Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Talleres
Talleres
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Sanar la relación con tu padre (Ho’Oponopono)

Sanar la relación con tu padre (Ho’Oponopono)

Por Rosa Francés Cardona (Izha).- El rol del padre en Ho’Oponopono:
El padre representa en nuestro inconsciente la fuerza y capacidad para ser capaces de materializar lo que somos y queremos; además en las mujeres nos vincula en las relaciones de pareja.
Un padre ausente física y/o emocionalmente (y no hablo de la distancia, hay padres que trabajan muy lejos y tienen que estar mucho tiempo fuera que son más cercanos que otros padres que siempre están en casa), genera: desánimo, falta de finalización de proyectos, relaciones dañinas…
Incluso cuando no encontramos nada que agradecer podemos agraderle la vida, agradecer que por los motivos que fuesen nos dio la vida; pensar que lo hizo lo mejor que supo, por mal que lo haya hecho (puede haber repetido patrones, sus padres tal vez eran igual, no fue querido…).
Tu niñ@ interior tiene que mejorar la imagen que tiene de la figura paterna.

¿En cuánto tiempo podré sanar las heridas con el padre?
Puedes tardar toda una vida y no conseguirlo, o…solo un segundo.
Todo se soluciona en el mismo momento que decides dejar de cuestionar y aceptas que es tal y como es y no como tú quisieras.

¿Cómo puedo empezar a sanar?
Vamos a realizar un ejercicio de re-conexión y plasticidad neuronal:
Ten en cuenta que este ejercicio puede mover muchos sentimientos y frustraciones reprimidas; así que date permiso para sentir y llorar si lo necesitas.
En este ejercicio debes de ser extremadamente sincer@ , no pasa nada si lo que sale no te gusta, piensa que las emociones enquistadas enferman.
Debes de realizar este ejercicio en extrema intimidad, lo que hagas, pienses, digas, escribas es personal, intimo y privado.
Una vez terminado el ejercicio y haz una pequeña y meditación quema la carta una noche de luna nueva para alejar esos sentimientos negativos y atraer nuevos sentimientos.

Conéctate con tu padre, piensa en esa figura que tienes un problema.
Escríbele una carta en la que debes de poner:
-Lo que necesitabas y no te dio.
-Lo que no te atreviste a decirle.
-Lo que no podías aguantar de él.
-Lo que hubieses querido que él te dijese.
-Donde te hubiera gustado que te llevase/comprase/diese.
-Como te hubiera gustado que fuese.
-Todos los temas pendientes que tienes con él.

Ten en cuenta que este ejercicio puedes tardar mucho más de un día en hacerlo.
No tengas prisa; si notas resistencias, no sufras, pasa a la meditación y vuelve sobre el ejercicio de nuevo; si así y todo no “pudieses” deja pasar unos días y vuelve a empezar, si es necesario haz solo unos puntos y avanza aunque sea despacio.

Rosa Francés Cardona (Izha)

También te puede interesar

La impernancia y los ciclos de la vida

Por Pauline Blanc.- Cuando aceptamos que nuestra experiencia humana se compone de ciclos, los cuales ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *