Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Noticias Positivas » Otros mundos posibles que caben dentro de una caja

Otros mundos posibles que caben dentro de una caja

“Todos somos parte del problema, pero también podemos ser parte de la solución”, así lo afirman Primitiva Palacios y Rocío Martínez, las dos almas del colectivo madrileño Dentro de la Caja, cuyo proyecto Cosiendo Conciencia pretende mostrar, a través de tres instalaciones de carácter artístico, la trastienda del mundo de la moda con el objetivo de concienciar a la gente sobre la importancia de su papel para cambiarlo y hacerlo más justo y sostenible.

El propósito de Cosiendo Conciencia, explican sus creadoras, es “plantear una reflexión sobre cómo un hecho tan cotidiano como es vestirse puede llegar a tener un fuerte impacto medioambiental y generar más desigualdades sociales a consecuencia del modelo de consumo imperante”.

La raíz del problema, según el colectivo, es “la cultura de usar y tirar, el consumo inconsciente y desaforado que no tiene en cuenta las consecuencias sociales y medioambientales negativas que provoca”. Frente a este modelo inadecuado, en Cosiendo Conciencia se “abordará que es posible contribuir a mejorar el mundo a través de pequeños gestos cotidianos, con un consumo crítico y sostenible, como ciudadanas y ciudadanos que realizan elecciones conscientes de cómo compran, usan y se deshacen de su ropa”.

Se trata de un proyecto compuesto por tres instalaciones pensadas para que el contenido llegue de forma visual y cada persona pueda hacer su propia lectura, dando pie a la participación, a la reflexión y al debate. Los espacios pensados para acoger estas instalaciones son principalmente centros escolares y culturales.

La primera de estas tres instalaciones se llama Acumulación. Ya ha sido exhibida en varios lugares, como el puesto PEC, dentro del Mercado de San Fernando, en el barrio madrileño de Lavapiés.

Consiste en un elemento vertical formado por pantalones vaqueros desechados y cosidos entre sí, que continúa en el suelo con varios grupos de pantalones hechos manojos para crear sensación de acumulación. Todo ello para poner el foco en los residuos generados por la actividad textil, así como en cantidad de materia prima que hace falta para fabricar prendas que acaban en la basura tras darles un uso escaso.

Las otras dos instalaciones están en estos momentos en fase de producción. “Todavía estamos recogiendo materiales para llevarlas a cabo, dentro de nuestra filosofía de aprovechar los recursos ya existentes”, explica a Noticias Positivas Primitiva Palacios.

Una llevará por nombre Estereotipos, y estará realizada con prendas y bolsas de plástico en los que habrá mensajes cosidos a máquina. Mensajes que pondrán de relieve la influencia de la moda y la publicidad para provocar cambios de actitud en las personas. Los cuales las llevan en ocasiones a incorporar comportamientos sexistas o hiperconsumistas.

La última instalación se llama Desigualdades, y denunciará la existencia de trabajo esclavo en las fábricas subcontratadas por las marcas de moda en los países del Sur. Estará compuesta por cajas de cartón estropeadas y ennegrecidas en el suelo, de las que saldrán en completo desorden plásticos y prendas, y entre éstos se encontrarán fotografías del modo de vida de las trabajadoras y trabajadores que confeccionan la ropa para las grandes marcas. También se aludirá a las numerosas tragedias laborales que han tenido lugar en los últimos años, como la tragedia de Rana Plaza, así como a la lucha que mantienen los trabajadores por sus derechos laborales.

Cosiendo Conciencia mostrará sus tres instalaciones en la exposición del programa cultural Luminaria01, entre el 14 y el 21 de marzo en los dos mercados del barrio de Usera en Madrid (Mercado de Usera y Mercado Municipal Jesús del Gran Poder).

Financiación a través del upcycling

Para poder llevar a cabo iniciativas como Cosiendo Conciencia –visitar las instalaciones no tendrá ningún tipo de coste para el público –el colectivo Dentro de la Caja ha diseñado una línea de productos realizados con materiales reciclados. “Estamos recuperando sillas de la basura, las cuales restauramos, incorporando camisetas viejas y vaqueros en dichos trabajos de restauración”, destaca Rocío Martínez. Algunas de estas sillas se pueden ver y comprar en la tienda de segunda mano y moda sostenible del proyecto Kambalachic, ubicado en las oficinas de Social&People (calle Emilio Carrere, número 4, Madrid).

DATOS DE CONTACTO:

http://www.dentrodelacaja.org

Imagen: Instalación Acumulación en el PEC.

La entrada Otros mundos posibles que caben dentro de una caja aparece primero en Noticias Positivas.

También te puede interesar

La generación del comercio justo

Los jóvenes británicos que han crecido en la era del mercado de un floreciente comercio ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *