Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Re-conectando con el amor y trabajando nuestros miedos

Re-conectando con el amor y trabajando nuestros miedos

Por Rosa Francés Cardona (Izha).- IMPRESCINDIBLE, sí o sí, indispensable es re-conectar con nuestro corazón.

Cuando digo corazón, me refiero al AMOR así como suena y en mayúsculas, el amor verdadero, el amor sin interés, el amor universal.

Ese amor es el verdadero motor del mundo ¿del mundo? Bueno, realmente es el motor de todo lo conocido y desconocido.

Cuando conectamos con él se genera una energía compasiva, potenciadora, dadora, agradecida y que se reparte hasta el infinito creciendo sin parar.

La energía del amor no critica, solo acepta.

La energía del amor no limita, solo potencia.

La energía del amor no pide, solo da.

La energía del amor no coge, solo agradece.

La energía del amor no envidia, solo anima.

La energía del amor no se defiende, solo libera.

La energía del amor no agrede, solo abraza.
La energía del amor no es densa, es etérea.

Así pues esta es la energía universal y verdadera.
Sin embargo en un mundo dual como es este tenemos al miedo.
El miedo es la primera y más básica emoción que sentimos, al abandonar nuestro pequeño y cómodo nido materno y nacer a un mundo que nos asusta, nos parece inquietante y amenazante.

El miedo es una emoción necesaria para poder activar nuestro instinto de supervivencia y este pone a nuestro organismo en estado de alerta. Esta es una emoción que no se puede postergar, el miedo se suma y/o se superpone a cualquier otra emoción.

Este activa a nuestro organismo para sobrevivir ante la alerta que acaba de detectar (tanto real, como imaginaria). Hoy esta emoción que fue tan necesaria para que nuestra especie sobreviviera, puede afectarnos a nivel psicológico e impedirnos llevar una vida normalizada

Ante el miedo hay tres caminos:
Lo reconozco y expreso (bien huyendo o luchando).

Me bloqueo y… este crece cada vez más impidiéndome vivir de forma normalizada.

Lo veo, me permito sentirlo y una vez identificado lo acojo y rodeo de amor.
La única emoción que sana al miedo es el amor. En realidad el amor lo sana todo.

¿Cómo eliminar el miedo de mi vida y sustituirlo por amor?

Primero y esencial es saber:

TÚ ERES MUCHO MÁS QUE TUS MIEDOS

TÚ ERES AMOR

También considero esencial informar que las demás emociones que catalogamos como “malas”: tristeza, ira, enfado, tristeza, culpa, vergüenza… Son en realidad una variante del miedo.

Así pues sigue estos pasos:

  • Identifica y dale un nombre a esta emoción que te saca de tu paz (ira, vergüenza, culpa, envidia…).
  • Intenta situarla en una parte de tu cuerpo.
  • Pregúntate: ¿cómo lo siento? ¿Qué es lo que siento? ¿Qué quiero hacer (huir, luchar, gritar…?
  • Permítete sentir, sin juzgar.
  • Cierra (si es posible) los ojos.
  • Comienza a respirar más despacio.
  • Siente tu cuerpo y la emoción.
  • Sigue respirando.
  • Cuando la respiración se vuelva lenta y pausada pregúntale: ¿Qué intentas decirme? ¿Qué puedo aprender de esto? ¿Qué significa para mí? ¿Quiero seguir sintiendo esto?
  • Permítete sentir.
  • Puedes empezar a envolver esta emoción con amor, sin prisa y sin expectativas.
  • Ahora puedes despedir a esta emoción con agradecimiento.

Así es como poco a poco alejaremos al miedo para estar más tiempo dentro de la energía del amor.
Sobre todo piensa que: por muy “dura” que creamos que es nuestra vida, hay vidas con mucha más carga y muchas de esas personas son felices y se levantan cada día con una sonrisa, alejando a sus miedos y atrayendo al amor.

Así que:

Sonríe

Permítete sentir

No te juzgues

Vuelve a sonreír

Y siéntete segur@ de que aunque tú no lo sepas/creas realmente eres amor y por ende es lo que tu alma/energía busca y anhela.
Y por si acaso:

Vuelve a sonreír de nuevo.

Rosa Francés Cardona (Izha)

También te puede interesar

Mirar nuestro Árbol familiar

Por Flavia Torregiani.- Nuestra manera de mirar e interpretar al mundo que nos rodea y ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *