Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Pero es lo que hay!!! (Ho’Oponopono)

Pero es lo que hay!!! (Ho’Oponopono)

Por Rosa Francés Cardona (Izha).- No se vosotras pero yo estoy cansada de escuchar al final de cada conversación:
PERO ES LO QUE HAY!!!
En tiempos de COVID, vivimos horarios limitados, libertades limitadas, tiendas cerradas…
La mayoría de conversaciones suelen terminar hablando de esta nueva realidad, pues no quiero llamarla nueva normalidad. Para mí no es para nada normal.
Al final de la conversación aparece la coletilla: pero es lo que hay.
Yo muchas veces también la suelto sin querer.
Sin embargo no quiero que sea así, mi mayor libertad esta en mi mente y reside en como decido vivir cada momento.
Ante esta situación podemos posicionarnos de diferentes maneras:
Conscientemente
Desde el miedo
Depende de lo que haga percibiré la realidad que me rodea.MIEDO:
Desde la negación:
Hay un dicho que dice: “ojos que no ven, corazón que no siente”
Sin embargo el que no yo acepte o no quiera ver lo que hay a mi alrededor no lo elimina, seguramente cuando más lo quiera esconder mi mente lo hará cada vez más grande, creando un egregor (monstruo) que acabará devorándome.
Desde la angustia:
No dejo de darle vueltas, no me lo quito de la cabeza, veo bacterias en todo lo que toco, me encuentro segura en ningún lugar…Al final me recluyo en mi casa donde seguramente he montado mi “fuerte” y no dejo que nadie ni nada entre sin desinfectarle.
Desde la resignación:
No puedo más, soy víctima de todo, me quejo sin parar de mi desgracia… la desesperanza se apodera de mí y me inutiliza.
Buscando culpables;
No soy culpable de esto y los poderes/multinacionales/farmacéuticas son los culpables no yo y los demás les siguen el juego… Al final la intolerancia se apodera de ti.
Si damos poder a esto solo logramos que el MIEDO gobierne el mundo, dando poder a la idea de separación.
Sin embargo hay otra manera:
DESDE LA CONSCIENCIA:
Primero acepto, lo reconozco y luego lo transciendo.
Desde la aceptación:
No puedo cambiarlo, lo miro, lo estudio y actúo en consecuencia.
Aceptar no es resignarse, es muy diferente. Cuando aceptas estás dispuesta a reconocer que tienes que esto esta hay y que estas abierta a adaptarte y sabes que lograrás cosas que no te creías capaz.
El sentimiento que me invade en estos momentos es de paz.
Desde la oportunidad:
No puedo cambiar lo que veo, pero voy a buscar como crecer con ello.
Surgirán preguntas como:
¿Qué puedo hacer? ¿Qué puedo cambiar a nivel individual?
Esperanza es el sentimiento que predomina en esta etapa.
Desde el amor:
Acepto lo que hay, acepto a cada persona en su fase tanto de miedo como de amor; permito que cada cual evolucione a su ritmo.
En esa fase se ayuda sin pedir nada a cambio, se colabora con los demás, se olvida uno o una de uno mismo para pensar en los demás.
La emoción que lo abraza todo en esta fase es la del amor y la unidad.
¿En qué fase estás tú?
No es mala ninguna fase, lo importante es conocerla para poder salir de ella si está en la fase miedo, eso nos permitirá crecer y evolucionar
¿Dónde te encuentras tú?
Reconocer en qué fase estás te ayudará a salir de ella si estas en la fase del miedo.
Reconocer donde se encuentra una en estos momentos es una oportunidad de avanzar y crecer. Pues ahora sabes que tener miedo, estar enfadada, o encontrarte perdida no es el final, sabes que hay salida y que seguirás adelante.
También nos ayudará a comprender y no juzgar a las demás personas. Podrás saber que detrás de: esa rabia, gritos, enfados, depresión… realmente hay un sufrimiento una falta de amor.
¿Qué he descubierto yo en esta fase de “es lo que hay?
Primero no me enteré mucho, pues he sido de las personas que han seguido trabajando.
Luego entré en fase miedo, pues tuve algunos encontronazos con personas sumidas en miedo que me arrastraron a él.
Pasé por la fase negación, no miro, no escucho, no quiero saber nada.
He descubierto que me es muy fácil, en concreto demasiado fácil sacar de mi paz y volcar de nuevo en el miedo. Aunque detectar esto me ayuda a saber que puedo volver de nuevo al amor.
He sido una persona de no estar nunca en casa y de pronto he encontrado que no tenía orden en ella y el tener tiempo para colocar todo donde me gusta, me da la oportunidad de descubrir que ahora no quiero perderlo.
He descubierto un nuevo estado meditativo con mi perro y sus paseos.
He visto que no hay que dejar nada por sentado, todo cambia en una milésima de segundo y nosotros no podemos hacer nada por cambiarlo, solo adaptarnos y aceptar desde la rabia/miedo o el amor.
He descubierto que es fácil llevarnos al abismo y al miedo y que solo se puede salir de allí con la ayuda de los demás y que desde la confianza, la unión y el amor se puede superar todo.
He descubierto que cuando no podía más con Ho’Oponopono podía volver a un estado de paz y que eso ES LO QUE HAY realmente.
Miedo, guerra, rabia, enfados, angustia, tristeza & tranquilidad, paz, amor.
Nosotros podemos elegir, aunque no siempre lo recordamos y a veces necesitamos ayuda (y no pasa nada, no es malo) pero yo elijo vivir desde el amor, aunque me olvide de ello muchas veces, pero Ho’oponopono me lo recuerda.
Esta semana usaré la palabra gatillo:
Anestesia para el Alma: Para dolores físicos, emocionales, tristeza, angustia…
Y daré gracias cada día por:
Gracias, gracias, gracias a mis cicatrices, pues por cada resquicio de ellas hay una puerta para que entre la luz; anestesia para el alma, anestesia para el alma, anestesia para el alma.

También te puede interesar

El cambio interior no sucede desde el automatismo

Por Isa Campillos.- Las creencias que te enferman, llevan mucho tiempo contigo y es imposible ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *