Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Plus
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Un cuento que sana

Un cuento que sana

Por Adriana Suarez.- Los seres humanos hemos utilizados las historias desde tiempos remotos. El cuento es el recurso educativo mas antiguo de la humanidad y fundamenta sus bases en los relatos trasmitidos oralmente desde tiempos antiguos. Relatos, que pretendían trasmitir de generación en generación, diversidad de información cultural (valores, conocimientos, tradiciones) con la intención de preservarla.

A través de los cuentos o historias que produzcamos y/o que escuchemos, conectaremos con nuestra inteligencia intuitiva, aquella que contiene el conocimiento de lo que es real y esencial, a diferencia de nuestra inteligencia racional, que aunque útil, es aquella que cuestiona y juzga, no dejando entrar la sanación sin antes cuestionar su validez y su aspecto lógico. Por el contrario, al conectar con nuestra parte intuitiva, conectamos con un gran poder sanador.

El poder sanador del cuento proviene precisamente del hecho que el cuento al estar vinculado estrechamente con el inconsciente colectivo (descrito por Jung) es una metáfora de la vida. Y es por este motivo que resuena en nuestro interior, e incluso, en el caso de los cuentos clásicos, perduran de generación tras generación.

En cuanto al cuento primordial personal, aquel que tuvo mayor repercusión en nosotros cuando eramos niños, es posible que encierre nuestro propósito de vida. Así que si quieres conectar y/o redescubrir tu “para qué vivir”, vuelve a conectar con el cuento que marcó y diseñó tus días de infancia; será un maravilloso recurso para guiar tu camino.

Un cuento que sana, y que por ende te conduce a tu crecimiento personal, es aquel que inspira en nosotros el deseo de elevar nuestra consciencia, permitiéndonos activar nuestros recursos internos y actuar a nuestro favor y en pro de nuestro bienestar y felicidad.

Una herramienta para esto, es transformar aquellas situaciones que necesitamos sanar, resolver o aclarar, en cuentos significativos y con finales que generen en nuestro inconsciente un cierre.

Y recuerda que tal y como nos hablamos a nosotros mismos y a los demás, produciremos una energía vital determinada. Así que permite que historias, cuentos y relatos hermosos e inspiradores guíen tu camino y conduzcan tu alma a la sanación que ya está dentro de ti. Todo es cuestión de elección.

También te puede interesar

Ho’Oponopono: agradecimiento versus abundancia

Por Rosa Francés Cardona (Izha).- ¿Cómo conseguir una energía de abundancia? Todos hemos oído alguna ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *