Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Youtube
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Talleres
Talleres
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Te deseo todo el caos del mundo

Te deseo todo el caos del mundo

Por Magnolia Arrunategui.- Y llámame como quieras. Maldíceme. Es igual. Seguiré deseándote tormentas, desolación, inminente destrucción. Vamos que yo quiero que tu mundo colapse miserablemente. Porque sólo cuando estás en ruinas, en el fondo terrible del abismo, a oscuras y haciéndote pis en los pantalones, es cuando verás ese grandioso chispazo de luz reflejando tu mayor potencial, tu grandeza, tu mejor versión, tu verdadero y poderoso ser.

‘La noche oscura del alma’ le dicen.

Ese momento en la vida en que todo se jode. Nada resulta. Te despiden del trabajo, la novia te deja, te desalojan, te rompes una pierna. Que sé yo. Las variables del infierno son infinitas y asombrosamente creativas.

Yo te deseo Colapso absoluto y total.

Entiende que todo esto, si te está sucediendo, no es casual. Es en realidad, el plan de tu alma. TÚ mismo, en tu tiempo ‘entre vidas’, elegiste el momento preciso en esta encarnación, para dar un salto cuántico espiritual a través del sufrimiento.

¿Te culparías a ti mismo por eso? Tú lo planeaste cuidadosamente y luego te programaste para olvidarlo.

Hiciste pactos con otras almas para ayudarte a despertar. Para que te den ese ‘sacudón’ aquí en la tierra. Acordaste con ellos que te traicionen, abandonen, desfalquen, rechacen, desprecien. Que te regalen esos golpes simultáneos casi mortales para eventualmente mirar fijamente a la suma de todos tus miedos.

Para que aprendas a enfrentar al miedo, hasta que el miedo: Te tenga Miedo.

Pactamos con muchas almas el papel que necesitamos que desempeñen en esta vida junto a nosotros. Y Tenemos que agradecer que estén respetando nuestro pacto. Buenos muchachos. Que sigan cumpliendo el rol que acordamos tendrían en esta encarnación . El jefe H de P. La novia infiel. El amigo chupasangre, el padre ausente. Todos interpretan un personaje en el teatro de tu vida. Y gracias a ellos, tú despiertas cada día un poco más.

¿Conoces a las langostas? Esos bichitos del mar que parecen camarones gigantes. Bueno, ellas nacen con una estructura externa, un caparazón que no crece al ritmo de su cuerpo. La tienen bastante complicada las pobres. Llega el momento en que tienen que decidir quitarse el traje, que es lo único que las protege de las inclemencias del mar, o morir estranguladas por su propio cuerpo.
Cuando ya no aguantan más, van y se buscan una cueva oscura y remota para refugiarse mientras dejan la protección de su antigua coraza y esperan a que les crezca una nueva, más fuerte, a la justa medida y perfecta.

Tú harás lo mismo. Solo cuando tu entorno se vuelva insoportable, insufrible, cuando estés al borde de medidas desesperadas, SOLO en ese momento, estarás preparado para tu nueva coraza. Tu nuevo traje. Más resistente. Más duro y fortalecido. Estarás listo para nacer varias veces en una misma vida.

Es un proceso, y como tal, hay que honrarlo y respetarlo.

Así de simple y crudo. Entiende esto y encontrarás paz.

Tu alma es inmortal. No eres un cuerpo. Eres espíritu teniendo una experiencia corporal. No al revés.

Hermoso ser de luz, comprende que el cuerpo y sus dolores, al igual que la mente y sus angustias son instrumentos de aprendizaje. Solo aprenderás fuera de tu zona de confort. La vida te empujará constantemente al filo de la cornisa. Hasta que haya aceptación plena de lo que ES y CERO resistencia a lo que sea que te esté sucediendo. Adaptación. Evolución. Expansión.

El mayor éxito en tu vida llegará cuando hagas cosas a las que le tienes miedo. Lee esto despacio: ‘Lo único que te detiene de hacer Exactamente lo que quieres, es el miedo’. Cuando lo conquistes, cuando ese miedo sea vencido, será tiempo de avanzar a dimensiones espirituales más elevadas.

La vida no te da lo que quieres, te da lo que ‘Necesitas’. Puesto que hay una sola ley constante e ineludible:

‘En el universo, al mismo tiempo que algo está muriendo, algo está naciendo también’.

Te deseo todo el caos del mundo.

SE LUZ.

 

También te puede interesar

La impernancia y los ciclos de la vida

Por Pauline Blanc.- Cuando aceptamos que nuestra experiencia humana se compone de ciclos, los cuales ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *