Mindalia.com
Mindalia.com
Mindalia Televisión
Televisión
Mindalia Plus
Plus
Mindalia Radio
Radio
Mindalia Noticias
Noticias
Mindalia Red de Ayuda
Red de Ayuda
Mindalia Music
Music
Mindalia Congresos
Congresos
Home » Artículos » Un curso ¿De Milagros?…o un manual de electro shock para locos soñadores

Un curso ¿De Milagros?…o un manual de electro shock para locos soñadores

Por Magnolia Fabre.- Nada irreal existe. Nada real puede ser amenazado. Abres el libro y ¡Bam! aquí estamos todos locos, tontos y dormidos. Enfermitos de odio y miedo. Es lo qué hay, no te escandalices mi escéptico amigo lector. Tampoco me creas todo lo que te digo o siempre serás carne asada de Gurú. Comprueba con tu propia experiencia todo aquello que postulo.

Vamos, que no venza la flojera, haz tu tarea.

Leerás por ahí, rebotando en el vasto telar del Google que todo lo sabe, infinidad de opiniones a favor y en contra sobre UCDM (Un Curso de Milagros) este fascinante ‘Manual para el soñador’ esta seductora ‘Guía hacia la iluminación’ que promete revolucionar esta y todas tus vidas venideras.

Pero…¿Funciona? ¿Vale la pena leerlo? Mira que son 1,376 páginas ¡Madre mía! Aquí no nos andamos con juegos. ¿Te estarás metiendo de cabeza en otro de esos libros sectarios que solo pretenden hacerte un ‘Brainwash’ para convertirte en un Zombie espiritual? ¿Acaso un soldadito de plomo religioso y obediente? ¿Un Cyborg que medita? Vamos a por ello.

Primero lo primero. Me urge sacar esto de mi sistema antes de continuar, quiero serte brutalmente honesta: Soy una feliz estudiante de UCDM y no he sentido jamás, en la historia de mis días, el amor incondicional, la paz y ganas de perdonar el oscuro mundo que todavía perciben mis ojos hermosos.

Ya está, lo dije. Ahora puedes irte o quedarte, it’s up to you.

No pienso detenerme a comentar sobre Helen Schucman ni Ken Wapnik, no me apetece, por ahora considero que no es necesario. Quizá en otra oportunidad, aunque lo dudo. (Aquí es donde haces tu tarea y Googleas ese par de nombres, gracias).

Esto probablemente lo sepas ya: tu cerebro es como un ordenador. No lo digo yo, lo dice la ciencia. Funciona de manera similar a una computadora. Para ingresar nueva información hay que teclear códigos de programación. Así aprende un CPU. El código de programación en el ser humano ingresa por repetición. Somos seres de rituales. Los milagros son hábitos (Dice UCDM) y deben ser involuntarios. Sumamos a nuestra rutina todo aquello que realizamos con constancia, así pues, lo volvemos parte de nuestra identidad. Herramientas que ‘El curso’ ejerce a su perfecto favor, pues repite la misma lección una y otra y otra vez, hasta el hartazgo, sin pausa alguna, hasta tatuarlo en la mente, como un estigma (sin el morbo, claro está) dejando a su paso una huella indeleble, venga pues, un hábito. Una nueva forma de pensar, una manera más creativa (en vez de destructiva) de contemplar el Universo entero y sus catástrofes.

365 lecciones impresas. Una por cada día del año (asumiendo que no sea bisiesto, obvio).

Habrán algunas que tentarán el estallido de tu masa encéfalo craneal: ‘Solo veo el pasado en esta mano’ (lección 7) ‘No veo esa cara tal como es ahora’ (Lección 9).

Tranquila, no corras despavorida, te puedes caer, es solo una manera de decir que vemos las cosas con la carga del pasado que les hemos asignado, no las vemos por lo que son justo aquí y ahora, sino por lo que han sido, reconociéndolas tan sólo por sus errores, sin darles la oportunidad de empezar de nuevo, de cero.

Tenme paciencia. Prometo que saldrás de aquí con ideas más claritas y aterrizadas.

Juzgamos todo lo que vemos. Le fijamos un valor. Aprobamos o rechazamos. Levantamos con rapidez olímpica, a cada instante, el dedo acusador, el dedo castigador, en eso nos llevamos la de oro.

Entendemos el mundo desde la dualidad. Dígase: El bueno el malo, lo bonito lo feo…lo blanco lo negro. Todo lo pasamos por el cruel filtro de nuestras creencias. Creencias y valores que nos fueron enseñados (programados) desde niños. El mundo que vemos no es el mundo real, es el mundo que interpretamos según el punto de referencia aprendido.

El Mito de la caverna de Platón lo ilustra bien.

*No hay grados de dificultad en los Milagros*

En el plano denso de tercera dimensión en el que vivimos, apenas alcanzamos a ver formas a las cuales destinamos cierto valor, lo mismo da si son cosas, situaciones o personas. Cada ‘Milagro’ resulta ser una decisión, una corrección de la percepción.

UCDM es un curso de re-programación mental.

‘Decidir de nuevo’ es nuestra misión. Que te la pienses un poquito más antes de emitir un juicio, antes de condenar al prójimo, antes de sentenciar a tu hermano al exilio emocional ¿cómo quieres ver las cosas? ¿desde el Amor o desde el Miedo?

‘El curso’ nos enseña a Perdonar.

Y perdonar es un acto de amor, es decir que estamos, en ultima instancia, aprendido a AMAR.

Cuando elijas ver cada acontecimiento o persona retratada en tu ‘Matrix’ con ojos amorosos, será una mirada compasiva, paciente y serena que te llenará de dicha. La Paz será tu prioridad. No caerás tan fácilmente en las trampas del Ego que solo pelea por tener la razón, que solo conspira a lo ‘Maquiavelo’ para conseguir cosas o Lograr títulos… llenarse de máscaras para colgarlas como trofeos en la pared.

Que belleza cuando entiendes que ‘ceder’ no es lo mismo que ‘rendirse’ ni ‘aceptar’ lo mismo que ‘resignarse’. Que bonito cuando das segundas oportunidades. Que rico cuando no escuchas para responder sino para entender.

No es sencillo resumir en menos de mil quinientas palabras un libro espiritual de casi mil quinientas páginas. Te juro me iré caminando feliz por donde vine si logro, al menos, dejarte con una duda razonable e inquietante en el corazón. Una pregunta con urgencia de respuesta. Me iré tranquila si logro prenderte el bichito de la curiosidad. Y así un día de estos, cuando todo lo demás halla fallado, cuando camines un poco dispersa por la calle, absorta en lo abstracto, a tu ritmo delicado y confidente, con un café calentito entre tus manos y un poco de llovizna gentil en tu cabello castaño, encuentres una librería a tu paso y te preguntes en silencio, para ti solita…¿lo tendrán? ¿Tendrán el librote azul de mil quinientas páginas? Ese que te enseña a Amar…

…mmm… nada pierdo echando un vistazo …

También te puede interesar

El despertar, camino de no retorno

Por Isa Campillos.- El punto de no retorno en la toma de consciencia, es inevitable. ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *