Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Talleres
Talleres
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Pensamientos simiente » Pensamiento simiente 23 junio 2014: un mundo, una humanidad

Pensamiento simiente 23 junio 2014: un mundo, una humanidad

Una parte de la humanidad busca la unidad, lo que une, y más allá de ello la comunión. Es el nuevo paradigma

Otra parte insiste en el mundo de lo que separa, de lo que diferencia, de lo mío frente a lo tuyo, de las fronteras. Es el viejo paradigma.

Cuando se viaja ligero de equipaje, la unidad de la humanidad surge por doquier.

Las fronteras y las diferencias se desdibujan, desaparecen.

Surge un gran anhelo detrás de la frase “un mundo, una humanidad”.

Desaparece entonces la nación, y surge el mundo, la humanidad, un mundo sin banderas.

Algunos, a veces en sueños, pero más y más veces despiertos, captan el concepto de fraternidad universal y entienden la profunda unidad que existe en el mundo sutil.

Son dos visiones: la que mira adelante, abierta e inclusiva, y la que mira hacia atrás, cerrada y separativa.

Al morir, pueden envolvernos en una bandera, o dejar que nuestras cenizas se dispersen por el aire, para ya ser parte del mundo…

Todos somos miembros de una fraternidad universal, se nos dice una y otra vez.

«Individualmente, aisladamente, los hombres son débiles y sin poder. Su poder está basado en la unidad, en la armonía. Por esto, tan a menudo como podáis, pensad en esta familia universal que debéis formar a pesar de vuestras diferencias de carácter, de temperamento, de grado evolutivo, de medio social, de actividad… Dejad de lado todos estos detalles que no tienen ninguna importancia, ni representan papel alguno en la vida espiritual. Reforzad en vuestros corazones la convicción de que, a pesar de incluso vuestras divergencias, todos sois miembros de esta fraternidad universal cuyo origen no está en la tierra sino en el mundo divino. Cualquier empresa sólo podrá dar verdaderos resultados benéficos si los humanos toman conciencia de que actúan no como individuos separados, sino como miembros de un cuerpo colectivo cuya cabeza está en lo alto.»

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). “Pensamientos cotidianos”, Editorial Prosveta. Imagen: Expedición Mamostron-Kangri (India), agosto 2011 (foto de Jonás Cruces http://www.todovertical.com/)

También te puede interesar

Pensamientos de mayo: ¿cuáles son mis valores más profundos?

“Om shanti.  Los valores del mundo parecen a veces irreconocibles, pero los valores fundamentales de ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *