Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Plus
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Red de Ayuda
Red de Ayuda
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Por un mundo sano

Por un mundo sano

Por José Miguel Ruiz Valls.- La Constitución española, en su artículo veinte, reconoce el derecho de todos, sin excepción, a expresar y difundir su opinión con total libertad y prohíbe, consecuentemente, cualquier tipo de censura previa ¿Significa eso que cualquiera puede mentir impunemente? No, significa que es un juez el que debe decidir si alguien ha mentido y ha causado un daño con ello. El caso es que yo puedo opinar que existen los duendes, las hadas, las sirenas, el Yeti, el chupacabras, el monstruo del lago Ness y nadie me censura por ello. Puedo opinar que hay agujeros negros en el espacio, o que las pirámides se construyeron con martillos de madera, o que se puede exorcizar demonios duchándolos con agua bendita, y puede que hasta me publiquen en medios de comunicación “serios”. Puedo opinar que el crecimiento económico puede ser ilimitado, o que la partidocracia es lo mismo que la democracia y hasta es posible que me den algún premio… ¿Puedo opinar pues sobre todo lo que me da la gana? Según la Constitución sí. Sus redactores dieron por supuesto que somos seres racionales con capacidad de discernir… ¿Se equivocaron?

Entonces, ¿cómo se explica que se esté censurando, sistemáticamente, a aquellos que opinan que el dióxido de cloro es el mejor desinfectante para el agua?.. ¿Podríamos desinfectarnos con eso los seres humanos, siendo que estamos hechos, principalmente, de agua?

Hay quien opina que la causa por la que se está censurando a todo el que habla bien de este producto es su toxicidad. Hay quien opina que su ingesta puede causar náuseas, vómitos y deshidratación y hay quien opina que puede causar incluso síntomas más graves… ¿Lo han probado? No, es tan solo su opinión, pero tiene derecho a expresarla… Pero, aunque así fuera, ¿justificaría eso la “caza de brujas”?.. ¿Quieres que te lea la lista de medicamentos “de venta en farmacias” que pueden causar graves fallos hepáticos, renales, cardíacos?.. ¿Quieres que te diga cuantos medicamentos legales pueden causar psicosis, suicidio?.. ¿Cuántos medicamentos psiquiátricos se salvarían? (Por poner un ejemplo).. ¿Quién los caza?

También hay quien opina que la razón es más bien económica; que se persigue por ser una estafa. Toda estafa es, por definición, una apropiación de fondos ajenos utilizando engaño para lograr ese “trasvase de  fondos”… Un ser humano te muestra, en un video, la manera de elaborar un producto, en tu propia casa… ¿Dónde está el trasvase de fondos?.. ¿Cómo es que nuestras paternales autoridades (Que ya no confían en nuestra capacidad de discernimiento) nos protegen de esta “estafa” y no nos protegen de todos esos “videntes” que pueden sacarte, perfectamente, cien pavos por una llamada telefónica?

Otros opinan que la verdadera razón por la que se censura el dióxido de cloro es porque sirve para curar muchas enfermedades de una manera fácil y barata, y eso arruinaría a casi toda la industria farmacéutica y a casi toda la industria medico-hospitalaria… ¿La ruina del negocio de la enfermedad?.. ¿La ruina del negocio más grande del mundo?.. Eso explicaría por qué a los médicos les cuesta tanto hablar.

Pero hay quién aún va más lejos y opina que los médicos no quieren admitir las supuestas bondades del dióxido de cloro porque, de admitirlo hoy, tendrían que explicar por qué no lo han utilizado hasta hoy. Tendrían que admitir que han dejado morir a unos cuantos miles de pacientes y eso es lo que realmente les “echa patrás”. Yo opino que eso no tendría mucho sentido porque, si esperan a mañana, tendrán que sumar unos cientos de muertos y si esperan otro día… ¿Cuántos muertos puede cargar un ser humano sobre su espalda?

Yo, por mi parte, opino que, para sanar, lo mejor es perdonar. Yo perdono totalmente, sin ninguna reserva, a todos los médicos que hablen y expresen su opinión libremente, hicieran lo que hicieran en el pasado. Yo estoy dispuesto a hacer borrón y cuenta nueva… ¡Todo sea por sanar un mundo enfermo!

 

También te puede interesar

Usa Tu Poder

Por Elena Cantero.- Cada uno de nosotros cuenta con un poder infinito en su interior, ...

2 comentarios

  1. Has hablado de la Constitución española y las garantías que brinda a los ciudadanos para poder expresarse libremente sin censura previa y tu artículo es un clarísimo resumen de lo que muchos de nosotros pensamos, por esta misma razón, me atrevo a afirmar que si ahora mismo con tu permiso reemplazo la frase «Constitución española» por otra que por ejemplo sea «Constitución ecuatoriana» y le añado el artículo correspondiente a la misma garantía de libertad de expresión sin censura previa, no habría que cambiar más nada porque tu exposición se ajusta al sentir de todos los ciudadanos del mundo o de la gran mayoría de países. Cuál es el bendito problema con el dióxido de cloro que lo desprestigian tanto???
    Nos han aislado, nos han separado, nos han llenado de miedo, nos han obligado a usar mascarillas para que respiremos nuestros propios gases y así enfermarnos, han permitido que muchos mueran y sus familias sufran sin ninguna piedad al rededor del mundo.
    Gobiernos, autoridades y medios de comunicación tradicionales son la argamasa putrefacta con la que se sostiene la corrupción que se desprende de toda esta supuesta pandemia o mejor dicho PLANDEMIA.

  2. Creo que son las voces suprimidas la mayor equivocación, el perdón permite un flujo sano, en neutralidad optimizable y que al perdonar los errores podemos dejar paso a aprender de ellos, no de dogma mas que de falta de voluntad o paciencia para ver el tiempo no lineal en el cual el aprendizaje sucede, ahí en adelante el decreto conciente de la realidad muestra la diferencia entre mago e ilusionista ….
    Jayaya!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *