese sido sin pensarlo. Sólo observa este nuevo planteamiento que te dice que vas a dejar atrás todos los sí y todos los no. Y TU MENTE te dice que no quedaría nada. O sea, estás en la nada. Porque lo que dice tu mente te importa. ¿Sí? ¿No?

Bueno, imagina nuevamente que no los sabes porque si ahora no hay pensamientos ahí arriba… Dije nuevamente, ¿lo viste? Y ahora ves que lo puedes ver nuevo aunque no pienses en nada. Vaya, otra vez la nada…, la nada aparece también demasiadas veces, ¿no te parece? Aparece y no te parece, dije… Ah, que no sabes porque ahora no piensas… Ahora vuelve a imaginar con la nada encima que…, alguien se acerca a ti y sin preguntarte en qué piensas, te pregunta ¿QUIEN ERES? Y…, no sabes dónde vas a meter todos los SÍ y los NO sin necesidad de esconderlos porque ya no están, pero puede que tengas el impulso de buscarlos, es como si se te hubiera extraviado la dualidad. ¡¡¡Has perdido los extremos y no te da vergüenza…!!! ¿De veras no te da? Sin esperarlo te acabas de convertir en un/a sin vergüenza. Y deseas seguir sin padecer más vergüenza…, ¿eso es ser más sin vergüenza? Pues te oigo decir que sí, porque la vergüenza, afirmas, solo te hacía pasar pudores antinaturales. Pero ya nada te para, y ahora observas que las palabras de este texto no piensan tampoco, que las estás leyendo al mismo tiempo que son escritas por ti con tu lectura. ¿No sería esto ya exagerado? ¿Sí o No?

Ya, comprendo, no quieres contestar por no darme un sí o un no. ¿Qué me das entonces? ¿¿¿Cómo??? ¿Has dicho una emoción? Pareces aprender más rápido que nunca, ¿sabes? Sí, te contesto que ya las apariencias tampoco te importan. Y todo por no pensar. Me das una emoción y ni te lo piensas… Ahora ya sabes que no puedes expresar una emoción sin sentirla antes. Y una vez que la sientes no necesitas describirla, sencillamente la llevas contigo. No te pares a pensar, sigue con ella. Ella es la vida, es lo que te comienza a suceder a partir del silencio. Puedes sentir, verás, este texto te dice que puedes sentir sin pensar. Y el texto ya acordamos que lo estás escribiendo tú, es tu lectura la que consigue que suceda cuanto quieras. ¿Pero qué quieres en realidad? ¡Sabes…!, te veo ahí parado/a, y me da la sensación de que jamás has ido a ninguna parte, que siempre estuviste ahí dentro de ti.

¿Te gusta esta nueva experiencia? Nunca has escrito así, ¿verdad…?,  y ahora ¿qué vas a hacer con tantas emociones y ningún pensamiento…? Ahí parado/a, sin necesidad de moverte me estás hablando sin palabras con tu felicidad, te veo brillante y tampoco precisas de la tan buscada brillantez cuando pensabas que la encontrarías pensando. O sea, que todo fue una especie de timo. ¿Te timabas a ti mismo/a? ¡¡¡No me digas…!!! ¿Sabes..?, te percibo emocionado/a abriendo las puertas de tu vuelo majestuoso sin que nadie se dé cuenta. Pero como ya no piensas, ni imaginas mientras escribes, lo que antes te importaba tanto lo que piensen los demás, ya se fugó también esa parte con la felicidad como rehén. Estas liberando otras zonas que antes tenías en prisión. ¿Estás oyéndome, Ser que no piensas? ¡¡¡Sin vergüenza!!! Sí, comprendo, la vergüenza se liberó también, cuántas cosas pasan también y todo por no pensarlo ni un momento.

¿Te parece que estoy jugando contigo? Entonces no entiendes lo profundo. Necesitas cansarte más para dejar atrás tus normas. Tus ideas de lo correcto o incorrecto que te esclavizan por adelantado para que ni te des cuenta. ¿Necesitas otro jarro de agua fría para espabilar? ¿No son muchos ya? Bueno, tú verás…

SÉ FELIZ, QUE TE VAS A ENCONTRAR ¡(sin esperar al sí o al no)!
¡¡¡  NO TE LO PIENSES MÁS   !!!
¡¡¡  Y un abrazo   !!!

Javier G. Delgado

www.javboh.wix.com/letjav

También te puede interesar

Envenenamiento verbal

Por Dulce Trejo.- A lo largo de mi vida escolar he tenido diferentes tipos de ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *