Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Sueños con nuestros seres queridos fallecidos. Parte I

Sueños con nuestros seres queridos fallecidos. Parte I

Por Sabrina Jenkins.- La muerte de un ser querido puede ser una experiencia traumática para algunas personas. Todos pasamos por las fases del duelo de diferentes maneras, estas fases son: la negación, la ira, la negociación, la depresión y la aceptación.

Cuando digo que cada persona experimenta las fases del duelo de una manera diferente, es porque cada persona vivirá su duelo depende de su nivel espiritual y nivel de consciencia. Hay unas personas quiénes pueden pasar de la primera fase, la negación, a la quinta fase, la aceptación muy fácilmente, como hay otras personas que simplemente pasan a la quinta fase rápidamente. Ser fuerte espiritualmente es un tema de varias encarnaciones, donde el alma adquiere no solo experiencia, pero también conocimiento, eso en si es otro tema para otro artículo.

Llevo ya casi dos décadas en este mundo de la mediumnnidad, y puedo decir que la muerte de un ser querido puede convertir al más escéptico en una persona fiel creyente de «la vida después de la vida». Para aquellas personas que no entienden el término de «la vida después de la vida», sólo me queda explicarles que este es un término que no sólo yo utilizo pero muchas otras personas lo utilizan. En realidad nuestra alma no muere si no se trasmuta, hace una transición desde plano al otro. Nunca morimos en realidad. Ahí es cuando de repente estas personas extremadamente escépticas pueden comenzar no sólo a ver a su ser querido que ya ha fallecido (cuyos casos en realidad son muy pocos), pero también comienzan a soñarlos repetidamente (estos son los casos que más se presentan entre las personas que han perdido un ser querido).

Cuando podemos ver un ser querido con nuestros ojos físicos, es una experiencia maravillosa que debemos apreciar completamente, ya que ellos gastan demasiada energía para poder manifestarse de tal manera para dejarnos saber que están bien. Como ya mencioné Este es un fenómeno que poco se presenta, no es en realidad muy común, pero si hay uno que otro caso por ahí. Lo que mayormente experimentan las personas que han perdido un ser querido, es soñarlos ya sea sólo una vez, o sueños repetitos. También los sueños les pueden pasar a diferentes familiares dentro del círculo de la familia, pudiendo pasar la misma noche o en diferentes noches.

Ahora te preguntarás ¿porqué es más común soñar a mi ser querido que poderlo ver con mis ojos físicos?

Yo simplemente he llegado a mi conclusión, nuevamente esta es mi conclusión mas no la impongo en absolutamente nadie, si no trato de explicar lo que siento que sucede de acuerdo a mi experiencia. Para que un ser querido pueda manifestarse o aparecerse ante nuestros ojos físicos requiere de mucha energía. El ser querido que ha de aparecerse, lo hará no sólo con la ayuda de nuestra energía pero también la energía de sus guías espirituales como también quizás otros seres queridos que ya estén con ellos en el otro plano, y claro que sí! su aparición tiene un propósito muy importante.

Les daré un ejemplo de una aparición. Esto sucedió más o menos en los años 1980s casi llegando a los 90s cuándo el hermano menor de mi papá a sus 24 años falleció de un cáncer a la pierna. Yo tenía tan sólo 4 casi 5 años de edad cuando mi tío falleció, pero recuerdo vívidamente el sufrimiento y el llanto de mi padre quién adoraba a su hermano como su propio hijo. Mi papá todos los días solía llorar por mi tío sin parar. Era un hombre que le daba pena que lo vieran llorar, así que en su trabajo utilizaba unas gafas oscuras, y cuando le daba las ganas de llorar sin control, tenía que salir corriendo con la excusa que iba para el baño o a fumarse un cigarrillo, pero se iba para un gran protrero lleno de pasto, árboles y naturaleza, donde lloraba inconsolablemente por unos minutos. Así lo hizo por muchos meses. Yo recuerdo mi papá como sufría en la casa por él y por su muerte. Le estaba costando mucho el luto y el dolor.

Un día como todos qué le dió por llorar en su trabajo, nuevamente sale corriendo para que no lo vean llorar hacía al potrero de su empresa Icollantas, y sosteniéndose de un árbol comienza su llanto, y se preguntaba «¿porqué mi hermano tenía que morir?!. En ese momento mi papá siente la presencia de mi tío…. Y mi tío le dice: «hermano no llores por mí, no sufras por mí, porque donde yo estoy es hermoso y estoy bien. Ya no tengo dolor». Todo su cuerpo se paralizó, ni siquiera fue capaz de mirar hacia atrás porque se sintió cobarde, pero sabía y sentía que la presencia de mi tío estaba detrás de él. Papá dice que sólo se secó las lágrimas y salió espantado de ese lugar corriendo lo más rápido posible, nunca ni jamás volvió a llorar por mi tío. Cómo podemos ver muchas veces las apariciones son para dejarnos saber qué no debemos sufrir y demos seguir adelante.

También te puede interesar

¿Qué es escuchar para tí?

Por Sandra Cano.- Escuchar es aceptar lo que el otro nos comunica sin juzgarlo, sabiendo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *